domingo, 25 de marzo de 2018

Arquidiócesis de Caracas celebró el Domingo de Ramos llamando a la solidaridad


¡Reporte desde varias iglesias en Venezuela! 
El Cardenal Jorge Urosa Savino no asistió a las ceremonias en la Catedral de Caracas debido a que todavía está convaleciendo, pero el Jueves Santo presidirá la Misa Crismal en este templo

Ramón Antonio Pérez // @Guardiancatolic
Caracas, 25 de marzo de 2018

La Arquidiócesis de Caracas celebró en sus diferentes parroquias, templos y vicarías el Domingo de Ramos, dando inicio de esta manera a la Semana Santa 2018, con intensos llamados a la paz, a la solidaridad, ratificando el mensaje de la Conferencia Episcopal para realizar acciones en favor de los más necesitados y expresando su comunión con el papa Francisco y con todos los obispos del mundo.

Monseñor Tulio Luis Ramírez Padilla, obispo auxiliar de Caracas tuvo “el honor de presidir las ceremonias en la Iglesia Primada de Caracas”, debido a que el Cardenal Jorge Urosa Savino “todavía se encuentra recuperándose de la reciente operación a la que fue sometido”, según anunció el también encargado del gobierno eclesiástico.

“Me corresponde presidir esta celebración en nombre del Señor Cardenal. Cómo ustedes saben, el Cardenal Jorge Urosa Savino, nuestro arzobispo de Caracas, se encuentra recuperándose de una intervención quirúrgica y ha tenido a bien encomendarme junto con los sacerdotes que atienden la iglesia catedral, esta hermosa celebración de Domingo de Ramos”, dijo monseñor Tulio Ramírez.

Frente al principal templo de la ciudad y acompañado por monseñor Adán Ramírez Ortiz, Deán de la Catedral; y del presbítero Johan Conteras, procedió a bendecir las palmas. Luego dio un breve mensaje a la devota feligresía y presidió la misa.

Hoy conmemoramos la entrada triunfal de Jesucristo a Jerusalén”, recordó el obispo auxiliar. “Los profetas entraban en Jerusalén que era la ciudad santa, y ya sabían lo que correspondía. Ese día Jesús entraba triunfante y los niños hebreos lo esperaban con sus ramos de olivos y palmas para darle la bienvenida”, refirió.

Sostuvo que a diferencia de los funcionarios del Imperio Romano “que utilizaban grandes espacios y carros de guerra, Jesucristo nos dio ejemplo de humildad y paciencia ya que entró en un borrico”.

Llamado a la solidaridad

Monseñor Tulio Ramírez dijo que la iglesia de Caracas está “en comunión con el papa Francisco, con los obispos de todo el mundo y con los obispos de Venezuela”. 

En ese sentido, ratificó y leyó el mensaje del Episcopado Venezolano, en el que la iglesia hace un serio análisis de la realidad nacional e indica varias propuestas para estos días.

“Vamos a sumarnos, como expresión de nuestra fe en el Resucitado que nos ha hecho hijos de Dios Padre y, por tanto hermanos, en cada una de nuestras comunidades parroquiales se pueda tener una olla comunitaria o una comida fraterna”, recordó.

Así también pidió intensificar las visitas a los enfermos, ancianos, privados de libertad, a los barrios pobres y comunidades necesitadas, “para llevar de lo que tenemos (…) acompañar a tantas personas que sienten la tristeza de la partida de sus seres queridos hacia otras naciones. No debemos olvidarnos de ellos en nuestras oraciones”.

Encomendó en el “inicio de esta Semana Santa, también a nuestras familias venezolanas, especialmente aquellos hermanos nuestros que han tenido que irse del país buscando una mejor forma de vivir; un empleo con el que puedan vivir dignamente”. 

Finalmente, invitó a participar en las diferentes actividades religiosas programadas en las parroquias de la ciudad, mencionando de manera especial las misas y procesiones del Nazareno de San Pablo. 

“Quedan invitados a una celebración muy especial como es a la misa crismal del Jueves Santo, a las 9 de la mañana, en la Catedral Metropolitana de caracas que será presidida, Dios mediante, por el cardenal Jorge Urosa Savino”, dijo.

El frustrado empeño del Gobierno


Cabe señalar que en esta ocasión, los creyentes capitalinos pasaron por el trago amargo de tener que bendecir y recibir las palmas a las puertas de la Catedral Metropolitana y no en el zócalo de la plaza Bolívar como es la tradición, esto debido a una ceremonia religiosa paralela organizada por el gobierno nacional que tuvo escasa asistencia de ciudadanos.

