lunes, 31 de octubre de 2011

Benedicto XVI honra trabajo de sacerdotes y fieles en la Arquidiócesis de Caracas



El Santo Padre Benedicto XVI y Gonzalo Pacheco.


Entre los reconocimientos figuran tres sacerdotes distinguidos con el título de Capellán del Papa, a quienes ahora se les podrá llamar: Monseñor; tres Caballeros de San Silvestre; y tres damas que recibirán la Cruz “Pro Eclesia et Pontífice”. Estos son honores que la Santa Sede estableció durante la Edad Media y que el Sumo Pontífice, confiere directamente a través de una Carta Apostólica que dirige al condecorado; y que en este caso, serán entregadas el 20 de noviembre durante una celebración eucarística en la Catedral de Caracas.
Ramón Antonio Pérez
Caracas, 31 de octubre de 2011.- El Papa Benedicto XVI emitió en fecha reciente nueve distinciones honoríficas a tres sacerdotes y seis fieles de la Arquidiócesis de Caracas, quienes “se han distinguido por su vida y dedicación al servicio de Dios y de la Iglesia”, según reporta una nota informativa de esta jurisdicción eclesial.
El título de Capellán del Papa será entregado a los presbíteros Francisco Terán, Vicario General del Arzobispado de Caracas y Párroco de Santa Rosalía; Angelo Mazzari y Daniel Loureiro, canónigos eméritos e insignes servidores de la Catedral de Caracas, quienes se les podrá llamar: Monseñor. También recibirán la Cruz “Pro Eclesia et Pontifice”, la señora Livia de Luy, quien ha trabajado durante 39 años en el tribunal arquidiocesano; Elvia Albornoz de Figueroa y Ángela del Rosario Aguayo de Castro, respectivamente, madres de Monseñor Saúl Figueroa Albornoz, actual Obispo de Puerto Cabello, y Monseñor Fernando Castro Aguayo, Obispo Auxiliar de Caracas.
Pero entre los reconocimientos destaca la Orden San Silvestre en el grado de Caballeros a tres ciudadanos que por años se entregaron al servicio de la fe católica desde la condición de hombres laicos: Manuel Da Silva, quien durante 55 años ha trabajado en la Catedral de Caracas; Elías Sánchez Contreras, con más de 42 años de servicio en el Arzobispado de Caracas; y Gonzalo Pacheco, que además de mantenerse por más de 40 años en las actividades apostólicas de la Legión de María, actualmente es ayudante del Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Urosa Savino.
La historia personal de los tres nuevos Caballeros de San Silvestre Papa, está llena de anécdotas y actividades cumplidas dentro de la estructura eclesial caraqueña en poco más de medio siglo, con acciones de sacrificios, desprendimientos, heroísmo personal y familiar; y sobre todo, mucha fe en Jesucristo, la Virgen María y fidelidad a la Iglesia.
Da Silva: “Es un regalo de Dios”
Manuel Da Silva trabaja como sacristán de la Catedral de Caracas desde 1957, cuando llega a Venezuela procedente de la Isla de Madeira, en Portugal, de donde es originario. Todavía conserva muy arraigado el acento lusitano a pesar de que más nunca visitó su país. Comentó que un primo suyo quien trabajaba en el diario ‘La Religión’ le presentó a Monseñor Jesús María Pellín, para entonces director de ese periódico. “¿Quieres trabajar como sacristán en la Catedral?, me preguntó el ilustre sacerdote y periodista. Le respondí que sí, y desde entonces he trabajado en esta Catedral”, narró.
También trabajó por casi veinte años en la casa de Monseñor Pellín,  en Dos Pilitas, frente a lo que ahora es el Tribunal Supremo de Justicia. Allí convivió junto a otros familiares del sacerdote cumpliendo diversas tareas. “Todos los días, entre 10 y 11 de la noche, Monseñor Pellín me pagaba un taxi, para que le llevara los editoriales a la imprenta de ‘La Religión’ porque el periódico debía salir temprano al otro día”.
Recuerda que la palabra de Monseñor Pellín era de mucha influencia en Caracas y a su casa asistían personalidades muy importantes del país. El sacristán se mudó cuando contrajo matrimonio con una muchacha también de Portugal, de profundas convicciones cristianas, con la que duró más de treinta años casados. “El propio Monseñor Pellín me casó en la capilla de su casa. Hoy tengo diecisiete años de viudo, después de treinta años de matrimonio”. A pesar de que no tuvo hijos, no obstante Manuel Da Silva estima que “el trabajo y la dedicación a la Iglesia, los considera como un regalo de Dios”.
A la Catedral de Caracas llega todos los días a las 6 de la mañana; arregla lo necesario para abrir el templo a las 7 y acompaña las actividades religiosas, de limpieza y orden. “El Cardenal Urosa también me autorizó como ministro extraordinario de la comunión”. Dijo sentirse agradecido de que el Santo Padre lo haya tomado en cuenta para este reconocimiento del cual no conocía su existencia. “Esa gran noticia me la comunicó el propio Cardenal Jorge Urosa”, dijo con mucho orgullo el señor Manuel Da Silva.
