martes, 22 de marzo de 2011

Cardenal Urosa: “El Nazareno de San Pablo fortalece la fe de los caraqueños”

El Cardenal Jorge Urosa Savino reconoció la extraordinaria manifestación de fe de los caraqueños hacia la imagen del Nazareno de San Pablo. Alertó que “los sufrimientos de Cristo recuerdan las responsabilidades de llevar nuestras propias cargas y acercarnos a Dios con el propósito de convertirnos, especialmente durante esta época de Cuaresma”.

Ramón Antonio Pérez

Caracas, 21 de marzo de 2011.- Miles de caraqueños desbordaron las calles de esta ciudad para saludar el paso de la venerada imagen del Nazareno de San Pablo, que entre el 18 y 20 de los corrientes, cumplió la segunda etapa de la peregrinación en diferentes sectores de la Capital, esta vez, acompañada por el Cardenal Jorge Urosa Savino, quien durante las celebraciones eucarísticas hizo llamados “a la paz, a la conversión personal y a la reconciliación con Dios en esta época de Cuaresma”.
La primera eucaristía que presidió el Cardenal Urosa durante la peregrinación con el Nazareno de San Pablo, fue el sábado 20, a las tres de la tarde, en la Parroquia San Pedro Apóstol, en Los Chaguaramos. El Purpurado ratificó que la iniciativa del recorrido con la imagen del Nazareno, se inscribe dentro de la Misión Continental Evangelizadora impulsada por la Iglesia Católica en América Latina. Precisó que tomando en cuenta el tiempo de Cuaresma, “esta peregrinación contiene cuatro aspectos que son de mucha importancia para la fe de los creyentes de manera particular, y para la vida de la iglesia y la sociedad en general”.

Renovación espiritual
El Cardenal Urosa en la Iglesia San Pedro Apóstol de Los Chaguaramos.

En primer lugar destacó que se pretende la renovación espiritual y religiosa de Venezuela. “Aprovechemos esta peregrinación para reafirmar nuestra fe, es decir, reconocer que únicamente en Jesucristo está el camino de salvación”, dijo el Cardenal Urosa. Señaló que “la salvación del hombre no viene de los lujos, del poder ni del tener; tampoco viene de la comodidad de los vicios y del pecado”. Acotó la necesidad de contar con familias que reciban el sacramento del matrimonio. “Hay que ir más allá de la unión natural del hombre y la mujer. Debemos promover que más parejas reciban el sacramento del matrimonio. La felicidad y la salvación de la humanidad no vienen del placer que genera el relajo afectivo sexual o la destrucción de las familias, sino de una verdadera entrega a Dios y al cumplimiento de sus mandamientos”.

La Paz en Venezuela
En segundo lugar habló de la paz en Venezuela. “La situación de nuestro país requiere del apoyo y la participación de todos, “pero en paz”, acentuó durante su prédica en la Iglesia San Pedro Apóstol. “Debemos pedir al Nazareno que nuestras diferencias de pensamiento se respeten y se soluciones en armonía y en paz”, dijo. También exhortó a orar por los presos venezolanos. “Muchos de estos compatriotas nuestros, aunque tienen merecidas sus condenas, no las cumplen en condiciones dignas ya que en las cárceles están sometidos a situaciones de violencia e injusticias”. Igualmente hizo un llamado a orar y solidarizarse con los presos de conciencia.  

Rechazar la violencia asesina
El tercer aspecto que destacó el Arzobispo de Caracas durante sus prédicas en el recorrido cumplido por el Nazareno de San Pablo, fue el de la violencia social que sacude a Venezuela. “Cada fin de semana se producen hechos de violencia en nuestras calles que nos dejan perplejos. No podemos seguir con el baño de sangre de esta violencia asesina que enluta al país”. El Cardenal Urosa hizo énfasis en que la juventud es la más perjudicada por esta situación aunque sin embargo, refirió que la violencia no ve condición social o edades para ensañarse cada fin de semana. Comentó algunos casos concretos de personas que fueron secuestradas y luego aparecieron muertas, según las amplias reseñas difundidas por la prensa nacional.

Vocaciones sacerdotales y religiosas
El Cardenal Jorge Urosa Savino, en el Boulevard César Rengifo de El Cementerio, dirigiendo la peregrinación con la imagen del Nazareno de San Pablo.
La cuarta característica de las enseñanzas del Cardenal Urosa durante el recorrido del Nazareno, se enmarcó dentro de las necesidades de las vocaciones sacerdotales y religiosas en la Iglesia Católica. “Ser sacerdote, religioso o religiosa es una experiencia maravillosa, y aprovechando la presencia del Nazareno de San Pablo, debemos pedirle que envíe más trabajadores a su mies”.
Muchos feligreses tuvieron la oportunidad de saludar y recibir la bendición personal del Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Urosa Savino, quien a una cuadra de la Iglesia San Miguel Arcángel, en el Boulevard César Rengifo, de la avenida principal de El Cementerio, encabezó la procesión junto a sus Obispos Auxiliares, la comunidad de los Padres Dehonianos y el párroco de la zona, presbítero Alexander Quintero. 
Muchas expresiones de júbilo y vivas a la Iglesia, se escucharon a lo largo del trayecto cuando el Cardenal Urosa tomó el megáfono para dirigir los cantos, oraciones y consignas a favor del Nazareno de San Pablo. Algunos medios de comunicación aprovecharon la ocasión para entrevistar al Arzobispo de Caracas, quien reconocía la “extraordinaria manifestación de fe como corresponde al amor que los caraqueños le tienen a Cristo nuestro Señor, representado en esta imagen del Nazareno de San Pablo”. Alertó que “los sufrimientos de Cristo nos recuerdan las responsabilidades de llevar nuestras propias cargas y acercarnos a Dios con el propósito de convertirnos”.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.