jueves, 13 de junio de 2013

Cardenal Robert Sarah: “Ser la caricia de la Iglesia no es fácil, se necesita formación del corazón”




“América Latina, igual que África, sigue siendo un continente de la esperanza como lo reconoce la Iglesia Católica; por eso debemos desarrollar todas las iniciativas posibles para favorecer a los más pobres desde el evangelio”, dijo en conversación con el periodista.

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Fotos: Maritza Espinoza /@CEVmedios

Caracas, 13 de junio de 2013.- “A través del testimonio de la caridad, la evangelización y la celebración de los sacramentos, la iglesia realiza un dialogo con las mujeres y hombres contemporáneos, para llevarles al encuentro con el Señor, con su infinita misericordia, con su corazón manso y humilde”.

Las palabras corresponden al Cardenal Robert Sarah, presidente del Consejo Pontificio “Cor unum” del Vaticano, durante la instalación del encuentro de Cáritas de Latinoamérica y del Caribe, que se realiza en Caracas del 9 al 16 de junio.

El Purpurado presidió una eucaristía en la Rectoría “Nuestra Señora de la Visitación”, en Montalbán, siendo el momento propicio para que presentara el saludo del Papa Francisco a los participantes de esta actividad que pretende una reflexión sobre la identidad, espiritualidad y misión de Cáritas.

“Les traigo el saludo del Papa Francisco, este don que el Señor ha dado a su Iglesia, un Papa que viene de este continente. He podido saludarlo recientemente y, sabiendo de mi viaje, me ha pedido transmitirles un saludo paternal”, dijo.

Abandonar nuestros lutos


La predicación del Cardenal Sarah se fundamentó en los pasajes del Evangelio que narran el funeral del único hijo de una mujer viuda en un poblado llamado Naín. “La misericordia de Jesús es una fuerza que no solamente ayuda al hombre en sus dificultades materiales, sino que da vida, resucita de la muerte al hombre”, dijo.

Explicó que ese es el camino del hombre. “Este grupo de funeral se encuentra con el grupo de Jesús, un grupo alegre con un jefe que tiene el corazón lleno de compasión y que es alegre”. “La primera cosa que hace Jesús es mirar a esta mujer y viéndola, nos dice el evangelista, sintió gran compasión por ella. Esta compasión no es otra cosa que el amor que Dios tiene por la humanidad cuando entra en contacto con el dolor y la miseria humanas. Jesús mostrará quien es: uno que tiene el poder de resucitar”.
Agregó en su homilía que Jesucristo le pide a la comitiva del funeral no llorar.

“El Señor pide a esta mujer separarse del luto, le dice que hay algo que no conocen, él lleva un modo de afrontar las dificultades de la vida que es nuevo y revolucionario: el amor que Dios tiene a la humanidad y que mostrará en su sacrificio en la Cruz en su resurrección (…) Cristo nos invita a todos a no llorar, abandonar nuestros lutos”.

También comentó que el Papa Francisco cuando recibió a Cáritas Internacionalis catalogó el trabajo de esta organización como la ‘caricia de la Iglesia’. “Pero ser la caricia de la Iglesia no es fácil, hay que poseer una sólida formación del corazón”.

El Cardenal Robert Sarah es natural de Guinea donde nació el 15 de junio de 1945. El Papa Benedicto XVI, lo nombró presidente del Pontificio Consejo Cor Unum desde el 7 de octubre de 2010. La institución fue creada por el Papa Pablo VI con la Carta autógrafa Amoris officio del 15 de Julio de 1971.

Cor Unumun solo corazón


El Consejo Pontificio expresa la atención de la Iglesia católica hacia los necesitados para que se favorezca la fraternidad humana y se manifieste la Caridad de Cristo. 

Entre sus objetivos está “emprender iniciativas humanitarias en caso de calamidad o en el campo de la promoción humana integral”; “promover la catequesis de la caridad y estimular a los fieles a dar testimonio concreto de la caridad evangélica”; y “favorecer y coordinar las iniciativas de las instituciones católicas mediante el intercambio de informaciones en el espíritu de fraterna colaboración”.

Durante su permanencia en Caracas el Cardenal Sarah dialogó con miembros del Episcopado Venezolano como el Cardenal Jorge Urosa Savino, Monseñor Diego Padrón Sánchez, presidente de la CEV, y Monseñor Baltazar Porras Cardozo, arzobispo de Mérida y presidente de Cáritas Venezuela. Compartió experiencias con Monseñor José Luis Azuaje, presidente de Cáritas Latinoamérica y Monseñor Roberto Lückert León, vice presidente de Cáritas Venezuela. Se reunió con Monseñor Pietro Parolín, Nuncio Apostólico en Venezuela;  visitó algunas instituciones y el casco central de Caracas.


El encuentro de Cáritas cuenta con la asistencia en calidad de delegados de Monseñor Sócrates Sandigo, presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y presidente de Cáritas de ese mismo país; Monseñor Jorge Cavazos Arizpe, obispo auxiliar de la Arquidiócesis Monterrey, México; Monseñor José Luis Lacunza y Monseñor José Grullon, de Panamá; y la doctora Martina Liebsch, de Cáritas Internacionalis, entre otros agentes de esta organización de asistencia social de la Iglesia.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.