lunes, 28 de junio de 2010

Benedicto XVI solidario con obispos de Bélgica y deplora secuestro de documentos sobre pederastia



Los obispos de Bélgica estaban reunidos en el arzobispado de Malinas-Bruselas, entraron las autoridades judiciales y la policía, haciendo presente que efectuarían un registro del arzobispado, a raíz de las denuncias de abusos sexuales en la arquidiócesis. “… todos los documentos y teléfonos portátiles fueron incautados y se comunicó que nadie podía abandonar el edificio”, dice el comunicado

Ciudad del Vaticano, 28 de junio de 2010.- El Papa Benedicto XVI envió un mensaje de solidaridad al Presidente de la Conferencia Episcopal de Bélgica y Arzobispo de Malinas-Bruselas, Monseñor André-Mutien Léonard, por el polémico registro realizado el pasado 24 de junio en la Catedral de Malinas y en la sede del arzobispado, que incluyó la profanación de tumbas. De esta manera

Los registros fueron llevados a cabo por la policía y agentes judiciales el pasado jueves en el marco de una investigación abierta a la Iglesia católica de Bélgica por la supuesta ocultación de casos de pederastia.

El Pontífice manifestó su "solidaridad con los obispos belgas" en una misiva remitida al arzobispo de Malinas-Bruselas, André-Joseph Léonard, en la que además reiteró que "hechos graves como éstos (la pederastia) deben ser tratados por el ordenamiento civil y el canónico, en el respeto de la recíproca especificidad y autonomía".

"En ese sentido espero que la justicia siga su curso y garantice los derechos de las personas y de las instituciones en el respeto de las víctimas, en el reconocimiento sin prejuicios de todos los que se comprometen a colaborar con ella en el rechazo de todo cuanto oscurezca el noble desempeño de esta obligación", agregó.

El pasado jueves agentes de policía y funcionarios judiciales efectuaron registros en la sede del arzobispado de Malinas-Bruselas y en la vivienda de un cardenal en busca de documentos que corroboraran una denuncia de abuso sexual a menores por parte de miembros de la Iglesia católica.

El Vaticano denunció además el pasado viernes la profanación de las tumbas de dos cardenales durante los registros. El registro en la sede del arzobispado, la mayor circunscripción administrativa de la Iglesia católica belga, se realizó de forma simultánea a una reunión de la Conferencia Episcopal nacional, a la que asistía el nuncio apostólico.

Los investigadores, según un portavoz de la Fiscalía belga, no encontraron ningún documento en la catedral, aunque sí se incautaron de 475 expedientes, ordenadores, CD y DVD en otras dependencias inspeccionadas de la Iglesia belga.

Tomado de Religión Digital y ACIPRENSA

****************************************************
++++++++++++++++++++++++++++
Parte del Comunicado de los Obispos de Bruselas

Sigue el comunicado emitido ayer tarde por la Secretaría de Estado acerca del registro efectuado el 24 de junio en el arzobispado de Malinas-Bruselas.

"Los obispos de Bélgica estaban reunidos en el arzobispado de Malinas-Bruselas esta mañana a las 10,30 con motivo de la reunión mensual de la Conferencia Episcopal. Hacia esa hora entraron las autoridades judiciales y la policía, haciendo presente que efectuarían un registro del arzobispado, a raíz de las denuncias de abusos sexuales en el territorio de la archidiócesis. No fue dada ninguna otra explicación, pero todos los documentos y teléfonos portátiles fueron incautados y se comunicó que nadie podía abandonar el edificio”, dice el comunicado.

“Todos fueron interrogados, tanto los miembros de la Conferencia Episcopal, como los miembros del personal. No fue una experiencia agradable, pero todo se desarrolló con corrección. Los obispos han manifestado siempre su confianza en la justicia y en la labor que desempeña. El registro se ha acogido con la misma confianza y, por tanto, por el momento, se abstendrán de hacer más comentarios.

Sin embargo, los obispos, junto con el Profesor Peter Adriaensses, presidente de la comisión para el tratamiento de los abusos sexuales en el marco de una relación pastoral, lamentan el hecho de que durante otro registro, todos los archivos de dicha comisión fueron confiscados. Ese hecho va contra el derecho de privacidad que tutela a las víctimas que han decidido dirigirse a esa comisión. Por lo tanto, una acción como esa afecta gravemente al trabajo, necesario y excelente, de dicha comisión.

Eric de Beukelaer
Portavoz de la Conferencia Episcopal".

"Con la publicación de esta declaración, la Secretaría de Estado reitera su firme condena de todo acto pecaminoso y criminal de abuso de menores por parte de miembros de la Iglesia, así como la necesidad de reparar y de hacer frente a esos actos en conformidad con las exigencias de la justicia y las enseñanzas del Evangelio. A la luz de esas necesidades la Secretaría de Estado expresa también su profundo estupor por la modalidad en que ayer se llevaron a cabo algunos registros por parte de las autoridades judiciales belgas y su indignación por el hecho de que se hayan llegado incluso a violar las tumbas de los cardenales Jozef-Ernest Van Roey y León-Joseph Suenens, difuntos arzobispo de Malinas-Bruselas. A la consternación por acciones como esas se une el disgusto por algunas infracciones de la confidencialidad, a la que tienen derecho las víctimas por las que se efectuaron los registros.

El arzobispo Dominique Mamberti, secretario para las Relaciones con los Estados, expresó personalmente esos sentimientos al embajador de Bélgica ante la Santa Sede, Charles Ghislain".

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.