miércoles, 31 de diciembre de 2008

Año 2009, de pronóstico reservado


Froilan A. Barrios Nieves

Miércoles, 31 de diciembre de 2008



La tradición señala manifestar el deseo decembrino de feliz navidad y próspero año nuevo, para luego la dinámica de la vida demostrarnos en los doce meses siguientes, en cuanto se hizo realidad la ansiada aspiración para todo un país o para cada uno de nosotros. En otro nivel los analistas y expertos pronostican a través de los indicadores socioeconómicos, políticos, lo que nos deparará la marcha de la economía y la política, a contrastar con los resultados definitivos del año por concluir.
En nuestro país este ejercicio universal es afectado por el debate político y la confrontación, a tal punto que dos panoramas se plantean, optimista desde un gobierno que difunde la marcha triunfal hacia la revolución y el socialismo, y de la otra acera quienes alertamos el rumbo equivocado y el tortuoso camino a la destrucción nacional y al fin de la democracia.
¿Quien dirime este debate?, ¿Cuál será el desenlace? La dinámica de la economía, las manifestaciones del tejido social y la capacidad gubernamental para promover soluciones integrales lograría estabilizar variables socioeconómicas, en un contexto difícil agravado por la crisis financiera mundial; la cual afecta a todas las economías, incluso la nuestra, al reconocer el Presidente que ya no estamos tan blindados.
Ahora bien toda esta lógica se viene a tierra en nuestro país. Cuando vemos a los gabinetes de los diferentes gobiernos de América Latina prepararse para un año extremadamente inestable y crítico, en nuestro caso el equipo de ministros transcurre horas y horas aplaudiendo frenéticamente las historias, los comics y aventuras del Presidente extraídas de su anecdotario en los cuarteles. Donde relata en el más puro imaginario maoísta como aquel subteniente, o sea el mismo, desparramaba abundante prosa y poesía, avizorando hace 30 años lo que ocurriría hoy, desgranándose el pecho por la patria como heredero de Sucre y Bolívar.
De allí que abordar el año 2009 con la fábula que todo socialismo es bueno y todo capitalismo es malo, por tanto hay que acorralar al empresario privado nacional o transnacional como el caso del SAMBIL entre otros, ahondará mucho más los efectos del descenso de los precios petroleros y aumentará la precarización y la pobreza, indicadores agravados en el año que recién finaliza. Lo cual es reservorio y será caldo de cultivo de impactantes conflictos sociales y laborales.
Construir un nuevo proyecto político, social y económico para un país, implica integrar todas las riquezas materiales acumuladas por siglos en una economía, multiplicarlas en base a las ventajas nacionales y distribuirlas en base a una relación equitativa entre capital y trabajo, bajo la mirada del Estado, asentado sobre las bases de un sistema democrático.
Los fundamentos de un orden político y social se construyen partiendo de la riqueza material de una nación y de un proyecto integrador, no sobre la ideología. No comprenderlo, llevó al entierro a la URSS, al bloque soviético de Europa del Este; por ello la China, Vietnam hoy se devuelven y aplican la receta a la inversa, convirtiéndose en los campeones del neoliberalismo y la expoliación de un pueblo, en nombre del Estado Comunista.
Presentarle al pueblo venezolano como salida a la crisis, la Enmienda Reeleccionista, es ideología barata y al mismo tiempo la subestimación a un país que espera para el 2009 medidas concretas para enfrentar los males sociales que sacuden a toda la geografía nacional, los cuales indican en forma alarmante un proceso de degeneración social sin precedentes en nuestra historia republicana.

Movimiento Laborista
fbarriosnieves@gmail.com

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.