miércoles, 23 de noviembre de 2011

Sacerdotes y fieles laicos reciben condecoraciones papales en la Arquidiócesis de Caracas



 Benedicto XVI hizo llegar a través del Cardenal Jorge Urosa Savino los reconocimientos a tres sacerdotes distinguidos con el título de Capellán del Papa, a quienes se les podrá llamar: Monseñor; tres laicos que recibieron la Orden de Caballeros de San Silvestre Papa; y tres damas condecoradas con la Cruz “Pro Eclesia et Pontífice”.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic 

Caracas, 23 de noviembre de 2011.- El Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Urosa Savino, en nombre del Santo Padre Benedicto XVI, entregó en la Catedral Metropolitana de esta ciudad, nueve distinciones honoríficas a tres sacerdotes y seis fieles, quienes “se han distinguido por su vida y dedicación al servicio de Dios y de la Iglesia”. 

 El Cardenal Urosa estuvo acompañado del Obispo de Puerto Cabello, Monseñor Saúl Figueroa Albornoz; y los Obispos Auxiliares de Caracas: Monseñor Luis Tineo, Monseñor Jesús González de Zárate, Monseñor Fernando Castro Aguayo; y el Obispo Auxiliar Emérito, Monseñor Nicolás Bermúdez.
Distinciones honoríficas

Monseñor Francisco Terán.
El Purpurado enumeró las cualidades de cada uno de los condecorados, y resaltó las características y responsabilidades que cumplen dentro de la Iglesia, y que les han hecho merecedores de tan alta distinción eclesiástica. De todos ellos resaltó “la fidelidad a Cristo, el amor a sus semejantes, la entrega a la familia y a la Iglesia católica”. Para el debido conferimiento fueron llamados en correcto orden de importancia de las condecoraciones.

En primer lugar, el título de Capellán del Papa fue entregado al presbítero Francisco Terán, Vicario General del Arzobispado de Caracas y Párroco de Santa Rosalía. Luego, les tocó el turno a los presbíteros Angelo Mazzari de 90 años de vida y 60 de sacerdote; y Daniel Loureiro de 81 años. Ambos son canónigos eméritos e insignes servidores de la Catedral de Caracas. A los tres desde ahora se podrá llamar: Monseñor

El presbítero Angelo Mazzari, más de 60 años de sacerdocio. 
El padre Daniel Loureiro, más de 50 años como sacerdote.
Momento especial se vivió cuando fueron llamadas las señoras Elvia Albornoz de Figueroa y Ángela del Rosario Aguayo de Castro. Sus hijos, Monseñor Saúl Figueroa Albornoz y Monseñor Fernando Castro Aguayo, respectivamente, les colocaron la Cruz “Pro Eclesia et Pontifice”. Igual distinción recibió la señora Livia de Luy, quien ha trabajado durante 39 años en el tribunal arquidiocesano de Caracas. 
Señora Elvia Albornoz de Figueroa, madre de Monseñor Saúl Fugieroa Albornoz, recibe su condecoración de parte de su hijo.

Señora Ángela del Rosario Aguayo de Castro, recibe la distición de manos de su hijo.

La señora Livia de Luy, quien ha trabajado durante más de 39 años en el tribunal arquidiocesano de Caracas, feliz por recibir esta distinción.
También fue conferida la Orden San Silvestre en el grado de Caballeros a Manuel Da Silva, quien durante 55 años ha trabajado en la Catedral de Caracas; Elías Sánchez Contreras, con más de 42 años de servicio en el Arzobispado de Caracas; y Gonzalo Pacheco, que además de mantenerse por más de 40 años en las actividades apostólicas de la Legión de María, es ayudante del Arzobispo de Caracas.

Manuel Da Silva.

Elías Sánchez Contreras.

Gonzalo Pacheco.
Por su parte, Monseñor Francisco Terán, agradeció a la máxima autoridad de la Iglesia en Caracas, los reconocimientos en nombre de sus compañeros, y dio gracias a Dios, ya que “esto significa más responsabilidad dentro de la Iglesia”.

Catequesis de Monseñor Adán Ramírez
 Monseñor Adán Ramírez, canciller de la Curia Arquidiocesana, hizo la introducción a la actividad con una catequesis explicativa del orden sacerdotal y sus grados de responsabilidad.


Explicó que dentro del rango de Monseñor existen tres niveles que son: Capellán de Su Santidad; Prelado de Honor; y Protonotario Apostólico. “En Caracas existe un solo Prelado de Honor que es Monseñor Italo Altimari, integrante del Opus Dei; y en relación al Protonotario, la Arquidiócesis de Caracas cuenta con Monseñor Francisco Javier Monterrey. También se les puede llama Reverendo Monseñor”, precisó. 

Al evento asistieron familiares y amigos de los homenajeados, quienes llenaron la Catedral de Caracas, y con sus aplausos expresaron su solidaridad y alegría. Finalmente Monseñor Saúl Figueroa presidió la eucaristía en acción de gracias a Dios por estos reconoconocimientos.

 ++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.