jueves, 29 de noviembre de 2012

Guarenas festejó a la Virgen de Copacabana


 La fiesta patronal de Guarenas es una sorpresa cada año, pero siempre permanece el gozo del reencuentro de amigos, la alegría y camaradería entre coterráneos, que desde 1621 tienen a la Virgen de Copacabana como patrona de esta ciudad del estado Miranda.


Ramón Antonio Pérez

Guarenas, 29 de noviembre de 2012.- El Obispo de Guarenas, Monseñor Gustavo García Naranjo, hizo un llamado a la conciencia de la feligresía guarenera el pasado 21 de noviembre, acerca de los males que aquejan al municipio Plaza, especialmente “la violencia que cada fin de semana enluta a muchas de nuestras familias sin que las autoridades encuentren la solución a este problema”.

Durante la homilía de este año, Monseñor Gustavo García Naranjo, ha recordado que este año no ha sido fácil para los guareneros.

“La realidad que se vive en Venezuela, ha sido también parte importante a lo largo del año en Guarenas con su carga de desempleo, de carencias materiales, de violencia social, del llanto de madres que ven asesinados a sus hijos cada fin de semana, cuando pareciera que la indolencia no está ganando el terreno”·

Es triste lo que viven las madres de Guarenas. Así como la Madre de Dios que vio morir a su hijo en la Cruz, también ellas se estremecen cuando sus hijos fallecen víctimas de la delincuencia en nuestra sociedad”.





************************
Guarenas festejó a la Virgen de Copacabana


Una fundación repartió más de 600 arepas para los feligreses que hacían el recorrido. Los feligreses asistieron a misa en la catedral, que fue adornada con palma y tela blanca

Irama Delgado | ÚN.- No hay fiesta más bonita en Guarenas que la que celebran sus habitantes en honor a su patrona, Nuestra Señora de Copacabana, porque los une la confraternidad y colaboran para que las actividades queden lucidas y bien organizadas, como ocurrió este miércoles. La alegría se impuso desde las 5 am, cuando la calenda partió desde la Plaza Bolívar, con el ritmo de la agrupación Tere Tere. 

El estallido de los cohetes alegró la caminata de 10 kilómetros de extensión por las principales calles de Pueblo Arriba y Pueblo Abajo. La Viejita de Guarenas, personaje encarnado por Rodolfo Toro, y la Burra de Francisco Sales “Juan Pelúo”, guiaron a burriquitas y pollinos.
Luis Rivas, cultor de la Fundación San Juan de Guarenas, indicó que después de 15 años la calenda retomó una antigua ruta y llegó de nuevo a El Totumo. Allí, músicos y el pueblo interpretaron la canción El totumo de Guarenas, del compositor local Benito Canónico.
Funcionarios de Poliplaza y Protección Civil municipal apoyaron el recorrido y las fiestas en la plaza.
Fuerzas. Las autoridades cerraron la calle Ribas desde las 8 am. La Fundación El Caminito Popular de Guarenas ofreció un desayuno criollo. Miguel Chapellín y John Baca, directivos de esta asociación, dijeron que atendieron a más de 500 personas. Repartieron 600 arepas, 15 kilos de tere tere y la misma cantidad de caraotas y carne mechada.
Los ingredientes fueron un aporte de vecinos y comerciantes del pueblo.
También se develó una muestra de setenta fotos de la ciudad y su gente hechas por Antonio Quintana. Los chamos gozaron un mundo al participar en carreras de saco y de huevo en cucharilla.
Plegarias. A las 10 am comenzó el oficio religioso en la catedral. El Coro Parroquial interpretó el himno a la Copacabana, del maestro Pedro Elías Gutiérrez, durante la entrada al recinto de monseñor Gustavo García Naranjo, obispo de la Diócesis, y los párrocos.
El templo fue adornado con palmas y telas que colgaban del techo y las 24 columnas.
El coro también entonó un himno compuesto por Tahidí Terán, directora del grupo. El comité de las fiestas patronales religiosas repartió 2 mil cintas con una rogatoria a la Virgen y 500 novenarios.
A las 4 pm se inició la procesión con la réplica. Los 50 cargadores de la Sociedad de Simón de Cirene llevaron en hombros los 450 kilogramos de la mesa. Frente al terminal Luis Marañón, la vecina Concepción de Abreu y su hijo Agustín hicieron una alfombra de pétalos de flores de 2 metros de ancho y seis de largo sobre la cual transitó la Copacabana. Hace 22 años ofrecen esta muestra de amor. 



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.