sábado, 18 de abril de 2009

86 familias exigen viviendas dignas en autopista Petare - Guarenas

Ramón Antonio Pérez

El pasado martes 14 de abril hice un trabajo para El Diario de Caracas (http://www.eldiariodecaracas.net), en la sección de COMUNIDAD. Uno de los trabajos fue la acción que un grupo de venezolanos, bueno es decirlo en este blog, seguidores del actual presidente de Venezuela, realizan en el kilómetro 3 de la Autopista Petare - Guarenas, frente al Terminal de Oriente, con el fin de conseguir una vivienda. Debo señalar que en Venezuela, no importa que seas chavista, opositor o no te definas con alguna corriente política, si eres pobre vas a sufrir igual la carencia de una casa digna donde vivir. Es una necesidad que los politiqueros oficialistas o no, no han sabido resolver. A partir de este momento me pongo al servicio de todos con tal de ayudar en esos reportajes con los que voy a trabajar.
******************************************
Proponen proyecto alternativo de vivienda en el Km. 3 de la Petare-Guarenas

86 familias exigen viviendas dignas

Tres grupos distintos de venezolanos construyen sus viviendas en sectores de alto riesgo ubicados frente al Terminal de Oriente, poniendo en jaque a las autoridades competentes, ante la carencia de planes concretos

Ramón Antonio Pérez
ramper1965@gmil.com

“Desde los primeros días de febrero de este año un grupo de vecinos de distintas zonas del municipio Sucre, pernoctan en una extensión aproximada de dos hectáreas, a la altura del kilómetro 3 de la autopista Petare – Guarenas, “en espera de que las autoridades del ministerio de obras públicas y vivienda, tomen en cuenta sus necesidades así como el proyecto habitacional alternativo que han planteado”.
De esta manera lo informó Aníbal Hernández, quien lidera este grupo de venezolanos, que ante la necesidad de contar con un lugar digno donde vivir, tomaron la decisión de habitar estos terrenos, presuntamente, propiedad de la nación. La entrevista se realizó en medio de un toldo que sirve de oficina, teniendo como fondo más de treinta carpas y la inesperada visita de funcionarios de Polimiranda.
“Ante la necesidad que tenemos decidimos constituirnos legalmente en el consejo comunal “Uniendo Fuerza Santa Rosa”, para alcanzar una vivienda digna, sin embargo, estamos en espera del reconocimiento y la visita ofrecida por las autoridades de infraestructura y vivienda”, dijo Hernández.
Indicó que desde principios de febrero este grupo de personas que no se conocían, deciden habitar estos terrenos pero son hostigados por Polisucre. “Sólo un Inspector de Polisucre, de apellido Mosquera, en compañía de otros funcionarios han pretendido sacarnos porque al parecer también tienen un proyecto parecido al nuestro para beneficio de algunos policías”, denunció Hernández.
“En distintas oportunidades nos ha intentado sacar con el cuerpo de antimotines de Sucre. Creemos que como venezolanos tenemos derecho a un pedazo de tierra donde poder vivir; por eso hemos instalado nuestras carpas y permanecemos en los terrenos. Aquí hay mujeres, personas de la tercera edad, discapacitados y todos tenemos familias. Por eso nuestro llamado para que las autoridades nacionales atiendan nuestra situación”, expresó.

Actuación de Desarrollo Social
Karina Sabio, directora de desarrollo social del municipio Sucre, informó que “la actuación de la alcaldía busca resguardar la integridad de los niños, niñas y adolescentes y la defensa del medio ambiente.
“Para ello presentamos la situación al consejo de protección respectivo, y por ante la fiscalía, afin de garantizarles sus derecho a los menores hijos de los ciudadanos que están en los terrenos del kilómetro 3”, dijo.
Señaló que en las adyacencias del terminal de oriente, “Antonio Jósé de Sucre”, y el ditribuidor de la universidad Metropolitana, hay tres grupos distintos que suman un estimado de 80 familias que construyen sus viviendas sin ayuda del Estado.
“El problema de la vivienda es competencia exclusiva del gobierno nacional y de los estados. Las atribuciones de INVISUCRE están reducidas al ámbito de ayudas menores como la entrega de materiales de construcción”, precisó.

“Hasta que nos ayuden”
Miladis Vergara ha estado al frente de esta situación desde que en febrero decidió vivir en los terrenos, junto las más de 80 familias. Señala que “no somos ningunos invasores y como venezolanos, tenemos derecho a un espacio donde tener una vivienda con todas las comodidades”.
“Esperamos que el estado nos ayude en nuestro propósito y no aceptamos chantaje ni medidas de presión, con estar sin vivienda tenemos suficiente”, dijo.
Agregó que esperan que en el ministerio les reconozcan el consejo comunal constituido ya que presentaron todos los documentos en Fundacomunal Miranda, como lo estipula el requerimiento legal.

Sin casa y sin empleo
La situación social de estos venezolanos se complica por la carencia no sólo de viviendas sino también por el pago de alquileres altos, el hecho de vivir en casas de familiares y amigos o estar desempleado. Este es el caso de Walfredo Vásquez, uno de los sin techo.
“A toda mi situación de falta de vivienda se suma el hecho que estoy desempleado y tengo que pagar un alquiler mensual superior a los trescientos bolívares fuertes. ¿De dónde voy a sacar dinero para comprar o seguir pagando esto?, se preguntó con lágrimas en los ojos.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.