lunes, 3 de marzo de 2014

Iglesia insiste en llamar a la paz y sugiere “medidas de gracia”

TESTIMONIO: La hermana Lorena Perata ha sido una de las tantas personas que en Venezuela han sufrido la fuerte represión del gobierno dirigido por Nicolás Maduro; pero también de manera pacífica ha enfrentado a la Dictadura con su Rosario en Mano, con La Biblia y la Bandera Nacional. 
Foto Modificada y Publicada en Facebook

El pasado 12 de febrero la religiosa apoyaba en la ciudad de Barquisimeto, estado Lara a los estudiantes que se reunieron para celebrar y protestar durante esta fecha patria por la inseguridad, la escasez de alimentos, la detención arbitraria de universitarios y otras situaciones que se padece en este país. 
La Hermana Perata fue detenida y conminada a que acompañara a un grupo de funcionarios de seguridad nacional quienes luego agredieron de igual manera con bombas lacrimógenas a los estudiantes congregados en esta ciudad.
******************* 

Venezuela en Vísperas del Miércoles de Ceniza 2014

Este cinco de marzo cuando el gobierno conmemora un año del fallecimiento de Hugo Chávez, los católicos entrarán en la etapa de Cuaresma con un Miércoles de Ceniza que se avizora como un momento en el que pudieran ocurrir cambios trascendentales en Venezuela. Previo a esto, Monseñor Ubaldo Santana pidió la paz para el país, el respeto a los derechos humanos y rechazó la celebración de los carnavales debido al fallecimiento de 18 personas como consecuencia de la represión del gobierno a las protestas estudiantiles.  
Ramón Antonio Pérez
Maracaibo, 03 de marzo de 2014.- Diversas han sido las acciones con que la Iglesia Católica de Venezuela ha expresado su rechazo a la violencia surgida de parte del gobierno nacional para reprimir las manifestaciones estudiantiles y que han generado a la fecha dieciocho personas fallecidas. La iglesia ha realizado llamados a la paz, oraciones ecuménicas y celebraciones eucarísticas en diversos templos del país; y además, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), atendiendo las voces de los sectores políticos en conflicto, ha expresado su deseo de servir de mediadora, y durante su participación en una comisión de paz convocada desde Miraflores, sugirió “medidas de gracia” para solventar el conflicto.
Todo ello se genera en un ambiente de aletargadas fiestas de Carnaval que el gobierno insiste en celebrar a pesar de las víctimas mortales como consecuencias de las protestas, centenares de heridos y detenidos, así como reportes de personas desaparecidas.
Adicionalmente, para este cinco de marzo, el gobierno prepara un “gran desfile cívico militar para conmemorar el primer aniversario del fallecimiento de Hugo Chávez”, con la asistencia de algunos mandatarios de otros países, buscando un apoyo internacional que a todas luces ya se nota frágil allende las fronteras venezolanas.

No hay nada que celebrar


El Arzobispo de Maracaibo, Monseñor Ubaldo Ramón Santana Sequera ha expresado que “mientras 18 familias venezolanas lloran a sus seres queridos asesinados en las semanas de manifestaciones, y otras 261 oran por la salud de sus parientes heridos, no deja de resultar contradictorio el llamado de celebración de los carnavales por parte del Ejecutivo nacional”, según reportan medios locales.

La autoridad eclesiástica señala que los días de asueto deben servir para meditar acerca de lo que acontece en el país, más no para mostrarse indiferente ante los que continúan en las calles con sus reclamos.

“Pienso que no es momento de llamar al pueblo a celebrar nada. Yo espero y estoy seguro de que la gran mayoría de los venezolanos van a tomar este tiempo para meditar sobre lo que pasa en nuestro país. Todos debemos interesarnos por los que continúan en la calle, los que han sido heridos y los que lamentablemente perdieron la vida”.

Monseñor Ubaldo Santana rechazó la posición radical asumida por algunas autoridades del gobierno central, como las declaraciones emitidas por Héctor Rodríguez, ministro de Educación, en las que expresó: “no es que vamos a sacar a la gente de la pobreza para llevarlas a la clase media y que pretendan ser escuálidos”. Cabe referir que el adjetivo “escuálido” ha sido usado desde comienzos del gobierno de Hugo Chávez para descalificar y humillar a los opositores.

Para el religioso la labor de un gobierno, sea cual sea su tendencia, es vencer la pobreza, no solo para elevar el nivel de vida de su pueblo sino su dignidad. Al tiempo que los hace capaces de incidir cada vez más en la transformación de la nación, escribió la periodista Verónica Albarrán.

“Con este tipo de declaraciones nuestro pueblo más necesitado no solo no tiene chance de salir de la pobreza desde el punto de vista económico, sino de la pobreza cultural. Este Gobierno no debe tener miedo a educar  y sacar a los pobres de su miseria. Hay que darles la oportunidad de salir adelante”, dijo el Prelado.

Medidas de Gracia para resolver el conflicto


Por otra parte, Monseñor Jesús González de Zárate, secretario general de la CEV, manifestó durante la segunda reunión de la Conferencia Nacional por la Paz convocada por Nicolás Maduro, este viernes 28 de febrero en el Palacio de Miraflores, la intención de la Iglesia católica de ponerse a la orden para mediar en el diálogo entre el gobierno nacional y los estudiantes que protestan desde hace tres semanas.

Monseñor Gonzáles de Zárate, quien también es Obispo Auxiliar de Caracas, pidió un gesto a las partes para acoger a todos los venezolanos, para contribuir al “clima de paz”, y reiteró  que en todos los sectores se producen manifestaciones y el Estado tiene que encargarse de acoger a todos.

Insistió a la Defensoría del Pueblo que los informes sobre las protestas se liberen también en el ámbito nacional, y llamó a los sectores ausentes de la reunión a que participen. “Yo creo que es posible el diálogo, hay que buscar los modos para que llegue a darse”, dijo el secretario general de la CEV.

Como colofón de su intervención, reiteró que el Episcopado ha insistido desde hace tiempo en las medidas de gracia, “que no le hemos puesto nombre”. Sin embargo, esta sugerencia enardeció al gobernador del estado Anzoátegui, profesor Aristóbulo Istúriz quien reventó en ira contra la Iglesia y el periodista Vladimir Villegas. 

Todo esto ocurre en vísperas del Miércoles de Ceniza, este cinco de marzo, cuando los católicos entrarán en la etapa de Cuaresma (reflexión y arrepentimiento), fecha en la que se podrían generar importantes cambios en Venezuela.  

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.