domingo, 12 de febrero de 2012

Parroquia “Jesús Obrero” celebró la XX Jornada Mundial del Enfermo

Ananí Vásquez, activista de la Asociación de Enfermos Misioneros –ADEM- de la Diócesis de Guarenas, recordó la importancia de esta fecha a la que se han sumado otras parroquias de la zona, tomando en cuenta que recientemente el Papa Benedicto XVI emitió el mensaje: “¡Levántate, vete; tu fe te ha salvado!” (Lc 17,19), con motivo de esta Jornada Mundial.
Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic
Guarenas, 12 de febrero de 2012.- El Padre Miguel Marín expresó durante la XX Jornada Mundial del Enfermo Misionero, celebrada este sábado 11 de febrero en la Parroquia “Jesús Obrero” de esta ciudad, que “la lepra la podemos comparar hoy en día con el pecado”. Sus reflexiones se desprenden del Evangelio de San Marcos, en el que un leproso se arrodilla y dice a Jesús: “Si tu quieres, puedes curarme”.
Explicó que aquellos hombres, mujeres y niños enfermos con lepra eran desterrados de las comunidades para que no contaminaran a otros y enviados a vivir en cuevas o fuera de los poblados. “Estos enfermos morían de hambre, si no tenían familiares que les llevaran comida; o morían producto de la misma enfermedad”, dijo el sacerdote.
De modo que “la lepra era una enfermedad no sólo del cuerpo sino que también denigraba el alma, y prácticamente sacaba a estos enfermos de su condición de hijos de Dios y de su condición de ciudadanos israelitas”, expresó.
“La lepra duró hasta el siglo XX cuando un venezolano, Jacinto Convit, descubrió la vacuna, aunque todavía existen en algunas partes; sin embargo, nosotros tenemos que limpiarnos de la lepra del pecado: acercarnos a los sacramentos de la confesión y eucaristía”, acotó el padre Marín.
Fiesta de Lourdes
El Padre Marín también recordó que fue un 11 de febrero de 1958, cuando Bernardetta Soubirous vio por primera vez a la Madre de Dios en Lourdes, Francia. Ella llevaba escasos quince días en Lourdes, a su regreso de Bartres y salió en compañía de una hermana suya y de una amiguita.
“Con la escasa formación que tenía, sin embargo, encontró la gracia de que la Madre de Dios se le apareciera de rostro angelical, vestida de blanco, ceñida por una banda azul, cubierta con velo y un rosario entre las manos”.
Narró las vicisitudes por las que pasó la niña para que la petición de la Madre de Dios fuese escuchada y reconocida por las autoridades de la Iglesia en esa época, que fue el reconocimiento de las palabras de la Virgen: “Yo soy la Inmaculada Concepción”.  
Pero el sábado 18 de enero de 1862 fue cuando el Obispo de Tarbes, Monseñor Laurence, firmaba la “Carta pastoral con el juicio sobre la aparición que tuvo lugar en la gruta de Lourdes”, determinando que la Inmaculada Virgen María, se apareció a Soubirous el 11 de febrero de 1858 y dieciocho veces más, en la gruta de Massabielle.
Oración por los enfermos
Monseñor Benito Alberto Perdomo, párroco de la Catedral “Nuestra Señora de Copacabana” de Guarenas, también estuvo en la misa con motivo de la jornada mundial del enfermo. Al finalizar, Monseñor Perdomo dirigió una oración de sanación por las personas enfermas que asistieron, entre quienes se encontraban ancianos, jóvenes y niños. Se conformaron dos largas colas para recibir los aceites sagrados.
En la medida en que las personas se acercaban a los sacerdotes, éstos les colocaban los aceites sagrados de la Unción de los Enfermos; y además, oraban y colocaban sus manos en sus hombros y cabeza. Los feligreses respondían con gestos de agradecimientos, alegría y lágrimas en sus rostros, confirmando la importancia de poner en Cristo las cargas con la misma confianza que puso el leproso del Evangelio.
Jornada Solemne será en Alemania 2013
Por su parte, Ananí Vásquez, activista de la Asociación de Enfermos Misioneros –ADEM- de la Diócesis de Guarenas, recordó la importancia de esta fecha a la que se han sumado otras parroquias de la zona, tomando en cuenta que recientemente el Papa Benedicto XVI emitió el mensaje: “¡Levántate, vete; tu fe te ha salvado!” (Lc 17,19), con motivo de esta Jornada Mundial del Enfermo.
Destacó que según el mensaje de Benedicto XVI, este año constituye la preparación para la solemne Jornada Mundial del Enfermo, a celebrarse en Alemania el 11 de febrero de 2013, centrada en la figura del Buen Samaritano. El Papa pone acento en los “sacramentos de curación”: la penitencia, reconciliación y unción de los enfermos, que “culminan de manera natural en la comunión eucarística”.
Durante la misa Vásquez dio a conocer el libro: Señor, enséñanos a rezar, Manuel del enfermo misionero, que contiene diversas oraciones, citas bíblicas y reflexiones en torno a superar con la fe a Dios, las condiciones de salud de muchas personas.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.