martes, 7 de diciembre de 2010

Monseñor García Naranjo clama por ayuda a favor de los damnificados de Miranda



El llamado del Obispo de Guarenas busca la solidaridad para los habitantes afectados en los municipios de esta región del estado Miranda, que se encuentran bajo las aguas desde hace diecisiete días. La tragedia se resume en la muerte de por lo menos 16 personas; 3 se encuentran desaparecidas; más de 40 mil están damnificadas; y daños en 7.800 viviendas, según el último reporte del Gobernador Henrique Capriles Radonski.

Ramón Antonio Pérez

Guarenas, 07 de diciembre de 2010. Monseñor Gustavo García Naranjo, obispo de la Diócesis de Guarenas, emitió un comunicado un llamado a todas las instituciones que hacen vida en la región de Guatire, Araira y Barlovento, “para que activen, todos los mecanismos necesarios” y “unidos salgamos al encuentro de nuestros hermanos que están sufriendo esta calamidad, mas allá de nuestras ideologías, de nuestros credos, de nuestra condición social, teniendo como norte ayudar a un pueblo que sufre”.

El Prelado hizo un reconocimiento especial al Gobernador del estado Miranda Henríquez Capriles Radonski, así como a todos los alcaldes de los municipios afectados "por estar al principio de la tragedia pendiente y al lado del pueblo". Igualmente reconoció la labor de "Caritas Nacional, de la Conferencia Episcopal Venezolana, y a otras Diócesis hermanas por su asistencia y preocupación con esta Iglesia Diocesana”, dice el comunicado.

A continuación el comunicado emitido por la Diócesis de Guarenas:
=========================
Diócesis de Guarenas
CURIA DIOCESANA
RIF: J - 30498817-6

COMUNICADO


"Ante la dramática situación que vive el territorio nacional causados por las constantes lluvias, caídas durante estas ultimas semanas especialmente en esta Sub-región de Guarenas Guatire Araira y Barlovento del estado Miranda; Yo, Mons. Gustavo García Naranjo, Obispo de la Diócesis de Guarenas recuerdo a los sacerdotes lo establecido en la reunión del clero, efectuada el día 26-11 pasado, en la población de Higuerote de solidarizarnos con los sacerdotes y parroquias que han sido mas afectadas; al mismo tiempo hago un llamado a todas las instituciones que hacen vida en nuestra región, para que activen, todos los mecanismos necesarios para que unidos salgamos al encuentro de nuestros hermanos que están sufriendo esta calamidad, mas allá de nuestras ideologías, de nuestros credos, de nuestra condición social, teniendo como norte ayudar a un pueblo que sufre. Invito a todos los párrocos a que activen sus grupos de “Caritas Parroquial” y que dispongan sus espacios libres y salones como centros de acopio para atender evangélicamente a las personas afectadas en esta contingencia.

Por los momentos a partir de esta emergencia se ha hecho un recorrido por el ancianato Padre Iriarte en Guatire, constatando la magnitud de los daños ocasionados y ayudándolos con gran cantidad de bultos de pañales para adultos, ropa, comida, etc., de igual manera a nuestros hermanos en Las Clavellinas. También se entregó ropa infantil, bolsas de comida y agua potable al Párroco de Caucagua y Aragüita para que se distribuya con los necesitados en su región. Se ha donado colchonetas para el sector de Cupo y hoy se tiene dispuesto enviar comida hacia Mamporal, Cúpira y el colegio Segovia Vergara en Vista Hermosa, Guarenas. San José de Barlovento que es una de las parroquias más afectadas ha sido socorrida desde el comienzo de las lluvias, es bueno destacar, que gran parte de su jurisdicción y la de Río Chico se encuentran en medio de las aguas lo que imposibilita su acceso por ahora. Se agradece la solidaridad de la parroquia Sagrada Familia de Tacarigua con otras Parroquias mas afectadas.

Quiero expresar mi agradecimiento a todas las personas e instituciones que nos han ayudado y seguirán haciéndolo. Un reconocimiento especial al Gobernador del Estado Henríquez Carriles y a todos los Alcaldes de los Municipios afectados por estar al principio de la tragedia pendiente y al lado del pueblo, a Caritas Nacional, de la Conferencia Episcopal Venezolana, y a otras Diócesis hermanas por su asistencia y preocupación con esta Iglesia Diocesana. Envío mis condolencias a los familiares de los fallecidos por estos desastres naturales y elevo mis oraciones a Dios y a nuestra excelsa patrona Nuestra Señora de Copacabana pidiéndole que cesen las lluvias y se restablezca la situación para que en un ambiente de unión sin exclusión de nadie podamos reconstruir nuestros país y celebrar juntos como hermanos una feliz navidad y tener un prospero año nuevo".

Con mi Bendición Episcopal

+ Mons. Gustavo García Naranjo
Obispo de Guarenas





VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.