Elías: “He conocido a muchos Arzobispos”
Elías Bernardino Sánchez Contreras es otro venezolano cuya labor silente en beneficio de la Iglesia católica ha sido reconocida por Benedicto XVI. Es oriundo de  La Grita, estado Táchira, donde nació el 16 de enero de 1946. Su historia es muy particular ya que desde pequeño la familia ha estado vinculada con la Iglesia. “Tengo familiares sacerdotes y religiosos de vida consagrada; en mi familia siempre los ha habido”, indicó.
Con marcada seriedad en su rostro y de poco hablar, el “Señor Elías” como le llaman sus compañeros, todos los días se presenta a sus labores y va directamente a las oficinas de la administración del Palacio Arzobispal. “¿Qué recados tengo para hoy?”, pregunta.
Las instalaciones del “Palacio” las conoce al dedillo. En ocasiones comenta sobre las refacciones que ha sufrido la estructura a lo largo de estos últimos cuarenta y cinco años. Hablar de cómo quedó despúes del terremoto de 1967, incluye también espacios de la Catedral Metroplitana y donde ahora es el Museo Sacro, todos reducidos a escombros.
“Todo ha cambiado”, dice Elías, mientras el ramillete de recuerdos se le va cayendo junto a sus palabras. Pero cuando habla de sus inicios muestra mucho orgullo. “Comencé a trabajar en el Arzobispado de Caracas el 1 de junio de 1959, en el cargo de mensajero, aunque también cumplía labores de jardinería y auxiliar de puerta”, indica.
Precisó que su tía Ramona Contreras, quien laboraba en la cocina del Arzobispado le facilitó conocer al Cardenal José Humberto Quintero... “desde entonces he conocido y trabajado para todos los arzobispos de Caracas. A todos los aprecio y respeto ya que cada uno ha tenido su particular forma de ser y tratar conmigo. Han sido hombres entregados a Dios y al servicio de los más necesitados”.
Indicó que en la capilla del Palacio Arzobispal, “que antes quedaba abajo”, se casó con Ana Contreras, el 6 de diciembre de 1972. De esa unión nacieron dos hembras y un varón; y sobre ellos ha intentado influir “para que Dios sea el centro de sus vidas”.
Dijo sentirse honrado de que el Papa lo tomara en cuenta por sus actividades y le confiriera su distinción honorífica como Caballero de San Silvestre. “La noticia me la dio el Cardenal Urosa. Me sentí sorprendido porque me había dejado un mensaje para que lo llamara. Pensé que era algún trabajo a realizar y me conseguí con esta grata sorpresa”.
Pacheco: “Una honra para mí y mi familia”
Gonzalo Pacheco también es una de las personas que han sido reconocidas como Caballero de San Silvestre por el Santo Padre Benedicto XVI. Nació el 5 de enero de 1948, en la parroquia Santa Rosalía de Caracas. Trabaja directamente con el Cardenal Jorge Urosa Savino, y aunque le conoce hace más de treinta años, le acompaña desde 2005, cuando el Purpurado lo invitó a ser su asistente.
Aquella tarde del viernes 7 de diciembre de 2007, Pacheco como siempre, acompañaba al Cardenal Urosa. Al salir de las oficinas del Palacio Arzobispal, el príncipe de la Iglesia fue “violentamente agredido verbal y físicamente”, por un grupo de personas afectas al gobierno. “El Señor Cardenal me dijo: ‘¡Pacheco quédate  tranquilo, más bien vamos a orar!’. Dentro del vehículo comenzamos a rezar mientras los golpes y patadas alcanzaban al carro.  Nosotros seguíamos rezando, y al rato, los casi veinte agresores se fueron poco a poco sin alcanzar a causarle daño alguno al Arzobispo de Caracas”.
Pacheco recuerda esta historia con mucha frecuencia, siendo quizás uno de los momentos más fuertes que le ha tocado vivir en su itinerario de fe; pero su vida y caminar en Jesucristo se remonta a más de cuarenta años como miembro de la Legión de María, de donde pudo haber emanado esa fuerza y serenidad cuando más se necesitaba. “He sido presidente de la Curia Regina de Catia; presidente y vicepresidente de la Curia Estrella de la Evangelización, en Caricuao; además he sido vicepresidente y tesorero asistente del Senatus de Venezuela”. “Soy un soldado de Cristo y de María”, dice con orgullo.
Conoció personalmente a Benedicto XVI, ya que viajó a Roma hace un año, y junto él se muestra orgulloso en una fotografía. “Siempre el hombre o la mujer que trabajan para la Iglesia no buscan un premio sino ser servidores, soldados e Hijos de Dios, y este reconocimiento justo al año de conocer al Papa, es una honra para mí y mi familia”, dijo. 
Los presbíteros Ángelo Mazzari y Daniel Loureiro, canónigos eméritos de la Catedral de Caracas, junto al señor Manuel Da Silva, en amena conversación. Estos sacerdotes también han sido distinguidos por Benedicto XVI, con el Título de Capellán del Papa.

