martes, 12 de marzo de 2013

El Cardenal Urosa, segundo venezolano que participa en un Cónclave




La Iglesia Católica inició el segundo Cónclave del Siglo XXI, y aunque la primera “fumata”, generada después de las 17 horas locales, tan solo fue un espeso humo negro indicativo que todavía no habían alcanzado los tres tercios en favor de alguno de los Cardenales, la expectativa mundial sigue, al igual que la alegría de los feligreses venezolanos por la presencia del Cardenal Urosa.

Ramón Antonio Pérez 
@GuardianCatolic


El Vaticano, 12 de marzo 2013.- El Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Urosa Savino, se convirtió martes 12 de marzo, en el segundo Purpurado venezolano que participa en la elección del Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, cuando junto a los 115 cardenales electores ingresó a la Capilla Paolina a las 16,15 horas de Roma, para dar inicio al segundo Cónclave del Siglo XXI.

Cada participante prestó el Juramento sobre la fórmula: “Pongo por testigo a Cristo Señor, el cual me juzgará, de que doy mi voto a quien en presencia de Dios, creo que debe ser elegido”, según el ritual previsto para la elección del nuevo Papa.

El Arzobispo de Caracas, pronunció su Juramento colocando la mano derecha sobre los Libros Sagrados, al igual que lo hizo cada uno de los participantes cuando prestó su el juramento en forma personal.

Esta no es la primera vez que Venezuela está presente en un Cónclave para la elección del Sumo Pontífice de la Iglesia católica. Ya lo había recordado el propio Cardenal Urosa, el 12 de febrero pasado durante una rueda de prensa en la sede de la Conferencia Episcopal Venezolana.

“El primer venezolano que participó fue el Cardenal José Humberto Quintero quien lo hizo en tres ocasiones para elegir a Pablo VI, a Juan Pablo I, que duró treinta días en su pontificado, y luego para elegir a Juan Pablo II”, expresó.

En cuanto a su participación dijo: “Ahora me toca a mí ese gran honor, ese gran compromiso. Es una gran responsabilidad, y por eso le pido al pueblo católico que ore por nosotros los cardenales, para que sepamos escoger a quien guiará a la Iglesia por las caminos de Jesucristo”.



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.