lunes, 3 de marzo de 2014

Venezolanos se unen en oraciones por la paz del País




"Mucha gente está rezando y va a Misa. Vemos los templos llenos no solo en la misa dominical, sino en días de semana”, comenta Mónica Citton de Caracas, quien cuenta que en la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, donde es catequista, hace años rezan por la paz en el país.

Caracas, 03 de marzo de 2014. En medio de la difícil situación que se vive en Venezuela a raíz de la inestabilidad política y económica que ha desencadenado en diversos hechos de violencia contra la población, muchos venezolanos han decidido luchar de manera distinta por la paz, uniéndose en diferentes actividades espirituales a nivel local, nacional e incluso internacional.

“En los diferentes edificios la gente se reúne a rezar rosarios, en las plazoletas de las urbanizaciones sacan imágenes de la virgen y rezan”, explica Mónica, y agrega que también se hacen cadenas de oración que se difunden en las redes sociales y mensajería como Whatsapp, además de novenas a la Virgen de Coromoto.

“Después de ver noticias de muertos, heridos y desaparecidos de mi entorno, rezo con más fervor”, dice Mónica, encargada de la difusión de estas actividades donde cada vez participa más gente.

Esto “se realiza en todas las parroquias, arquidiócesis y diócesis de Venezuela”, explica el matrimonio de Pedro Arias y Victoria Muñoz, miembros del Departamento de Pastoral Familiar e Infancia de la Conferencia Episcopal de Venezuela, y que conducen el programa “El Magazin de la mañana” de los días sábado en Radio María de Venezuela.

El objetivo de estas cadenas de oración y rosarios comunitarios es orar “por la paz de Venezuela y también para que nuestro buen Dios proteja a tantos estudiantes y venezolanos, que en general claman por justicia”, enfatiza el matrimonio que también realiza estas actividades hace años. “Es algo muy gratificante  y que realmente te pone en contacto con Dios”, comentan.

“Todo esto está ayudando a que crezca la fe de las personas que no eran tan asiduas a la Iglesia”, dice Mónica Citton, y agrega que incluso “Muchas familias participan juntas, muchas señora han logrado atraer a sus esposos a actividades de la iglesia y a los jóvenes”.

“El Rosario es el arma más poderosa que tenemos los cristianos”, comenta el matrimonio Arias Muñoz, y explican que mantenerse en oración “Da esperanza y fuerzas para seguir adelante sabiendo que hay un Dios que nos escucha y vela por todos nosotros los venezolanos”. Es por eso que hacen un llamado a “no desfallecer”, pues “Dios siempre nos oye y quiere lo mejor para el pueblo venezolano, por lo tanto tenemos que orar con mucha fe”.

Para este domingo 2 de marzo, el Arzobispo de Valencia, Mons. Reinaldo del Prette, solicitó a todos los sacerdotes y párrocos que se realice una hora de Adoración al Santísimo Sacramento antes o después de Misa, “para pedir por la paz y la reconciliación de los venezolanos.

Apoyo Internacional

Las instancias de oración y apoyo al país traspasaron fronteras, y bajo el lema “SOS Venezuela” se han realizado diferentes manifestaciones en el mundo, rechazando los hechos de violencia y pidiendo por la paz y reconciliación del país.

Es así como en Chile se realizará este domingo 2 de marzo en el Cerro San Cristóbal, en Santiago, una caminata y Misa por la paz en Venezuela.

Marcela Andujar, venezolana residente en Chile, cuenta que esta actividad no es la primera que se realiza, y que además de los venezolanos que viven en el país, están todos invitados a participar de esta instancia donde además de subir el cerro, se ofrecerá una Misa en el santuario a los pies de la imagen de la Inmaculada Concepción, en la cima del San Cristóbal.

Oración por Venezuela

Esta es la oración promovida por la Conferencia Episcopal, que se reza diariamente a la Virgen de Coromoto, patrona de Venezuela, en todas las iglesias del país:


Jesucristo, Señor Nuestro, acudimos a ti en esta hora
de tantas necesidades en nuestra patria.
Nos sentimos inquietos y esperanzados,
y pedimos la fortaleza como don precioso
de tu Espíritu.

Anhelamos ser un pueblo identificado con el respeto
a la dignidad humana, la verdad, la libertad,
la justicia y el compromiso por el bien común.

Como hijos de Dios, danos la capacidad de construir
la convivencia fraterna, amando a todos sin excluir a
nadie, solidarizándonos con los pobres y trabajando
por la reconciliación y la paz.

Concédenos la sabiduría del diálogo y del encuentro,
para que juntos construyamos
“la civilización del amor”, a través de una real
participación y de una solidaridad fraterna.

Tú nos convocas como Nación y te decimos:
Aquí estamos, Señor, junto a nuestra Madre,
María de Coromoto, para seguir el camino
emprendido y testimoniar la fe de un pueblo que
se abre a una nueva esperanza. Por eso todos
juntos gritamos:
¡Venezuela!¡Vive y camina con Jesucristo,
Señor de la historia!
Amén
.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.