viernes, 19 de octubre de 2007

Conferencia Episcopal Venezolana: “La reforma es moralmente inaceptable”

“Es un hecho comprobado que dentro de un Estado democrático pueden existir partidos socialistas y gobiernos socialistas. Abundan ejemplos en el mundo actual como Chile y Brasil. En cambio, en un "Estado socialista", tal como se propone en Venezuela, toda la actividad política, social, económica y cultural se encuadra dentro de una única opción, un pensamiento único”, dijeron los obispos

Ramón Antonio Pérez

Caracas, 19 de octubre de 2007. El Episcopado Venezolano, con el propósito de iluminar desde una valoración ética, el juicio y la decisión que corresponde asumir a los venezolanos, dio a conocer la exhortación: “Llamados a vivir en libertad” (Gl. 5, 13), estimando que, por cuanto el proyecto de Reforma Constitucional “vulnera los derechos fundamentales del sistema democrático y de la persona, poniendo en peligro la libertad y la convivencia social, la consideramos moralmente inaceptable a la luz de la Doctrina Social de la Iglesia”.
De esta forma lo dio a conocer monseñor Diego Padrón, obispo de Cumaná, quien durante la rueda de prensa convocada en la sede de la CEV, leyó la exhortación acompañado del Arzobispo de Valencia, monseñor Reinaldo del Prette, y del Obispo de San Carlos, monseñor Tomás Jesús Zárraga.

El Estado Socialista: dueño de la persona
Según el esperado análisis del episcopado nacional, el pluralismo es un “valor consagrado” por la actual Constitución, pero la “implantación de un estado socialista (…) implica el cese del pluralismo y de la libertad política y de conciencia” para los ciudadanos venezolanos.
De igual manera destaca el documento, que “un modelo de Estado socialista, marxista-leninista, estatista, es contrario al pensamiento del Libertador Simón Bolívar (…), y también contrario a la naturaleza personal del ser humano y la visión cristiana del hombre, porque establece el dominio del Estado sobre la persona”.
A consideración de la CEV, “la constitución debe expresar el acuerdo de todos los sectores, corrientes e ideologías, no puede ser la consagración de las ideas o propósitos políticos de un determinado grupo. Una modificación a la Carta Magna debe apoyarse en el mayor consenso posible”.
Monseñor Padrón, señaló la preocupación de la Iglesia porque algunos artículos del proyecto “condicionan” la participación del pueblo y sus actividades a la “sola construcción del socialismo y de la economía socialista”.

Nuevos artículos atacan derechos fundamentales
Los Obispos también analizaron la inclusión de nuevo artículos a los inicialmente presentados por el Primer Mandatario. Expusieron que las modificaciones a los artículos 337, 338 y 339, eliminan el debido proceso y el derecho a la información en los estados de excepción, lo cual significan “una patente involución”.
Estiman los Arzobispos y Obispos de Venezuela en torno a las discrepancias entre capitalismo o socialismo, que la solución “al drama de la pobreza, de las injusticias sociales, de las hirientes desigualdades, no está en el capitalismo salvaje ni en el socialismo marxista, sino en la práctica de la justicia social y de una efectiva caridad”.

Llamado a construir la paz
Los obispos señalan que “el debate sobre la Reforma, no puede considerarse como un simple conflicto entre ‘oficialismo y oposición’, entre ‘ricos y pobres’. Es algo que concierne al futuro de todo el pueblo venezolano. Y en este debate, nadie debe discriminar, ni excluir, ni ofender a quienes sustenten una opinión contraria a la suya”.
Para concluir, hicieron un llamado a vivir en libertad y a ser constructores de paz. “Solamente quien es libre, construye la paz. "Felices los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios", nos dice Jesucristo (Mt. 5,12).
“Cada uno de los cristianos está, pues, llamado a descubrir y promover caminos de justicia y reconciliación en la familia, en cada comunidad, en toda la nación: “Venezuela quiere y reclama a gritos (…), que se termine con los odios, los insultos y las descalificaciones y que sus hijos e hijas se reconcilien, se respeten y vivan en paz”, dice la exhortación.

La Exhortación se puede descargar completa en:
http://www.cev.org.ve/noticias_det.php?id=266

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.