domingo, 30 de octubre de 2011

Zulianos festejan “la bajada de La Chinita”


 En el evento religioso presidido por el Arzobispo de Calabozo, Monseñor Manuel Felipe Díaz Sánchez, estuvieron presentes autoridades civiles, militares y dirigentes políticos para dar inicio a los festejos en honor de la Madre de Dios bajo la advocación de la Virgen de Chiquinquirá, mejor conocida como “La Chinita”. 
A continuación el texto de Oscaremyz Bello de la oficina de prensa de la Gobernación del estado Miranda.

Texto: Oscaremys Bello
Fotos: Guillermo Suarez

Maracaibo, 30 de octubre de 2011- “En todo tiempo cuando a la calle sales mi reina, tu pueblo amado te ha confundido en un sólo amor, amor inmenso, glorioso, excelso, sublime y tierno, amor celeste divinizado hacia tu bondad”. De esta manera Ricardo Aguirre inmortalizó su devoción por Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, mejor conocida internacionalmente como La Chinita o Reina Morena.

Gaitas como ésta se escuchan todo el año, pero especialmente su prosa melódica se intensifica el último sábado del mes de octubre cuando la Santa Patrona del Zulia baja para iniciar su recorrido por los pueblos de la entidad, peregrinaje que se extiende hasta el 16 de noviembre, preámbulo de la celebración religiosa por la conmemoración de los 302 años de su aparición en las riberas del Lago de Maracaibo el 18 de noviembre.

Este sábado, el gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, se unió al fervor religioso zuliano en el acto conocido como la “Bajada de la Virgen”. A las 5 de la tarde se llevó a cabo la eucaristía oficiada por el arzobispo de la población de Calabozo, estado Guárico, monseñor Manuel Felipe Díaz Sánchez.
“Para todos los marianos honrar las distintas manifestaciones de la Virgen ya es una tradición. La Bajada de la Chinita es una nueva oportunidad para renovar nuestra fe. La Virgen nos une a todos como un solo pueblo y a ella debemos pedirle por la unión del pueblo venezolano”, expresó.

