sábado, 10 de noviembre de 2007

Fiesta Eucarística de la Diócesis de Guarenas

El Santísimo Sacramento recorrió las calles de Mamporal
La CEV, en 2005, promulgó la Carta Pastoral en el Año de la Eucaristía, recordando que desde finales del siglo XIX se incrementó con fuerza el culto y adoración a la Eucaristía, que culminó con la consagración de la República al Santísimo Sacramento, y en 1907 con el I Congreso Eucarístico Nacional
___________________________________________________
Ramón Antonio Pérez

Mamporal, noviembre de 2007. La Diócesis de Guarenas celebró el tercer encuentro eucarístico diocesano, con el fin de motivar y fortalecer la adoración del Santísimo Sacramento entre sus feligreses, actividad que se efectuó en Mamporal, municipio Buroz, del estado Miranda, con la asistencia de representantes parroquiales, miembros de los grupos de apostolado seglar y creyentes de esta región barloventeña.
Por el clero diocesano estuvieron presentes el presbítero Carlos Frías, de la parroquia “Santa Cruz de Pacairigua”, de Guatire; el padre José Joaquín Ramírez Duque, “Sagrado Corazón de Jesús, de Guarenas; Tartak Alphonse, párroco de “Nuestra Señora de Altagracia”, de Curiepe; Teodoro Ubaldo Sosa, de “San José”, de Barlovento; y José Antonio Barrera, de la parroquia anfitriona, “Santo Domingo de Guzmán”, entre otros.
El encuentro se inició con una caminata en la plaza Eulalia Buroz, siendo encabezada por un altar en el cual se entronizó el Santísimo Sacramento para que fuera reverenciado por quienes lo veían durante su transitar por las calles de la población. Entre cantos y oraciones realizaban paradas en altares debidamente instalados para la ocasión, hasta llegar a la cancha de uso múltiple del municipio, donde fue concelebrada la santa misa.

Puros como la miel de abeja
El padre Tartak fundamentado en textos del antiguo y nuevo testamentos, tomó como ejemplo la miel de abeja, estimando que el cristiano está llamado a ser puro e incorruptible como este alimento. “En el cristiano no debe entrar la hipocresía, la falsedad, el odio y el rencor para mantener el alma limpia y pura como la miel de abeja; si así ocurriera, entonces debemos acudir hasta Jesús porque él dice: vengan a mi todos los que están cansados y agobiados”, precisó.
También recordó que con esta celebración se le rinde homenaje y reconocimiento a la presencia real de Cristo entre los hombres, la cual está demostrada “gracias a la generosidad y al amor de Jesús que se quedó con nosotros”.
Finalmente hizo un llamado para fortalecer las Cofradías del Santísimo en la Diócesis de Guarenas, precisando que el objetivo es motivar que los fieles custodios del Cuerpo de Cristo, “vivan a plenitud con su testimonio de vida, las exigencias del Evangelio”.

Venezuela consagrada al Santísimo
Por su parte, Elsa Cueva de Rojas, de la Renovación Carismática Católica, recordó que Venezuela es un país consagrado al Santísimo Sacramento. “Tiene más de cien años, y la oración de consagración debemos recitarla todos los días, para que se cumpla su contenido y podamos vivir en paz, unión; sin discriminaciones y persecuciones”.
Durante la celebración eucarística de la Diócesis de Guarenas, se recordó que en el 2005, la Conferencia Episcopal de Venezuela, mediante una Carta Pastoral en el Año de la Eucaristía, dio a conocer una serie de contenidos atinentes al sacramento más importante de la Iglesia Católica, la cual ha motivado estas actividades en todo el país.

Dicha carta se puede descargar de la siguiente dirección: http://www.cev.org.ve/doc_detalles.php?id=14

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.