jueves, 25 de febrero de 2010

Nuncio Apostólico: “Hay que actuar de manera evangélica en Venezuela”

.
Monseñor Pietro Parolin, representante del Papa Benedicto XVI en Venezuela, se reunió con el Consejo Nacional de Laicos y dijo sentirse complacido por el ejemplo de unidad de la Iglesia en el país. El Nuncio Apostólico hizo una reflexión en torno a que “el Hombre Nuevo únicamente es el verdadero Jesús del Evangelio y quien se hace seguidor de Él”
__________________
Ramón Antonio Pérez

Caracas, 25 de febrero de 2010.- El Nuncio Apostólico para Venezuela, Monseñor Pietro Parolín, sostuvo este miércoles un encuentro con representantes de los movimientos de apostolado seglar del país, en la sede del Instituto de Teología para Religiosos, ITER, en la urbanización Altamira de esta ciudad, actividad convocada por el Consejo Nacional de Laicos.
Las palabras de bienvenida estuvieron cargo del presidente del CNL Manuel Arcaya, quien junto al secretario Jesús Galíndez, presentó al Nuncio cada uno de los Consejos Diocesanos de Laicos y demás organizaciones de apostolado que cumplen tareas de Evangelización en la Zona Metropolitana de Caracas.
Cabe indicar que cada movimiento hizo un resumen de las actividades que cumplen en favor de la Evangelización y renovaron su compromiso de adhesión a la Iglesia Católica ante el representante del Santo Padre.

Laicos: hombres de la iglesia en el mundo
El Prelado, pesar de reconocer que tiene apenas tres meses en Venezuela, dijo que Jesucristo está actuando en el aquí y ahora de la realidad venezolana. “Creo que estamos viviendo un momento de gracia; creo que El Señor actúa en cada momento de la historia y está actuando aquí y ahora; además, nos está llamando con toda la gracia y ayuda que necesitamos para que seamos capaces de responder de una manera evangélica a los desafíos que plantea esta situación”, dijo.
Alentó con sus palabras a ser fieles a los carismas de cada movimiento. También recordó al Papa Juan Pablo II, en la Encíclica Evagelii Nutiandi explicando que: “No hay Evangelización hasta cuando no se llega anunciar expresamente el nombre, la figura, el misterio, el reino de Jesús de Nazareth”, señaló Monseñor Parolin.
De igual manera, con base en el Documento de Puebla, recordó que “los Laicos son hombres de la Iglesia en el corazón del mundo y hombres del mundo en el corazón de la Iglesia”. Acotó que “el laico tiene que seguir a Cristo en todas las realidades del mundo; transformar estas realidades con su testimonio según los valores del Evangelio, es decir, los valores que nos propone Jesucristo”, señaló.

Tres desafíos para los laicos
Monseñor Parolín hizo un llamado a cumplir tres desafíos en la realidad nacional. “El primer desafío es el de la espiritualidad del laico” e indicó que “para llevar a cabo esta misión como dice el Evangelio siendo ‘ser sal y fermento en el mundo’, se necesita una espiritualidad muy fuerte”.
El segundo desafío es profundizar en el conocimiento de la doctrina social de la Iglesia, por ser el punto de referencia de la Iglesia Católica. “Tienen que seguir adelante por este camino”.
El tercer punto es la participación en la vida social y política de la sociedad, “ayudando a construir la sociedad democrática” como pide el Concilio Plenario de Venezuela.
El Nuncio finalizó diciendo que para el cristiano católico “no puede haber dos vidas paralelas: la vida espiritual y la vida secular”. “Es necesario una síntesis entre fe y vida” y esto es necesario para “que el mundo crea y se vuelva cristiano”, explicó.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.