lunes, 9 de noviembre de 2009

Iglesia Católica de Venezuela se suma a la campaña “Una Navidad Sin Presos Políticos”

.
La iniciativa busca que los venezolanos injustamente detenidos, recuperen su libertad en la época decembrina. Hubo compromiso de llevar a diferentes países las voces de los disidentes que son hostigados por el gobierno de Hugo Chávez

Ramón Antonio Pérez

Caracas, 09 de noviembre de 2009. La Iglesia Católica de Venezuela formará parte del grupo de instituciones nacionales e internacionales que llevará adelante una campaña en favor de que en el país durante la navidad de este año 2009 no haya presos políticos.
De esta manera se desprende de una nota informativa remitida por la Alcaldía Metropolitana, en que reportan que Monseñor Jesús González de Zarate estuvo presente en est5a reunión convocada por las Autoridades de la Alcaldía Metropolitana, brindando estricto apoyo en nombre de la Iglesia a quienes se encuentran detenidos de manera injusta por motivaciones políticas.
La nota dice que Monseñor Jesús González, Obispo auxiliar de Caracas, “ofreció el apoyo de la Iglesia Católica a todos los que sufren porque sus familiares fueron y son hostigados por su tendencia política”.
Llamado a la Paz
Por su parte, el vicepresidente de la Conferencia Episcopal venezolana, Monseñor Baltazar Porras, hizo hoy un llamado a la paz tras las declaraciones del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien llamó a los militares y civiles de su país a prepararse para una guerra con Colombia.
"Nosotros como Iglesia estamos haciendo un llamado permanente a la paz, a la búsqueda de la solución de los problemas, no solo bilaterales, sino también los internos", dijo el prelado a Caracol Radio desde Venezuela.
Porras, arzobispo de Mérida, señaló que las declaraciones de este domingo de Chávez lo que hacen es "poner los pelos de punta" y criticó que la primera salida que se busque a los problemas sea "llamar a la guerra", según citan fuentes periodísticas extranjeras.
A continuación el texto emanado del Departamento de Prensa de la Alcaldía Metropolitana
Los abogados de los presos políticos, los diputados a la Asamblea Nacional Ricardo Gutiérrez y Juan José Molina, representantes de las ONG´s y partidos políticos también refrendaron con su presencia la solicitud a la comunidad internacional para que ponga sus ojos en Venezuela y se sumen a la campaña por la libertad de los detenidos de Hugo Chávez.
Diputados de distintos países latinoamericanos ofrecieron su respaldo a La diputada boliviana, Ninoska Lazarte, aseguró que asumirá la libertad como el valor más importante y denunció, con pruebas en mano, las obras que financia el gobierno venezolano en su país. “Se gastan 600 mil dólares para construir sedes sindicales. Se ha gastado, hasta el momento, más de 100 millones de dólares para construir canchas de tenis, porque se dice deportista. Este es un informe oficial de un gasto de más de 200 millones de dólares en menos de un año simplemente en sedes sindicales y campos deportivos. Más de 400 mil dólares para ponerle césped a una cancha de futbol. Este es el gasto que el Presidente de Venezuela hace, robándole la plata a los más pobres de este país”.
Por su parte el parlamentario guatemalteco, Francisco Contreras, dijo que la libertad es algo por lo que debemos luchar y es una batalla de todos los días. “Debemos vencer el miedo a luchar y la única forma es participando. Y quienes ejercemos la función pública debemos luchar por las libertades de todos los países. No es cercenando libertades cuando logramos ser libres, es respetando la libertad de cada uno”.
También el diputado ecuatoriano, Fernando Flores, y el parlamentario peruano Jorge Del Castillo, se comprometieron a elevar la voz de los venezolanos en sus países y a encabezar una campaña por la libertad de los presos y perseguidos políticos. Del Castillo aseguró que no teme que el gobierno de Chávez afirme que su intervención en este evento tenga que ver con la política interna de Venezuela. “Los derechos humanos no son un tema de política interna sino de interés universal”, acotó

