domingo, 21 de agosto de 2011

Investigan violencia contra menores durante Jornada Mundial de la Juventud

LO QUE ESTÁ A LA VISTA NO NECESITA ANTEOJO. Foto: REUTERS
La violencia que se vio a través de la televisión y envíos gráficos de las agencias informativas, mediante la cual grupos violentos de homosexuales, lesbianas, comunistas, ateos irredentos, delincuentes comunes y otros extremistas, atacaban de acciones y palabras a jóvenes menores que oraban y cantaban, debe ser investigada por el Estado Español y establecer los castigos correspondientes.

Ramón Antonio Pérez

Madrid, 20 de agosto de 2011.- La elocuencia de imágenes y videos acerca de la violencia propiciada y ejecutada por los llamados “anti-Papa”, contra los jóvenes que participaron el Miércoles 17 de agosto en el encuentro con Benedicto XVI, como parte de la Jornada Mundial de la Juventud, en Madrid, pareciera dejar cierta esperanza de llevarse en justicia. Al menos esto es lo que esperan las mentes sensatas de España y el Mundo entero que, horrorizados vieron como estos grupos violentos “zarandeaban” a jóvenes peregrinos, por el solo hecho de manifestar su creencia en Jesucristo.

Según reportan algunos medios de comunicación españoles, el Defensor del Menor, Arturo Canalda, ha ordenado de oficio una investigación sobre las agresiones de los laicistas en la Puerta de Sol. Con el ello el funcionario “intenta esclarecer si hubo delitos de amenazas, coacciones y violencia contra los peregrinos, en cuyo gran número de agredidos se encontraban menores de edad”.

Las imágenes que han dado la vuelta al mundo de las provocaciones, agresiones e insultos que los “anti-Papa” lanzaron a los jóvenes de la Jornada Mundial de la Juventud, llegaron al despacho del Defensor del Menor y, en consecuencia, está en la obligación de actuar.

La gravedad de estas acciones, terribles de por sí, se ha visto incrementada por la presencia de menores entre los peregrinos atacados. Por este motivo, Canalda ha abierto una investigación aclarar si durante la marcha “anti-Papa” se produjeron coacciones y amenazas hacia los menores de edad de la JMJ.


El Defensor del Menor ha afirmado que ya ha solicitado al Ministerio del Interior toda la información sobre lo que ocurrió en la Puerta del Sol y “a partir de lo que cuenten los testigos y lo que se vea en las imágenes se realizará un informe que trasladaremos a la Fiscalía de Menores para que actúe como convenga”. También ha asegurado que espera lleguen a su oficina denuncias de los familiares de los agredidos durante la próxima semana. En su opinión, la responsable de que se produjeran esos altercados fue la delegada del Gobierno, Dolores Carrión, por autorizar que la manifestación laicista pasara por la Puerta del Sol, “un error que se podría haber evitado cambiando el itinerario para que los anticatólicos y los jóvenes de la JMJ no confluyeran en el mismo sitio”.

Además, también considera que “una cosa es poder manifestarse y expresarse libremente”, y otra es agredir y provocar a unos menores que “han venido de forma muy sana” y que están sufriendo provocaciones por mostrar sus creencias religiosas.

Canalda insiste en que “siempre hay que ser cuidadoso cuando hay menores” y que “las imágenes hablan por sí solas y muestran cómo algunos fueron zarandeados”, aunque habrá que analizarlas detenidamente. En cuanto a las sanciones que podrían caer sobre los agresores, el Defensor del Menor ha declarado que todavía “es imposible determinar”.



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.