lunes, 18 de mayo de 2009

Franklin Conil, un zuliano católico que evangeliza con la música


“Al Precio de Tu Sangre” es su tercera producción musical en la que reúne diez bellas canciones de alabanzas a Dios, las cuales se escuchan en buena parte de las iglesias y emisoras católicas del Zulia y de toda Venezuela

Ramón Antonio Pérez

Cabimas, 18 de mayo de 2009. “Mi sueño como músico católico es vivir a plenitud la oración de San Francisco de Asís: ser un instrumento de la paz del Señor. Es decir, vivir de manera disponible al servicio de Dios, para que este me lleve con la música a los lugares que Él quiera, hasta los confines de la tierra”.
Quien así se expresa es Franklin Conil, músico, cantante y compositor católico quien nació en Cabimas, estado Zulia, el 16 de diciembre de 1976, aunque relató que su familia “tiene hondas raíces sembradas en el estado Falcón”.
Este músico zuliano descubrió su vocación muy temprano e inició su compromiso de evangelizar desde que ingresó a la Renovación Carismática Católica en la Parroquia “Nuestra Señora de Lourdes”, en la zona petrolera de Tía Juana, hace quince años.

Cuatro años a tiempo completo
Comentó que tiene cuatro años totalmente dedicados a cantar para Dios. “El Señor ha querido que evangelice a través de la música. Eso lo he interpretado desde mi práctica de fe, y se confirma en cada presentación, en cada concierto y en cada persona que se acerca para saludarnos y decir que el contenido de las canciones les ha permitido encontrarse con Dios. Por ello, desde hace cuatro años cumplo con este compromiso de músico católico a tiempo completo”, acotó.
Expone que ha tenido oportunidad de cantar en Caracas, Maracaibo y en muchas otras regiones del país, donde la gente le recibe con aprecio y repiten sus canciones, “para la gloria de Dios”.
“En muchas partes del país, ya conocen mis canciones, lo cual se hace grato cuando la repiten en los conciertos. Uno de estos casos tiene que ver con una canción del primer disco llamada “Quédate con nosotros, Señor”, compuesta especialmente para la Eucaristía. Incluso, hay un testimonio en Sanare, estado Lara donde el nuevo Obispo pidió que la cantaran”, expresa entusiasmado.

La estrella es Dios
En muchos conciertos ha trabajado junto otros importantes músicos y cantantes católicos como el Padre Rafael Chávez, venezolano con el que ha constituido un ministerio musical y de predicación; así también, informó que ha estado en varios conciertos con la uruguaya Silvia Mariela, entre otros.
“Próximamente, en el mes de octubre, está previsto que le haga la antesala al cantante y compositor de origen mexicano, Martín Valverde, afamado por muchas canciones entre las que se encuentra “Nadie te ama como yo”, dijo.
Conil comentó que la acción del Espíritu Santo es la que está suscitando en la Iglesia una evangelización nueva en sus métodos, y la música es una manera diferente de evangelizar y expresar la fe en Jesucristo. “Nostros somos instrumentos de Dios, Para un músico católico, la verdadera estrella es Dios, sin Él no podemos hacer nada, por eso para mi es importante orar antes de cada evento”, precisó.

El Diario de María
Otra de las inquietudes de Franklin Conil en cuanto católico comprometido es que en los medios de comunicación se abran espacios para la evangelización. En tal sentido, conduce junto a otros parroquianos un programa radiofónico llamado El Diario de María, en la emisora Tropical 100.1 FM.
“Esta es una experiencia que nos permite acercarnos con las comunidades zulianas, especialmente las de la Costa Oriental del Lago. Tenemos más de tres años y el programa se transmite de lunes a viernes de 8 a 9 de la noche, cada vez con mayor audiencia”.

CONCLUSIÓN
Cabe señalar que este redactor estuvo de visita en Cabimas en fecha reciente y acompañó a Franklin Conil durante un concierto en la Parroquia “María Auxiliadora”, en Bachaquero, en el que junto a la banda “Jesús está vivo”, el cantante captó las simpatías del padre Noel Antonio Martínez Badell y de la feligresía.
Igualmente, asistió a El Diario de María y durante más de una hora fue testigo del sano intercambio que existe entre los conductores del programa y los “diario oyentes”, con abundante mensajería de texto, música católica, orientaciones pastorales e informaciones de interés eclesial y social. En hora buena, Franklin Conil.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.