jueves, 6 de febrero de 2014

Obispos de Centroamérica y del Caribe Iniciaron Seminario de Comunicación en Cuba



“SE DESARROLLA EN UN CONTEXTO MUY DIFÍCIL”
Desde este miércoles 5 de febrero, treinta y cinco obispos reflexionan en La Habana sobre el mensaje del Papa para la Jornada de las Comunicaciones Sociales: “Comunicación al servicio de una auténtica cultura del encuentro”, y que tendrá como objetivo ofrecer herramientas para mejorar las estrategias de comunicación en sus diócesis. Por su parte, la Agencia Zenit resalta que el seminario se desarrolla en un ambiente donde “todo está muy controlado” por el Gobierno comunista.
 Ramón Antonio Pérez
Fotos: Padre Ariel Beramendi
La Habana, 6 de febrero de 2014.- En horas de la mañana de este miércoles 5, se dio inicio en la Casa Sacerdotal “San Juan María Vianney”, en La Habana, el Seminario para Obispos “La Comunicación al servicio de una auténtica cultura de encuentro”, con la presencia de Monseñor Claudio María Celli, presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, Monseñor Adalberto Martínez, Presidente del Departamento de Comunicación del CELAM y treinta y cinco obispos procedentes de nueve países del área de Centro América y del Caribe.
Según informó el Padre Ariel Beramendi, “la eucaristía inicial fue presidida por el Cardenal Jaime Ortega Alamino, arzobispo de La Habana”, quien “en su homilía dio la bienvenida a sus hermanos obispos y resaltó cómo el CELAM desde sus inicios ha sido pionera en caminos de encuentro y unidad”.
El Primado de Cuba hizo notar que “computadoras, memorias en las que podemos guardar mucha información, redes…. a veces son cálculos necesarios… pero eso no es lo fundamental”. Enfatizó que “somos transmisores de vida de realidades que no pueden contabilizarse, en las que Dios irrumpe. La iglesia no busca poder con la comunicación, sino que sale a buscar al hombre de hoy, para presentarle la misericordia y amor del Dios que sale a su encuentro”.

Destaca la información que el Presidente del CELAM, Monseñor Carlos Aguiar Retes, se hizo presente en la jornada inaugural a través de un video mensaje, en el que partía de las enseñanzas del Papa Francisco y de lo vivido durante de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano celebrada en Brasil en 2007.
En su video mensaje habló acerca de “cómo debemos entender en estos tiempos para la nuestra Iglesia la eclesiología de comunión (…) se inició sin documento, se realizó en un santuario mariano, se prolongó en un compromiso pastoral en la Misión Continental y la presencia mariana en toda América Latina, que bajo títulos particulares en cada región es expresión de nuestra catolicidad”.
En su intervención Monseñor Aguiar decía, siguiendo al Papa Francisco en su encuentro con los obispos el pasado 28 de julio de 2013 en Río de Janeiro, que es condición indispensable y punto de arranque, la conversión pastoral.
“Una iglesia de discípulos misioneros, que recuerde no buscar su propio beneficio sino servir a las necesidades de nuestros prójimos, una iglesia que sea más cercana para que propicie el encuentro. El Obispo, que sea servidor de su diócesis, servidor de su Iglesia. Este Seminario ha de servir a todos para ser “mejores servidores”, dijo.
El encuentro que es promovido por los departamentos de Comunicación y Misión y Espiritualidad del CELAM, y el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, se replicará en todo el continente durante el presente año, y cuenta con la participación de especialistas en materia de comunicación venidos de Italia, Ecuador, Chile, Argentina, Uruguay, España y Cuba.
Según refiere el Padre Beramendi, “la metodología escogida, a través de conferencias y talleres, facilitará la reflexión y el diálogo sobre la comunicación desde una visión eclesial y pastoral”. También se abordarán “temas relacionados con las nuevas tecnologías y el anuncio del mensaje del Evangelio en los nuevos ambientes comunicativos”. 
Explicó Ariel Beramendi que “para muchos fue significativa la elección de La Habana para la realización de un seminario de este tipo, dada las conocidas dificultades en materia de conectividad y accesibilidad que la Isla presenta y la imposibilidad de una presencia sistemática de la labor pastoral de la iglesia en los medios de comunicación”.
Sin embargo, resalta el sacerdote y comunicador: “no es este el primer evento que el CELAM convoca en los últimos años con la capital cubana como sede; en el 2007 se celebró en este mismo lugar su Asamblea Ordinaria, y en el 2013, la reunión del Departamento de Pastoral Juvenil del CELAM”.
El contexto en que se realiza en Seminario
FOTO REFERENCIA: Las Damas de Blanco en diversas ocasiones han sido objeto de los ataques y detenciones por parte del gobierno cubano.
Por otra parte, un boletín de la Agencia Zenit habla del contexto en que se realiza este seminario, toda vez que el mismo se está desarrollando en un ambiente donde “todo está muy controlado”, y no se pueden conocer más detalles del mimo.
En tal sentido refiere que en Cuba desde el martes 28 y miércoles 29, especialmente en La Habana, 33 países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) se reunieron en una cumbre inaugurada por el mandatario anfitrión, Raúl Castro. La administración de Obama se declaró "decepcionada" de que los líderes de América Latina y el Caribe que fueron a la isla a participar en la cumbre del bloque, no condenaron el sistema de partido único de los Castro. Y el secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-Moon se reunió con Fidel Castro y planteó a los funcionarios del gobierno castrista la necesidad de consolidar las libertades y que Cuba ratifique los tratados sobre derechos humanos.
El único presidente que se reunió con disidentes de la Isla, fue el de Chile, Sebastián Piñera, que encontró a la líder del grupo opositor, Berta Soler, apenas terminada la cumbre de jefes de Estado de la Celac. Se reunió también con el cardenal Jaime Ortega, aunque no trascendieron los contenidos de la conversación. El purpurado cubano medió con Castro la liberación de decenas de disidentes en 2010.
De otro lado, la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) indicó en un comunicado que durante enero de 2014 el gobierno de Raúl Castro cometió, al menos, 1.052 detenciones arbitrarias con el objetivo de “silenciar las voces disidentes” durante la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).
El comunicado indica que “predominaron los secuestros policiales sin dar a conocer el paradero de los detenidos ni permitirles comunicarse de inmediato, vía telefónica, con sus familiares o abogados”. La Comisión asegura, además, que han sido documentadas denuncias de opositores de "al menos 79 agresiones físicas, 91 actos de hostigamiento, 89 'actos de repudio' y 53 actos vandálicos" contra sus hogares durante la realización de la Cumbre.

La CCDHRN apunta que en total, ese mismo mes, 179 disidentes cubanos fueron "agredidos físicamente"; 153 sufrieron los llamados "actos de repudio" y una cifra igual padeció “otras formas de hostigamiento” como “acciones vandálicas” en sus hogares.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.