domingo, 21 de octubre de 2012

Diócesis de Guarenas evaluó Plan de Pastoral y su inserción en el Año de la Fe




 Monseñor Gustavo García Naranjo invitó a la apertura del Año de la Fe en la Diócesis de Guarenas, el sábado 27 de octubre, en Araguita, municipio Acevedo, donde se realizará el Encuentro Eucarístico Diocesano que incluye una caminata previa desde la Unidad Educativa “Julián Ojeda”. La primera conclusión es “continuar el camino emprendido, porque la tarea primordial de la Iglesia es Evangelizar y los cristianos debemos cumplir con ese mandato de Jesucristo”.

Ramón Antonio Pérez
@Guardian Catolic

Tacarigua, 21 de octubre de 2012.- Monseñor Gustavo García Naranjo considera “positiva la primera evaluación del Plan de Pastoral Diocesano luego de una reunión con integrantes del tejido social que conforma la Diócesis de Guarenas”, y que se cumplió este 19 de octubre en el Colegio “La Encarnación” de Caucagua.

El Obispo de Guarenas convocó la reunión de trabajo con el objeto de evaluar la marcha del Plan de Pastoral Diocesano y su aplicación dentro del Año de la Fe convocado por el Papa Benedicto XVI. 

“Queremos reforzar la aplicación del Plan de Pastoral Diocesano, enmarcado dentro de la apertura del Año de la Fe, ya que se complementan para fortalecer las actividades de las distintas parroquias”, explicó el Prelado.

Destacó a los asistentes que “nos hemos reunido para escuchar los puntos de vista de cada zona y determinar la marcha de manera conjunta hacia el fin último que tiene nuestra Diócesis que no es otro sino experimentar el Reino de Dios entre nosotros, y de manera preferencial entre los más necesitados”.

Vencer los obstáculos

El facilitador del encuentro fue el director del Instituto Nacional de Pastoral – INPAS- Padre Eduardo Campagnuolo, quien precisó la estrategia en esta primera evaluación del Plan. “Tomaremos lo que sea necesario; lo que no lo sea, lo desecharemos”, indicó. Con base en palabras de Jesucristo, precisó, que en el fondo los problemas contenidos en el Plan son atinentes a la praxis en la Fe de cada uno de los miembros de la Diócesis.

“Los problemas cuando se analizan generalmente revelan falta de conciencia de comunión y ello implica la existencia de dificultades en la Fe. Muchas veces los problemas están en nosotros mismos”, dijo. Y para conformar su explicación repitió la expresión de Jesucristo: “El que quiera seguirme que se niegue asimismo, tome su cruz y sígame”.

Explicó que si se cuenta un Plan se debe tomar conciencia de los obstáculos que se presentarán, incluso, los individuales. “Nuestra realidad personal y colectiva está llena de carencias, pecados y muchas necesidades, pero estamos llamados a superarlos”.

Acotó que “el Plan Diocesano y sus metas se alcanzarán mientras logremos superar los inconvenientes individuales, y los que forman parte de la dimensión eclesial”, dijo. “Sólo en la medida en que una parroquia o comunidad religiosa está vinculada a la Diócesis, tiene pertenencia eclesial; ello es un aspecto nuevo desde el Concilio Vaticano II, que conjuntamente celebra su 50 aniversario este Año de la Fe”, detalló.

Año de la Fe, una gran oportunidad

El Padre Campagnulo coincidió con Monseñor García Naranjo, en que el Año de la Fe cuya apertura realizó el 12 de octubre el Papa Benedicto XVI, es una gran oportunidad para el Plan de Pastoral Diocesano. “El documento Porta fidei  como el Plan Diocesano están en sintonía, pero para ello es importante que los cristianos y católicos en general tengan la apertura suficiente para el cumplimiento de las exigencias”, dijo el director del INPAS.

“Tenemos que ser de mente abierta y flexible a lo que nos dicen los tiempos actuales. Es necesario entender que hay cosas que se deben cambiar para hacer el camino más llevadero. La Iglesia existe para Evangelizar”, recalcó durante su intervención.

“A lo largo de la historia ha habido dinamismo en la Iglesia y este es un momento muy especial que se nos presenta y debemos saber entender y asumir. El Cristiano no puede creer nunca que la fe sea un acto privado sino que involucra a la colectividad, y aunque en esa colectividad no todos son cristianos o católicos, también tienen cabida”, dijo.

Aspectos de la evaluación

Si bien el Plan de Pastoral de la Diócesis de Guarenas cuenta con diversos temas y una extensión de 27 años para las tres etapas en que está constituido, la primera evaluación de su puesta en práctica se redijo a evaluar los aspectos esenciales de la primera fase, es decir a tres años de su inicio. Se intentó darle respuesta a las dudas, dificultades, necesidades y problemas surgidos a lo largo de este tiempo y; tales respuestas, relacionarlas con la puesta en marcha del Año de la Fe.

Los asistentes constituidos en tres grupos zonales de la Diócesis, a saber Guarenas, Guatire y Barlovento, desglosaron entre otros, los siguientes aspectos: el conocimiento del Plan en las parroquias y su difusión; la constitución de los Equipos Pastorales de Animación Pastoral (EPAP); las experiencias y significación de la formación inicial; las actividades de carácter masivo en distintas parroquias o con llamados diocesanos.

La Carta a los Cristianos

Es uno de los instrumentos de motivación en esta fase de aplicación del Plan de Pastoral Diocesano, que debe llegar a las familias, sectores y vecindades. La conclusión general es que ha tenido cierta fuerza pero la continuidad no es similar en todas las parroquias.

Cabe decir que este medio de evangelización resalta cada mes un valor sobre el que se deben desarrollar diversas actividades y reflexiones. La Carta a los Cristianos estructura un EPAP, con sus coordinadores y mensajeros, según el volumen y demanda para la distribución en cada sector o comunidad parroquial. 


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.