martes, 3 de mayo de 2011

Venezolanos festejaron Beatificación de Juan Pablo II


 Los católicos de Venezuela no estuvieron ajenos a la Beatificación y desde temprano, muchas parroquias y gobiernos locales organizaron actividades para sumarse a las programadas en El Vaticano. Los estados Táchira y Zulia, cruzando el país hasta Sucre y Bolívar, o en diversos rincones del Área Metropolitana de Caracas, los venezolanos mostraron el afecto por el “Papa Amigo”.

Ramón Antonio Pérez

El Cardenal Urosa presidió una eucaristía en Parque Miranda denominado a Juan Pablo II como “el  Papa de la Misericordia”.
Foto: Guillermo Suárez.
Caracas, 03 de mayo de 2011.- El Papa Juan Pablo II “consagró su vida a proclamar por el mundo entero que Cristo es el “Redentor del hombre, el salvador de la humanidad de todos los enemigos de la felicidad humana: el pecado, la maldad, el demonio y la muerte”. De esta manera se expresó el Cardenal Jorge Urosa Savino durante la misa que presidió este domingo 1 de mayo, a partir de las 3 de la tarde, en el Parque Miranda “José Joaquín ‘Papá’ Carrillo de Los Dos Caminos, con motivo de la beatificación del “Papa viajero” y la fiesta de Jesús de la Misericordia.
Foto: Justyne Zun-Dalloul.
El Purpurado estuvo acompañado del Nuncio Apostólico en Venezuela, Monseñor Pietro Parolin; los obispos auxiliares de Caracas: Monseñor Saúl Figueroa Albornóz, Monseñor Jesús González de Zárate y Monseñor Luis Tineo, además de un nutrido grupo de sacerdotes, seminaristas y miembros de los diferentes grupos de apostolado de la Arquidiócesis de Caracas que llenaron el coso deportivo. Igualmente, entre las personalidades que participaron de esta celebración eucarística se encontraban el Gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski y el Embajador de Polonia, Jacek Hinz.
El Arzobispo de Caracas resaltó las virtudes de Juan Pablo II. “Es beato porque siguió a Cristo durante toda su vida con intensidad, con emoción, con viva fe y con ardiente e inmenso amor. Y porque lo siguió especialmente cargando con la cruz de la agresión asesina, del trabajo esforzado, del gozoso cumplimiento del deber cotidiano, y especialmente con la cruz de la enfermedad que lo golpeó durante los últimos años de su larga y esplendorosa existencia”, dijo.
Juan Pablo II  en Venezuela
Adrián Guacarán volvió a interpretar  la famosa canción "El Peregrino", trayendo gratos recuerdos a los presentes en el Parque Miranda de Los Dos Caminos.
Foto: Guillermo Suárez.
Niño descendiente de polacos
vestido al modo tradicional.
Foto: Justyne Zun-Dallou
l.
El Cardenal Urosa recordó las ocasiones en las que el “El Peregrino de la Esperanza” estuvo en Venezuela: “del 26 al 29  enero de 1985 y del 8 al 11 de  febrero de 1996”. Destacó que en esos pocos días “se encontró con gente de toda Venezuela: en Caracas, Maracaibo, Mérida, Ciudad Guayana y Guanare”, además, “con personas de todos los ambientes: obispos, sacerdotes, religiosos, seminaristas, seglares, trabajadores, empresarios, políticos”.
Recordó el momento cuando el Papa JP II “saludó con particular afecto a los presos del Retén de Catia, expresándoles su compasión, y abogando por la reforma del sistema carcelario”. Acotó que “a todos, con gran cariño, quiso comunicarnos la fe viva en Cristo que animaba su existencia (…) quiso invitar a todos los venezolanos a ir por el camino de la paz y de la felicidad, que es el cumplimiento de la palabra del Señor, de los 10 Mandamientos de la ley de Dios, de la justicia y la caridad”, expresó en su homilía.
Adrián Guacarán rememoró la primera visita del Santo Padre Juan Pablo II a Venezuela interpretando la inolvidable canción "El Peregrino" en el momento de la comunión. Muchos rostros se vieron compungidos por aquellos gratos recuerdos cuando el ahora Beato, hizo subir al altar al pequeñín de Caucagua, estado Miranda para fundirse en un abrazo al terminar la canción. Esta vez, el Cardenal Urosa presentó un afectuoso saludo al todavía joven Guacarán y frente a la concurrencia del Parque Miranda se hizo tomar varias gráficas para la posteridad, mientras la feligresía reventaba en merecidos aplausos.
El Cardenal Jorge Urosa junto al cantante Adrián Guacarán, acompañado a su derecha por el Nuncio Apostólico, Monseñor Pietro Parolin, y a la izquierda por el recién nombrado Obispo de Puerto Cabello, Monseñor Saúl Figueroa.
Foto: Guillermo Suárez.
El Embajador de Polonia, Jacek Hinz, habló de la importancia que significó en su país el testimonio de los cristianos en su lucha contras el nazismo y el comunismo.
Foto: Guillermo Suárez.

