domingo, 12 de enero de 2014

CARDENAL UROSA: “Los venezolanos tenemos que encontrarnos como hermanos”


 MISA DE LA JORNADA MUNDIAL POR LA PAZ EN CARACAS

“En nuestras iglesia estamos llamando permanentemente a que vivamos como hermanos, a que dejemos a un lado el odio, el egoísmo, la indiferencia, el rencor. Que verdaderamente nos encontremos todos como hijos de Dios y hermanos de Jesucristo Nuestro Señor”, dijo Urosa al concluir la Misa por la Paz.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic 
Fotos en: Facebook

Caracas, 12 de enero de 2014.- El Cardenal Arzobispo Jorge Urosa Savino, presidió este domingo una eucaristía en la Catedral Metropolitana de Caracas, con motivo de la Jornada Mundial por la Paz convocada por el Papa Francisco, recordando que en Venezuela “estamos llamados a vivir la hermandad”, e insistiendo en la necesidad de “renovar el sentido de fraternidad”.

El Cardenal Urosa Savino estuvo acompañado por el presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), y arzobispo de Cumaná, Monseñor Diego Padrón Sánchez; por  el Encargado de Negocios de la Nunciatura Apostólica, Monseñor Rüdiger Feulner, así como de sus obispos auxiliares: Monseñor Tulio Ramírez y Monseñor Jesús González de Zárate, también secretario general de la CEV.


Igualmente asistieron representantes del cuerpo diplomático acreditado en el país, como el embajador de Italia, Paolo Serpi, además de algunos delegados de Libia, quienes presentaron sus saludos al Arzobispo de Caracas. También asistió el doctor Walter Boza, en nombre de la dirección de cultos del ministerio del poder popular para relaciones interiores y justicia, junto a otros enviados del ejecutivo nacional.


El Cardenal Urosa condenó la “violencia asesina” que existe en el país. “No puede ser que haya tanta violencia, tantos muertos, tantos enfrentamientos entre venezolanos, y tantos asesinatos por razones absolutamente deleznables”. Y añadió: “Tenemos que encontrarnos como hermanos. Ese es el gran mensaje de Jesucristo que nos da el Papa Francisco, y que quiere hacer más vigente en el año 2014”, dijo.

Felicitaciones para Monseñor Pietro Parolín como nuevo Cardenal


De igual manera, el Purpurado en nombre de la Iglesia venezolana, felicitó la creación de Cardenal conferida a Monseñor Pietro Parolín, actual secretario de estado del Vaticano, quien hasta hace poco fue Nuncio Apostólico de Su Santidad en Venezuela.

“El Papa ha anunciado algo que era casi seguro, que el Nuncio Apostólico en Venezuela, Su Excelencia Monseñor Parolín, va a ser hecho Cardenal en el próximo Consistorio. Para mí es una gran alegría. Fue un gran amigo y un gran Nuncio en Venezuela. Estoy seguro que hará una gran labor en su cargo como secretario de estado, y con su nueva jerarquía de Cardenal”, dijo el Primado de la Iglesia venezolana.

“La fraternidad extingue la guerra”


Por su parte, Monseñor González de Zárate, responsable de predicar durante la homilía, resaltó los llamados a la paz mundial hechos por el Papa Francisco. “El corazón de todo hombre y de toda mujer alberga en su interior un anhelo indeleble de fraternidad que nos invita a la comunión con los otros. La fraternidad es una dimensión esencial del hombre sin la cual es imposible la construcción de una sociedad justa, y de una paz estable y duradera”, dijo citando al Sumo Pontífice.

Indicó el Obispo Auxiliar de Caracas, que el relato bíblico en el que Caín mata a su hermano Abel y luego es interrogado por Dios: “¿Dónde está tu hermano?”, muestra “el significado último del origen de la sociedad y la evolución de las relaciones entre las personas y los pueblos”; además, “nos enseña que la humanidad lleva inscrita una vocación a la fraternidad: ser hermanos a pesar de las diferencias”.

Hizo un llamado a “educar y educarse, no para considerar al prójimo como un enemigo, un adversario al que hay que eliminar; sino como un hermano”.

Citando nuevamente a Francisco, denunció las “múltiples formas de corrupción” contenidas en “el drama lacerante de la droga; en la devastación delos recursos naturales y en la contaminación; en la tragedia de la explotación laboral; en el blanqueo ilícito de dinero; en la especulación financiera; en la prostitución; en la trata de seres humanos; en los delitos y abusos contra los menores; en la esclavitud que todavía difunde sus horrores en muchas partes del mundo; en la tragedia desatendida de los migrantes; y en las condiciones inhumanas de muchas cárceles”. 

Finalmente dijo que “urge construir el dialogo y la reconciliación”, porque “la fraternidad tiene necesidad de ser descubierta, experimentada, anunciada y testimoniada”. 






VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.