miércoles, 8 de enero de 2014

Conferencia Episcopal recibe documento ante violencia que sacude a Venezuela



El dirigente político Pablo Medina instó a la Conferencia Episcopal Venezolana a que proponga la creación de una comisión de la verdad como un primer paso en la búsqueda de una paz duradera. "Si este gobierno, otorga la libertad a los presos políticos, sería la oportunidad para ir a un diálogo verdadero", dijo Medina.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic 

Caracas, 8 de enero de 2014.- El dirigente político Pablo Medina, en compañía de José García Urquiola, secretario general de Democracia Renovadora, Pedro Véliz, Presidente del Bandera Roja y el abogado Marcos Cardozo, hicieron entrega este martes a Monseñor Diego Padrón, Presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana de un documento ante lo que definieron como, "La más grave situación de violencia y anarquía que haya vivido el país y el poco interés que tiene el Gobierno nacional en hacer frente a esta tragedia nacional". 

Destacó Pablo Medina: "Venezuela vive un infierno. A nombre de un grupo de venezolanos queremos llamar la atención sobre los graves problemas del país, en especial cuando el Papa Francisco habla de la fe y de la verdad. Urge en el país hacer una cruzada por la verdad porque la política del Estado es del secreto y la oscuridad".

Aseguró que entre los elementos que a su juicio sostienen esta tesis, se encuentran el que aún no se conoce la partida de defunción, la autopsia, el testamento y la verdadera ubicación del cuerpo del ex Presidente Hugo Chávez, así como tampoco la partida de nacimiento del Presidente Nicolás Maduro. "Hacemos entrega de este documento ante la Conferencia Episcopal por considerar a este órgano como un receptáculo moral, social, religioso y espiritual de buena parte de la población".

"Comenzamos el año 2014 con una deuda moral, política y social que se acrecienta con los casi 600 muertos del pasado mes de diciembre y ahora, con el terrible crimen que conmueve a la sociedad venezolana de la artista Mónica Spear y su esposo. Hay todo un baño de sangre por parte de la delincuencia armada y protegida por el Estado. Esto es algo que tiene que acabar cuanto antes", señaló.

Agregó el dirigente político que el "drama de esta situación es que el régimen no está dispuesto a poner un freno por más que se le hagan llamados políticos, democráticos o espirituales. Es una situación muy complicada cuando el propio Ministro de relaciones interiores, mientras pontifica sobre la seguridad en Venezuela, tiene una acusación reciente, por el Tribunal internacional de La Haya, por haber participado en crímenes de lesa humanidad".


Instó a la Conferencia Episcopal a que proponga la creación de una comisión de la verdad como primer paso en la búsqueda de una paz duradera. "Si este gobierno, otorga la libertad a los presos políticos y refugiados, sería la oportunidad para ir a un diálogo verdadero. Simonovis es inocente porque el autor material e intelectual de los acontecimientos del 11 de abril de 2002, que fue Hugo Chávez, murió.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.