El Cardenal Jorge Urosa Savino recibe los saludos del Gobernador del Estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, al finalizar la Misa en honor a la Beatificación de Juan Pablo II en Parque Miranda.
Foto: Guillermo Suárez.
Aspecto general de la eucaristía en Parque Miranda. Resalta la imagen de Jesús de la Misericordia
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

En Montalbán
Develaron estatua y cuadro de Juan Pablo II

Tres horas antes, a las 12 del mediodía, en la Rectoría Nuestra Señora de la Visitación, en la urbanización Montalbán de Caracas, también se dio inicio a los festejos por la beatificación de Su Santidad Juan Pablo II, con la realización de una procesión, eucaristía, la bendición de dos cuadros (uno del nuevo Beato y otro de Jesús de la Misericordia) y la develación de un busto que muestra sonriente al nuevo Beato.
Monseñor Nicolás Bermúdez presidió la eucaristía en Montalbán. 
La misa fue presidida por el obispo auxiliar emérito de Caracas, Monseñor Nicolás Bermúdez junto al rector de este templo, padre José Gregorio Salazar y el director nacional de Pastoral Familiar e Infancia de la CEV, presbítero Antonio Velásquez. Posteriormente se sumaron el Nuncio Apostólico, Monseñor Pietro Parolin y el exarca apostólico de la Iglesia oriental melkita en Venezuela, Monseñor George Kahhale.
Pintura de Juan Pablo II en la Iglesia La Visitación de Montalbán. 
El busto de Juan Pablo II en Montalbán.
Representantes de Polonia presentes en la eucaristía. 
Igualmente hizo acto de presencia el alcalde metropolitano Antonio Ledezma, en compañía del diputado Richard Blanco y una comitiva. Ya se encontraban en el Templo de La Visitación, el representante de la Embajada de Ecuador Ramón Torres Galarza y la responsable del Consulado de Polonia, Paula Fanderowska Granicsny, entre otros.
Testigo insigne del anuncio papal

Durante la homilía, Monseñor Nicolás Bermúdez relató experiencias personales inéditas vividas en cercanías a Karol Wojtyla, antes de ser nombrado Papa. "En la tarde del 16 de octubre de 1978 tuve la fortuna de estar en la Plaza San Pedro esperando la aparición del humo blanco. Estaba con el Rector del Colegio Polaco que días antes había llevado al Vaticano a su cardenal". Narró el Obiso que "en la logia central de la Basílica de San Pedro, el Cardenal Pericle Felice con la solemnidad que corresponde al momento dice: ´Anuntio vobis gaudium magnum´. Anuncia al mundo en expectativa el nuevo Papa: Karol Wojtyla".

Prosiguió Monseñor Bermúdez que al oir un nuevo nombre para los periodistas, uno de ellos dice: "Es un Papa Africano". Esto porque en más de cuatrocentos años un nombre no originario de Italia era elegido Papa y sonaba raro a los oídos de los comunicadores... "Mi compañero, el Rector del Colegio Polaco desaparece entre la multitud... Me había contado que cuando lo dejó antes del cónclave le dijo al Cardenal: "¿Y si lo eligen Papa...? La respuesta de Karol Wojtyla fue algo así como "no digas tonterias", refirió.

