domingo, 5 de febrero de 2012

Obispo de Guarenas celebra fiesta patronal de Mosén Sol en La Rosa, estado Miranda

El Papa Juan Pablo II declaró Beato a Domingo Manuel el 29 de marzo de 1987, insistiendo en la clarividencia y actualidad de su carisma. Anteriormente el Papa Pablo VI, le había llamado con el hermoso título de “santo apóstol de las vocaciones sacerdotales”.
Ramón Antonio Pérez @GuardianCatolic
Con texto y fotografías de María Armas de Fernandez
Guatire, 05 de febrero de 2012.- El Obispo de la Diócesis de Guarenas, Monseñor Gustavo García Naranjo, presidió el domingo 29 de enero una eucaristía en honor al Beato Domingo y Sol – Mosén Sol, patrono de los Operarios Diocesanos - en la urbanización La Rosa de esta ciudad, única parroquia en el mundo con el nombre de este religioso de origen español.  
El Obispo de Guarenas estuvo acompañado por el Director General de los Padres Operarios y sucesor de Don Manuel: Reverendo Jesús Rico García; el párroco de La Rosa, padre Alexander Contreras; el director de los Operarios en Venezuela, presbítero Víctor Rojas; el Rector del  Centro de Estudios Mosén Sol (CEMS), padre José Gregorio Hernández; el Vice Rector del CEMS, Orlando de Jesús Arteaga; y ocho seminaristas con que cuenta éste centro de estudios, a saber: Jesús Arredondo, Danilo Chacín, Ricardo Marcano, Pablo Holguín, Luis Orlando Borrero, Luis Cedeño y Gregory Rivas, junto a Ciro Weffer, quien está en su tiempo de preparación para recibir el lectorado…
Ellos junto a la comunidad celebraron un día muy especial y cargado de emoción. Luego de la celebración Eucarística, razón de ser de Don Manuel, se contó con un domingo familiar donde la feligresía compartió como hermanos en Cristo.
¿Quién era Manuel Domingo y Sol?

El director general de los Operarios Diocesanos en Venezuela, padre Jesús Rico García, expone las virtudes del fundador de su congregación.

Nace en Tortosa, Tarragona, España, el 1 de Abril de 1836. Fue un hombre de gran religiosidad dedicado a trabajar para y por los jóvenes, luego de haberse encontrado en el Arco de Romeu con el joven seminarista Ramón Valero, quien era tan pobre, que prácticamente tenía que pedir limosna para conseguir velas y estudiar de noche.
Era una época donde España estaba convulsionada con la guerra, el gobierno había cerrado muchos seminarios, y los seminaristas tenían que estar en casas de personas generosas que les daban asilo.
A decir de Pedro González Candanedo en Mosén Sol, Un Sol de Cura destaca que: “por entonces las cosas no iban demasiado bien para la Iglesia en España. Se encontraba como blanco de todos los frentes; lo mismo de la llamada revolución burguesa -que la tachaba de oscurantista- que de la combativa revolución industrial -que la acusaba de capitalista-. Los españoles se destrozaban unos a otros en su vivir o no vivir religioso solapadamente, hasta en las inútiles carlistadas que asolaron el país”.
En ese encuentro con Ramón Valero, siente el llamado a trabajar por las vocaciones sacerdotales y es a partir de allí donde comienza a trabajar para conseguir casas que sirvieran de cobijo a estos jóvenes, donde llegó a reunir 300 aspirantes al sacerdocio. Mediante la oración intuye y fortalece la idea de fundar la Hermandad de Sacerdotes Operarios Diocesanos.
Su gran amor: La Eucaristía. Es en lo que trabaja para que sea difundido ese amor por Jesús Eucaristía. El 1º de Abril de 1892, inauguró el Colegio Español de San José en Roma; el 1º de Abril de 1898 recibió el primer seminario en América, y el 1º de Abril de 1901 comenzaron las obras para la construcción del Templo de Reparación en Tortosa.
Dice su última misa el 18 de Enero de 1909 y muere el 25 de Enero de ese año, dejando a los 75 operarios que componían la hermandad: 10 colegios de vocaciones, 17 seminarios, 2 templos de reparación y el Colegio San José de Roma.
En la actualidad, la Hermandad de los Sacerdotes Operarios está en España, Italia, Brasil, Cuba, Argentina, Venezuela, México.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.