Una vez más la Santa Reliquia de la patrona de los zulianos descendió para encontrarse con su feligresía. En un tobogán de 62 metros de largo se trasladó desde el nicho hasta  el pórtico. Los hombros de los servidores de María fueron sustituidos por un carro de hierro negro y lámina galvanizada manejado a control remoto.

La rampa por donde descendió la Madre Santa es un moderno diseño de José Ramón Olivares, quien en 2002 construyó esta innovadora idea, la cual suplantó la bajada manual de otrora. Cada año, desde su realización, el sistema es mejorado. Para esta ocasión se pintaron todas las láminas y se cambiaron las ruedas por unas más grandes para que no haya problemas con las flores. La velocidad del descenso la impuso el ritmo de la gaita.

Alrededor de 10 mil sillas fueron dispuestas en la Plazoleta para los feligreses que se congregaron para ver a la Chinita. Este domingo se tiene previsto que aproximadamente a la 1:00 de la tarde, la Virgen Morena Chinita inicie su recorrido por los municipios zulianos, siendo Mara el primero en recibir sus bendiciones.

302 años de devoción

La Virgen del Rosario de Chiquinquirá es la formal patrona de la Ciudad de Maracaibo, el estado Zulia y de la Guardia Nacional de la República Bolivariana de Venezuela.

La Santa imagen fue coronada canónicamente con las ofrendas de oro junto a piedras preciosas y semipreciosas tales como rubíes, zafiros y esmeraldas que su pueblo le ha obsequiado desde la colonia. Dicha corona está sostenida por cuatro ángeles de plata.

En la época hispánica la tabla fue cubierta en sus bordes con un repujado de oro, ciertos adornos sobre la imagen como coronas para la Virgen y el niño, la aureola, entre otros, los cuales han sido retirados en su mayoría a excepción de las corona. Cuenta la imagen con un cetro de oro, zafiros y esmeraldas; la imagen también con una corona elaborada con piedras denominadas "tumas" obsequio de la etnia guajira.



*****************************************

San Judas Tadeo recibe homenaje durante fiesta patronal en Caracas



El obispo auxiliar de Caracas, Monseñor Luis Armando Tineo, presidió la misa solemne junto al párroco del santuario, padre Dativo Núñez, recordando las virtudes,  fidelidad y testimonio de este santo, uno de los primeros apóstoles de Jesucristo.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic


Caracas, 30 de octubre de 2011.- El pasado 28 de octubre, como todos los años, la parroquia San Judas Tadeo o San Pío X (Décimo), ubicada en el sector de La Puerta de Caracas, abrió sus portones desde muy temprano, y con repiques de campana y cohetes llamó a los feligreses para celebrar las fiestas en honor a su santo patrón.

De esta manera lo reportó a El Guardián Católico , el hermano Ángel Ramírez, miembro activo de los cargadores del Nazareno de San Pablo de la Basílica Santa Teresa, quien estuvo presente en esta importante actividad del populoso sector en La Pastora.

Informó que la primera misa estuvo encabezada por el párroco del Santuario San Judas Tadeo, padre Dativo Núñez, a partir de las seis de la mañana. “Hubo misas desde 6 de la mañana, y luego se realizó cada hora hasta las 12 del medio día”.

Luego, a “las 3 de la tarde se dio inicio a la procesión con la imagen de San Judas y la reliquia  por las calles de La Pastora; y a las cinco y treinta de la tarde fue la misa solemne de acción de gracias al santo patrón, oficiada por el obispo auxiliar de Caracas, Monseñor Luis Armando Tineo, junto al párroco del santuario.