Comentó que aquel hombre de 58 años se "presentó a la multitud expectante en la logia central de la Basílica en un diálogo directo: No se si puedo expresarme bie e su idioma en nuestro idioma italiano. Si me equivoco ustedes me corregirán". Y precisó Monseñor Bermúdez que así "nació esa corriente de simpatía y de dialogo con los pueblos que caraterizó su ministerio pastoral".
También habló de su experiencia durante el velorio de Juan Pablo II; y recordó la visita que hizo el Beato realizó a la explanada de Montalbán y su encuentro con miles de venezolanos durante sus dos visitas. “Esta Rectoría fue erigida en el mismo lugar donde Su Santidad Juan Pablo II realizó la sagrada eucaristía, durante su primera visita a Venezuela, en enero de 1985”, dijo el obispo emérito de Caracas.
Al culminar la misa, Monseñor Pietro Parolin procedió a bendecir los cuadros del pintor Orozco Pienetti que adornaban los laterales del altar, mientras la Orquesta Infantil de Caracas deleitaba a los presentes con melodías especialmente ensayadas para este homenaje. Luego fue develado el busto de Juan Pablo II, cuya mueca de sonrisa recordó aquellos gratos momentos vividos por el “Peregrino” en distintas partes del mundo. Esta obra fue realizada por el escultor Leonel Durán siendo develada por él en compañía del alcalde Antonio Ledezma.
Vecina de Montalbán con el retrato de Juan Pablo II.
Grupo de Canto de la Iglesia la Visitación durante la eucaristía. 
+++++++++++++++++++++++++++++
Fiesta en Chacao por beatificación de Juan Pablo II
Muy temprano, a eso de las tres de la madrugada, la Plaza Bolívar de Chacao fue escenario para que cientos de fieles celebraran la Beatificación del Papa Juan Pablo II, apreciando la transmisión en vivo de la ceremonia que se cumplía en El Vaticano, a través de una pantalla gigante, iniciativa que fue impulsada por la alcaldía de este municipio.
Durante el evento litúrgico, Emilio Graterón, Alcalde de Chacao, señaló que el pensamiento y el legado del Papa Juan Pablo II, hoy más que nunca está vigente en Venezuela. "Él no sólo fue un líder religioso, sino social y político, que logró cambiar el momento que le tocó vivir, a través de un discurso de paz, unión y fe, por eso hoy el municipio Chacao realiza un homenaje para vivir su Beatificación”.
Graterón indicó que “Juan Pablo II fue el protagonista de la batalla final del triunfo de la libertad sobre el Muro de la Cortina de Hierro y fue uno de los artífices del final de la Guerra Fría y eso nunca lo debemos olvidar. Su mensaje a favor de la paz, de la libertad y en contra del comunismo está más vigente que nunca, al igual que el pensamiento que le dirigió a los venezolanos, durante su segunda visita al país: Venezuela, despierta y reacciona es el momento”.
Por su parte, el embajador de Polonia en Venezuela, Jacek Hinz, dijo que “la Iglesia Polaca tiene una historia muy linda al aglutinar nuestras fuerzas patrióticas y de darnos defensa ante las amenazas del nazismo o del comunismo”. Agregó que “precisamente, el Papa Juan Pablo II fue el hijo de estas grandes tradiciones y de la tolerancia hacia otras personas. Nosotros, los polacos, le agradecemos el hecho de que nos ayudó a liberarnos del comunismo, de restablecer la soberanía, la independencia nacional y la dignidad humana”.
Moronta: “Juan Pablo II es un modelo de santidad”
La noche del sábado en la víspera de la beatificación de Juan Pablo II se llevó a cabo en el estacionamiento de la Casa de Oración Virgen María de Jerusalén, en San Cristóbal, una actividad denominada “Fiesta con Juan Pablo II”, en la que niños, jóvenes, y adultos rindieron un homenaje al Beato a través de la danza, el teatro y la música.
En el festejo religioso se presentaron ministerios musicales de diversas parroquias de la Diócesis de San Cristóbal, y el grupo de teatro de la Universidad Católica del Táchira. Durante el homenaje al beato Juan Pablo II, fue expuesto el Santísimo Sacramento recibiendo la adoración y alabanza de los presentes, en acción de gracias por esta beatificación.
El Obispo de San Cristóbal, monseñor Mario Moronta Rodríguez, dirigió un mensaje a quienes hacían vigilia, manifestando que “Juan Pablo II es un modelo de santidad, y nosotros también somos invitados desde el día del bautismo a la santidad. Dios quiere darnos un mensaje a nosotros con esta beatificación, de que tenemos que ser santos. Tenemos que ser santo por una sencilla razón, porque somos hijos de Dios”.

El Pastor diocesano durante su participación les insistió a los fieles, “seamos santos, la mejor manera de hacer un reconocimiento a Juan Pablo II es diciéndole: yo quiero ser como tú, quiero ser santo. Y diciéndole a Cristo: quiere ser santo como tú eres santo, siendo un católico, sin temor ni miedo a demostrarlo ante los demás mostrando el amor que nos identifica como cristianos”.

También en el Colegio Nazaret, de Táriba, la parroquia San Juan Bosco llevó a cabo la “Fiesta de la Misericordia”. Actividad en la que los fieles rindieron un homenaje al Beato Juan Pablo II a través de un concierto de música  católica, y celebraron con solemnidad la festividad de la Divina Misericordia.

De igual manera los fieles de la parroquia Nuestra Señora de Coromoto, en Barrio Obrero, permanecieron en vigilia durante toda la noche. Con una jornada de oración y difundiendo videos que recordaron la vida pastoral del Beato, y disfrutaron de la imágenes en directo de la ceremonia de beatificación. Concluyendo a las 7 de la mañana de este domingo con la celebración de la eucaristía.

En la zona norte del estado Táchira, de la misma forma los fieles se reunieron en la parroquia San Pedro Apóstol de La Palmita, para festejar la beatificación durante una vigilia de oración hasta llegada la hora de la ceremonia y participar de ella a través de las transmisiones televisadas

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.