Familiares alzaron su voz
Los representantes de Ecuador, Guatemala, Bolivia y Perú escucharon atentamente las denuncias de los diferentes sectores de la sociedad venezolana sobre las violaciones a los derechos humanos en el país por parte del Gobierno de Hugo Chávez, pero fueron los familiares de los presos políticos quienes brindaron testimonio sentido de la persecución y ensañamiento de los que han sido víctimas sus seres queridos.
Osmary Pérez, hija del dirigente político Oscar Pérez, quien se encuentra asilado en Perú, pidió a los visitantes que no dejen solos a los venezolanos. “Señores, como familiar de un perseguido político quiero pedirles que lleven a sus países el sentir de nosotros para que las navidades sin presos políticos deje de ser un lema y se convierta en una realidad. Para que se abran las puertas de las cárceles de Venezuela y puedan volver los asilados y exiliados”, dijo Osmary Pérez, después de explicar a los parlamentarios la situación que vive su padre quien huyó del país acusado de instigación a delinquir por ser quien firmó como organizador de la marcha del pasado 22 de agosto contra la Ley de Educación. “En Venezuela se usa al ministerio Público y a los tribunales de justicia que parecen apéndices del Partido Socialista Unido de Venezuela para juzgar a los que disienten del Gobierno”, agregó.
La esposa del prefecto de Caracas, Richard Blanco, Mandy Ochoa, relató a los parlamentarios cómo le fueron violados sus derechos desde que fue detenido el 26 de agosto, acusado de haber producido lesiones a un funcionario de la Policía Metropolitana durante una manifestación. “Desde que fue detenido se le violaron sus derechos al debido proceso y a ser juzgado en libertad. Le pedimos a la juez del caso y a los organismos competentes que hagan justicia y que este martes lo dejen en libertad, que se pronuncien ajustados a derecho. Que mañana pueda abrazar a su madre, a sus hijos y tener navidades en libertad”, dijo Mandy Ochoa.
También Bony Simonovis, esposa del comisario Iván Simonovis, habló sobre su tragedia familiar. Con lágrimas en los ojos contó cómo su esposo fue condenado a 30 años de cárcel, junto a otros 6 policías, sin que se haya demostrado su relación con las muertes del 11 de abril de 2002. “Todos los gobiernos totalitarios niegan la existencia de presos políticos y aseguran que no hay presos políticos, sino políticos presos. También durante la dictadura de Pérez Jiménez fue así (…) Lo novedoso ahora es que usan a los tribunales para acusar a las personas de delitos comunes para llevarlos a juicio. 3 años y 14 días duró el juicio de los comisarios y los policías metropolitanos y el de los pistoleros de Puente Llaguno apenas 5 meses (…) Ellos debieron ser juzgados en libertad”, explicó Bony Simonovis, también en representación de las familias de los comisarios Vivas y Forero.

Ledezma convocó a los venezolanos al combate cívico por la paz
El Alcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, invitó a los venezolanos a trabajar por la paz y evitar las confrontaciones. "No estamos invitando a nadie a venir a confrontarse con nadie. El país necesita un cambio y para cambiar tenemos que ser diferentes. Tenemos que actuar en función de valores y principios. Vamos a proclamar la paz para Venezuela, la paz, el diálogo, y la unidad", afirmó el mandatario. Ledezma instó al presidente Chávez a dejar de jugar a la guerra con el pueblo venezolano y a unirse a la construcción de una sociedad en paz. "Cada quien puede jugar a la guerra con sus intereses, pero está prohibido jugar a la guerra con el pueblo venezolano. Tenemos que unirnos en el combate cívico por la paz", aseguró Ledezma.
El Alcalde convocó a los ciudadanos a construir la Venezuela del mañana y a tumbar el muro de la violencia para construir el de la unidad entre todos los venezolanos. "La convocatoria es a todos los venezolanos, convocamos a los mejores venezolanos, postúlense para ser mañana los grandes constructores del país. El país está enfermo de revanchismo, la gente lo que quiere es empleo, buenos servicios. Aquí hay millones de venezolanos que queremos echar abajo el muro de la violencia", enfatizó el Alcalde.
Ledezma recordó que mañana será la audiencia preliminar del Prefecto de Caracas, Richard Blanco, donde se determinará si se le seguirá un juicio en libertad, como estipulan las leyes venezolanas.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.