Al final de la misa después de la bendición, se cantó el cumpleaños a San Judas con una mega torta compartida con todos los feligreses, quienes de esta manera recordaron una vez más al milagroso santo de los pedimentos aparentemente imposibles… 

Monseñor Luis Armando Tineo, durante un pasaje de las fiestas religiosas en honor a San Judas Tadeo, en la Parroquia del sector conocido como La Puerta de Caracas, el pasado 28 de octubre de 2011. Fotos cortesía de Ángel Ramírez.
 *^************************************************


Diócesis de Barinas fortalece identidad de sacerdotes con Jesucristo

Monseñor Ramón Antonio Linares, obispo de la Diócesis de Barinas, junto a una buena parte de sus sacerdotes quienes particparon del retiro anual en esta jurisdicción eclesiástico en fecha reciente. Foto: Silaida Pinto.      

Este recogimiento espiritual se realiza cada año, con la finalidad de fortalecerse en el amor de Cristo, asimismo fortalecer el presbiterio de la Diócesis en comunión con su obispo, para que siendo fieles a él puedan servir con mayor ardor a las comunidades parroquiales.

Ramón Antonio Pérez
  
Barinas, 29 de octubre de 2011.- Del 24 al 28 de octubre de este año, Monseñor Ramón Antonio Linares Sandoval junto al clero diocesano de Barinas cumplió el retiro anual, en la casa de retiros espirituales “Betania”, ubicado en El Jabón Estado Lara, según informó la Hermana de la Comunidad Carismática “Jesús es el Señor”, Silaida Pinto Grismán, mediante comunicación enviada a este medio de información.
Este recogimiento espiritual se realiza cada año “con la finalidad de fortalecerse en el amor de Cristo, asimismo fortalecer el presbiterio de la Diócesis en comunión con su obispo, para que siendo fieles a él puedan servir con mayor ardor a las comunidades parroquiales”, dice la nota.
Previo a la actividad destaca que lo “necesario que en los días de retiro”, el hecho de que “la feligresía y las comunidades eclesiales puedan acompañar con su oración a los sacerdotes para que el Espíritu Santo pueda tocar sus vidas, sea de gran bendición y se acreciente la comunión eclesial, entre el pueblo de Dios y sus ministros ordenados”.
Así también informó que por este motivo, del 24 al 28 de octubre, las parroquias y capillas fueron “atendidas por algunos diáconos, acólitos y seminaristas” que se encontraban en una actividad denominada: “la toma vocacional del Estado Barinas”.
Para mayor comunicación con Silaida Pinto, se pueden contactar visistando su Blog Entre Notas o mediante el correo: silaidapintounica@hotmail.com

miércoles, 26 de octubre de 2011

Decretan “día de júbilo nacional” por natalicio de José Gregorio Hernández

El gobierno nacional declaró este y todos los 26 de octubre Día de Júbilo Nacional, a propósito de cumplirse 147 años del natalicio del doctor José Gregorio Hernández.
La medida es “en homenaje al natalicio del doctor José Gregorio Hernández y como reconocimiento del Gobierno Bolivariano y de su pueblo católico a este venezolano virtuoso y de profunda fe cristiana a quien su pueblo honra con el título de Venerable por haber entregado su vida, sus más altos valores morales y espirituales al servicio de los hombres y mujeres de esta patria grande”, dice el comunicado firmado por el jefe de Estado.
En los considerandos del decreto, Hernández es exaltado como un ejemplo para el pueblo venezolano, digno de veneración.
El decreto también recuerda que el Papa Juan Pablo II nombró al doctor José Gregorio Hernández como Venerable. Por otra parte, la Asamblea Nacional (AN) aprobó este martes un acuerdo en reconocimiento a la vida del médico.
El venezolano nació en Isnotú, Trujillo, el 26 de octubre de 1864. Estudió bachillerato en Caracas e ingresó en la Universidad Central de Venezuela en 1884, donde obtuvo el título de médico en 1888.
José Gregorio Hernández se preparó en París, Francia, con profundidad en las áreas de microbiología, histología normal, patología, bacteriología y fisiología experimental. Aprovechó el viaje y trajo equipos para los laboratorios del Hospital Vargas de la ciudad capital.
Además, se dedicó a la docencia, al ejercicio profesional y a la práctica religiosa. Por esta razón fue profesor desde 1891 hasta 1916.
El médico murió arrollado por un automóvil el 29 de junio 1919, en zona carqueña La Pastora.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.