miércoles, 15 de agosto de 2007

Sacrilegio en Guatire: robaron el Santísimo Sacramento

Ramón Antonio Pérez

La Eucaristía es uno de los siete sacramentos instituidos por Cristo para que sus seguidores participen de la vida de Dios. El concilio de Trento define claramente esta acción de fe cuando expone que: "En el Santísimo Sacramento de la Eucaristía se contiene verdadera, real y sustancialmente el Cuerpo y Sangre de nuestro Señor Jesucristo, juntamente con su Alma y Divinidad. En realidad Cristo íntegramente"

Guatire, 15 de agosto de 2007. El padre Carlos Frías, párroco de la Iglesia Santa Cruz de Pacairigua, en Guatire, quedó sorprendido y estupefacto cuando en la mañana del martes 14 de agosto, el sagrario fue encontrado en el piso del templo con claros signos de haber sido violentado.
Peor se sintió cuando observó que de la custodia fue sustraída la hostia más grande así como varias pequeñas, además de un envase con vino de consagrar, todos ellos elementos principales de la fe católica por ser considerados el mismísimo Cuerpo y Sangre de Jesucristo.
“Esto es un acto de sacrilegio y pudo haberse cometido durante la jornada nocturna, posiblemente la persona que incurrió en este grave pecado se quedó escondido en el templo luego que este fue cerrado después de las actividades del día lunes en la noche”, comentó el padre Frías, todavía sin salir de la ingrata sorpresa.


Robos constantes en la Iglesia
Se conoció que esta acción forma parte de la continuidad de hechos vandálicos que se han cometido en contra del templo parroquial de Guatire en lo que va del año 2007. “Anteriormente la delincuencia también había cargado con implementos del equipo de sonido y hurtaron la alcancía del Niño Jesús generando destrozos en una de las ventanas para salir por el techo”, dijo el párroco guatireño.
Para el padre Humberto Delgado, Vicario parroquial de Guatire, este caso se reviste de mayor importancia y preocupación porque fue directamente cometido en contra el “mismo Cuerpo de Nuestro Señor Jesucristo, lo cual es un pecado muy grave”.
Hizo votos porque las autoridades policiales del municipio Zamora implementen una mayor vigilancia en la zona para impedir que “situaciones como estas no se vuelvan a repetir”.
______________________________________________________
Presumen de los “santeros”
Aún cuando para el momento de recabar esta información no se habían hecho presentes funcionarios del CICPC para las investigaciones correspondientes, el párroco de Santa Cruz de Pacairigua estimó que la presunción de culpabilidad recae en los “santeros”.
“Estos pudieron haber contratado a alguna persona para que robaran el pan consagrado, que es de su interés, porque no se llevaron el copón y otros objetos de valor, que sí son de provecho para el hampa común”, argumentó.
También fundamentó sus sospechas en el hecho de que ha recibido denuncias en el sentido de que algunas personas se hacen pasar por fieles católicos para comulgar, y luego de recibir la hostia, se la extraen de la boca y la guardan en la ropa para llevarlas hasta sitios donde practican la santería, brujería, hechicería y otros rituales contrarios a las creencias en Cristo.

Acto de desagravio
En vista de que este hecho representa una ofensa grave en contra de las creencias cristianas, las actividades religiosas en el templo fueron suspendidas hasta el viernes, estimándose cumplir con un acto de desagravio el sábado 18 de agosto. Pare ello la autoridad eclesial de Guatire espera contar con la asistencia del Obispo de la Diócesis de Guarenas, Monseñor Gustavo García Naranjo además de los miembros de grupos de apostolado y toda la feligresía católica de la zona.
Señaló que el responsable de este hecho corre el riesgo de quedar excomulgado, y sería el Papa Benedicto XVI quien le otorgaría el sacramento del perdón, si anteriormente no ha reconocido su error ante la comunidad y la autoridad eclesiástica diocesana, debido a que el sacrilegio es un pecado grave.


La Sagrada Eucaristía
Los católicos estiman que Jesucristo está personalmente presente en el altar siempre que haya una hostia consagrada en el sagrario. Es además el mayor de todos los sacramentos, porque contiene a Cristo mismo, el Autor Divino de los Sacramentos.
Hay tres aspectos o momentos en la Eucaristía: El primero la real presencia de Cristo en el altar, siempre que haya una hostia consagrada en el sagrario; segundo, la eucaristía como sacrificio, que es la Santa Misa; y tercero, la santa comunión.
La palabra eucaristía, es derivada del griego, y significa: "acción de gracias". Es el verdadero centro del culto católico, el corazón de la fe. Es también comida que recuerda la última cena. Se reserva en las iglesias como ayuda poderosa para orar y servir a los demás. Reservar el Santísimo Sacramento significa que al terminar la comunión, el pan consagrado que sobra se coloca en el sagrario y allí se guarda con un sentido de reverencia y adoración.


Fundamento Bíblico de la Eucaristía
Jesús expresó de forma suprema la ofrenda libre de sí mismo durante la cena con los doce Apóstoles, en "la noche en que fue entregado", según se lee en la Primera Carta de los Corintios. En la víspera de su Pasión, estando todavía libre, Jesús hizo de esta última Cena con sus apóstoles el memorial de su ofrenda voluntaria al Padre, por la salvación de los hombres: “Este es mi Cuerpo que va a ser entregado por vosotros” (Lc 22,19). "Esta es mi sangre de la Alianza que va a ser derramada por muchos para remisión de los pecados" (Mt 26,28).
De modo que la Eucaristía que instituyó en este momento será el “memorial” de su sacrificio. Jesús incluye a los apóstoles en su propia ofrenda y les manda perpetuarla. Así Jesús instituye a sus apóstoles sacerdotes de la Nueva Alianza: "Por ellos me consagro a mí mismo para que ellos sean también consagrados en la verdad" (Jn 17,19).

Video del hecho:

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.