viernes, 19 de abril de 2013

Conferencia Episcopal Venezolana: “reconteo devolvería tranquilidad al país”




Para la CEV el reconteo de votos reforzaría la moral de la junta electoral y daría tranquilidad al país. Se propuso como instancia para facilitar un diálogo entre las partes, la convivencia pacífica y a la reconciliación, elementos que permitirán “que nos reconozcamos unos a otros como conciudadanos en igualdad de derechos, y recuperemos la capacidad de diálogo y encuentro, superando lo que nos divide”.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Caracas, 18 de abril de 2013.- “Como pastores y servidores de todos los católicos venezolanos, reiteramos nuestro vivo llamado a la convivencia pacífica y a la reconciliación. Esta supone que nos reconozcamos unos a otros como conciudadanos en igualdad de derechos, y recuperemos la capacidad de diálogo y encuentro, superando lo que nos divide”.

Estas palabras son parte del mensaje que la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) dirigió este miércoles 17 de abril a los venezolanos, luego de la situación generada por los resultados de las elecciones del domingo 14 que dieron la victoria a Nicolás Maduro por un estrecho margen, ante lo cual la oposición liderada por Henrique Capriles Radonski, solicitó el conteo manual del cien por ciento de los votos.

El mensaje titulado “Por la Paz Social y Política del País”, fue firmado por el Cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo de Caracas y presidente honorario de la CEV; Monseñor Diego Padrón Sánchez, arzobispo de Cumaná y presidente de esta instancia eclesial; Monseñor José Luis Azuaje, obispo de El Vigía – San Carlos del estado Zulia y primer vice presidente; Monseñor Mario Moronta del Valle, obispo de San Cristóbal del Táchira y segundo vice presidente; además del secretario general y Obispo Auxiliar de Caracas, Monseñor Jesús González de Zárate.

Precisa el documento que la “oposición ha solicitado al Consejo Nacional Electoral (CNE) una auditoría del 100 por ciento de los votos. Esta solicitud que, en principio, fue aceptada públicamente por el presidente electo, no desconoce la labor del CNE. Por el contrario, reforzaría su autoridad moral y daría tranquilidad a la población”.

Así también destaca que las “elecciones del pasado domingo 14 de Abril han sido una contundente manifestación de la voluntad de nuestro pueblo de mantener la vigencia del sistema democrático”. “En nombre de Dios exhortamos a los líderes políticos y sociales a desterrar el lenguaje ofensivo, denigrante e incendiario”, acota.

“Los resultados publicados por el CNE muestran un margen muy estrecho de diferencia de votos entre las dos grandes parcialidades políticas, manifestando así la aguda polarización política que afecta a la sociedad venezolana”, indica en uno de sus puntos.

Agregó que la paz social y política del país reclama el recíproco reconocimiento de estos dos sectores mayoritarios del país, pues el “desconocimiento mutuo hará inviable tanto los planes del gobierno como los aportes alternativos de la otra parte”.

La CEV reiteró un llamado a la convivencia pacífica y a la reconciliación que supone que “nos reconozcamos unos a otros como conciudadanos en igualdad de derechos y recuperemos la capacidad de diálogo”.

“En este sentido, el diálogo entre los dirigentes de las partes en conflicto es un compromiso imprescindible y urgente. La CEV con la única intención de servir a todo el pueblo se ofrece para facilitar este diálogo”, indicó.

Asimismo, exhortó a los líderes de ambas partes a “desterrar el lenguaje ofensivo, denigrante e incendiario y evitar los enfrentamientos callejeros que suelen derivar en actos de violencia y a veces de muerte”.

Emplazaron a “perdonar sin reservas y a luchar para que prevalezca la unión sobre la división, el amor sobre el odio, la paz sobre la violencia y la vida sobre la muerte”.

“La protesta justa y pacífica es un derecho civil que no puede ser conculcado ni reprimido. Rechazamos absolutamente cualquier tipo de violencia. Deploramos los hechos delictivos ocurridos el pasado 15 de abril y exigimos una investigación imparcial para sancionar a los culpables”, señaló.

Los obispos expresaron su pesar por la muerte de siete personas en las manifestaciones violentas ocurridas el lunes, en distintas regiones de Venezuela.

Según el Consejo Nacional Electoral, Nicolás Maduro ganó con el 50,75 por ciento de los votos (7.563.747) sobre el 48,98 por ciento de Henrique Capriles Radonski (7.298.491). Y fue así como ante  la diferencia, de menos de dos puntos porcentuales, el líder opositor exigió el recuento voto a voto, que hasta el momento ha sido rechazado por cuatro directivos del CNE.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.