miércoles, 13 de mayo de 2009

Monseñor Baltasar Porras: “Chávez confronta a todos”

El Arzobispo de Mérida, Monseñor Baltasar Porras brindó estas declaraciones durante el primer día de sesiones de la XXXII Asamblea Ordinaria del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), que se desarrolla en el Seminario Nacional Nuestra Señora de Fátima, de Managua, con la participación de 60 obispos de Latinoamérica. Así lo recoge el Diario La Prensa de Nicaragua, del que se toma esta declaración. Seguro levantará roncha en el Gobierno de Hugo Chávez. La foto superior corresponde a una exposición de la Conferencia Episcopal Venezolana en la que, en otros tiempos Chávez se sonreía con la Iglesia Católica, y muy especialmente, con Monseñor Porras. la foto inferior es una de las asambleas del CELAM, pero realizada en Cuba. Ahí les dejo la información
Ramón Antonio Pérez
******************************************************
“Chávez confronta a todos”
Monseñor Baltazar Porras denuncia que maniqueísmo de Hugo Chávez divide al país entre amigos y enemigos

Mandatario arrecia acoso a medios y arremete contra Globovisión por informar sobre temblor

Lucydalia Baca C.
politica@laprensa.com.ni
El Arzobispo de Mérida, Venezuela, Baltazar Enrique Porras Cardozo, aseguró ayer que el esquema de “amigos y enemigos” instaurado por Hugo Chávez ha provocado que el enfrentamiento que existe entre la Iglesia y el Gobierno (al igual que en otros países de América Latina) haya atrapado a toda la sociedad y está causando que muchos tengan que abandonar el país.
Monseñor Porras Cardozo afirmó que, a diferencia de lo que ocurre en otros países de la región, entre ellos Nicaragua, donde los obispos mantienen algún nivel de enfrentamiento con el Gobierno, en el suyo la situación ya afecta a toda la sociedad.
Para Porras, cuando se vive bajo un esquema en el que sólo se manejan “amigos y enemigos”, y sólo se acepta “la inclinación, la aceptación y el aplauso de las propuestas gubernamentales; y todo el que simplemente opine o tenga una visión un tanto distinta es objeto de burla, de escarnio y en ocasiones también de medidas de todo tipo, legales o económicas”, eso afecta a toda la población.
Señala como muestra de esa afectación el hecho de que “algunas personas hayan tenido que abandonar el país”.
El arzobispo Porras brindó estas declaraciones durante el primer día de sesiones de la XXXII Asamblea Ordinaria del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), que se desarrolla en el Seminario Nacional Nuestra Señora de Fátima, de Managua, con la participación de 60 obispos de Latinoamérica.
El Gobierno venezolano ha colocado a la Iglesia católica y a sus líderes en el bando de sus “enemigos”, y el Arzobispo atribuye esa clasificación a la campaña por la defensa de los derechos humanos de los más pobres que ejecuta la Iglesia de forma permanente.
“Esa actitud de denuncia muchas veces molesta y es lógico que lo sea, porque es señalar. Es un llamado a la conciencia colectiva de nuestros pueblos para que los valores humanos fundamentales y los de la fe, que van más allá de lo que es el simple respeto a la vida y la convivencia”, sean mantenidos, manifestó Porras Cardozo.
El Arzobispo venezolano considera “muy difícil” buscar un diálogo con el presidente Hugo Chávez y las instancias de su Gobierno, ya que ellos sólo dialogan con los suyos y no con el resto de la sociedad. “Cuando las cosas se quieren ver sólo con el color del cristal con que se miran (el Gobierno), indudablemente hay un alejamiento de la realidad”, expresó.

DIÁLOGO DIFÍCIL
Añade que en el caso de que la Iglesia lograra concretar un acercamiento con el presidente Chávez, habría muchos temas para abordar, “porque en la actualidad se vive dentro de una sociedad en la que todas las cosas están interrelacionadas”.
Recordó que a lo largo del tiempo la Iglesia ha mantenido un llamado permanente a favor del diálogo y el entendimiento en la sociedad.
“Uno de los llamados permanentes a lo largo del tiempo es que uno no dialoga con quien quiere, sino con quien le toca”, aconsejó.
El líder religioso califica como un error que el presidente Chávez “sólo dialogue con los obreros, empresarios, educadores” y resto de sectores que “están con él” y excluya al resto, y considera que en estos momentos ésa es una de las mayores fuentes de conflicto en el país.
Además, explicó que el Gobierno de Chávez para tratar de “legalizar” su actuación está aprobando una serie de leyes de forma expedita, incluso algunas que van en contra de la Constitución.
“Para querer decir que actuar legalmente es actuar éticamente, y no es así, sabemos que las leyes para que tengan ética tienen que ser parte de un consenso de la población, para que den ese bienestar colectivo que es la razón de ser de cualquier ley civil”, enfatizó Porras Cardozo.
Según el religioso, la Iglesia mantendrá el llamado a buscar la paz. Recordó que el Papa Juan Pablo II decía que los gobernantes no oyen muy bien y que es la gente la que tiene la capacidad de pensar, reflexionar y de ir más allá de lo que es simplemente la emotividad o las bilis que pudiera haber en el campo de lo político, para resolver las crisis.

SIGUE ACOSO A MEDIOS
Las agencias internacionales de noticias reportaron ayer que tras la advertencia hecha por el presidente Chávez, el domingo anterior desde su programa Aló Presidente, respecto a que aplicaría medidas severas a los medios de comunicación por “incitar al odio y a la guerra”, la Gaceta Oficial publicó el martes una resolución según la cual se iniciarán inspecciones a las radios y televisoras a cargo del ente regulador del sector, para “verificar la instalación, operación y prestación de servicios”, y solicitar a los operadores “las informaciones que consideren convenientes”.
Además se estableció que el ente regulador del servicio, Conatel, podrá “solicitar el auxilio de cualquier fuerza pública cuando hubiera impedimento en el desempeño de sus funciones”. Los medios que se opongan a la inspección o a la entrega de documentos incurren en “ilícitos administrativos” que serán sancionados con multas.
Durante su programa dominical, Chávez había advertido que los medios privados se podían llevar una “sorpresita” en cualquier momento. “No se equivoquen. Están jugando con fuego, están jugando con fuego, manipulando, incitando al odio”, amenazó el Presidente.
El nuevo enfrentamiento con los medios surgió a raíz de que el canal de noticias Globovisión, crítico del Gobierno, diera detalles sobre un temblor usando como fuente un reporte del Servicio Geológico de Estados Unidos y cuestionara la lentitud del Gobierno para brindar la información.
En Venezuela funcionan más de 30 estaciones de radio y cinco canales privados de televisión, entre ellos Radio Caracas Televisión (RCTV), que hasta hace dos años funcionaba en señal abierta a nivel nacional y al cual en mayo del 2007 el Gobierno no le renovó la concesión, obligándolo a funcionar sólo por cable.

TAMBIÉN LAS EXPROPIACIONES
Recientemente Chávez ordenó al Instituto Nacional de Tierras (INT) la expropiación de más de diez mil hectáreas de tierras cultivables en el estado Barinas.
Chávez aseguró que esas tierras “estaban abandonadas” y acusó a los latifundistas de ser “uno de los más grandes obstáculos para el desarrollo de Venezuela”.
Agregó que tiene que acabarse la costumbre de poseer tierras “por diversión”, para visitarlas sólo los fines de semana.
“Viven en la ciudad, son capitalinos y tienen aquí una casita, una cancha de bolas, un bosquecito y tienen alguien que les cuida, le pagan una miseria (...) tienen lo que llaman una finca para venir el fin de semana o a vacacionar (...) de vez en cuando matan una ternera para celebrar, beber whisky, ron y fiesta. Eso tiene que acabarse definitivamente... Todavía en Venezuela reina la hegemonía capitalista, pero se acabará... Hay que apurar el paso, debemos tener instalada la hegemonía socialista”, aseguró Chávez, al ordenar la expropiación de las tierras.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.