Con todo, en la Iglesia arquidiocesana de Caracas el Domingo de Ramos se cumplió en estricto acatamiento al llamado del cardenal Jorge Urosa Savino el pasado 22 de marzo, cuando invitó a todos los católicos  a participar activamente en los oficios religiosos de la Semana Mayor. 

“Son actos religiosos muy hermosos, de gran contenido y belleza. Es bueno que los aprovechemos para renovar nuestra fe, acercarnos más a Dios, y recibir los santos sacramentos de la Reconciliación y la Comunión”, expresó entonces el arzobispo de Caracas.

En otras iglesias y ciudades de Venezuela



Los actos religiosos no se redujeron al principal templo de Caracas, en las comunidades y barriadas de la ciudad también se llevaron a cabo ceremonias y representaciones de acuerdo con cada realidad local. 

Así, en Basílica Santa Teresa, como lo evidencian las gráficas el padre Rosendo Díaz fue uno de los encargados de bendecir las palmas. 

Entretanto, monseñor Henry Padilla, párroco del lugar y custodio de la casa del Nazareno de San Pablo, dio aconocer el programa de esta fecha en el que la bendición de las palmas se cumplió a las 8:00 am; 9:30;  12: 30 pm; y 4: 30 pm, con masiva concurrencia de fieles.

Procesión del Nazareno de San Pablo. En este templo, según la programación de Semana Santa, el Miércoles Santo desde las 12 de la medianoche se realizarán varias celebraciones eucarísticas cada hora hasta las 3 de la tarde, cuando la venerada imagen saldrá en procesión.

Jesucristo despierta a La Vega



La parroquia “San Alberto Hurtado”, ubicada en la parte alta de La Vega, en Montalbán, y que es dirigida por el sacerdote jesuita Alfredo Infante, tuvo una destacada participación este Domingo de Ramos, ya que los vecinos concurrieron para llenar de alegría  con sus cantos, ramos y palmas la cancha deportiva del sector.   



En su mensaje el padre Alfredo destacó que a su llegada a Jerusalén el pueblo esperaba el triunfo político de Jesús, lo recibe con vítores y alfombras a su paso, pero la lógica del poder no es la lógica de Jesús. “El mesianismo e Jesús es un mesianismo antimesiánico, no viene a sustituir, viene a despertar”, dijo en su mensaje con motivo de este fecha.


Expresó que Jesús no viene a dominar sino a servir. “Su fuerza es el amor no las armas. Su reino, no es según la lógica de este mundo”, dijo el sacerdote jesuita.

En conversación para El Guardián Católico el padre Alfredo precisó que en esta comunidad están trabajando con los comedores populares para ayudar a mitigar el hambre de muchas personas necesitadas. “Estamos apoyando alrededor de 1200 niños de lunes a viernes y durante la Semana Santa los comedores estarán operativos”, informó Infante.

Desde la Diócesis de San Cristóbal

Monseñor Mario del Valle Moronta Rodríguez, obispo de San Cristóbal presidió la bendición de las palmas y la eucaristía en la parroquia “Sagrario Catedral”, en horas de la mañana, con la participación de un nutrido número de fieles. 

La bendición se realizó en el atrio de la iglesia para luego ingresar en procesión al templo, según indica una nota enviada desde esa iglesia fronteriza.

“El Profeta Isaías nos brinda algunas ideas para entender cuál es la misión de Jesús. Además, en medio de la crisis que nos golpea en Venezuela, nos ofrece unos elementos para entender que Él es quien nos puede ayudar a entender lo que se debe hacer. Él es quien viene a salvar –dijo el Obispo- y para ello ofrece su mejilla y acepta todo tipo de insultos de parte de quienes oprimen a la humanidad”.

También indicó monseñor Mario Moronta: “Estamos llamados a hacer como hizo Jesús con nuestros hermanos, en especial con quienes están siendo vejados, menospreciados y oprimidos por quienes sólo quieren asegurar sus propios intereses y particular bienestar. De allí la disposición de compartir los sufrimientos de tantos hermanos nuestros, para aliviarlos y para demostrar que no están solos”.

Ciudad Guayana: El granito de arena de las ollas comunitarias


El padre José Gregorio Salazar Monroy, también hizo un reporte desde la parroquia Sagrada Familia de la diócesis de Ciudad Guayana, destacando la masiva concurrencia de la feligresía en los diversos actos religiosos, así como el compromiso de la iglesia para vivir la caridad.

“Hemos dado inicio a esta Semana Santa o ‘Días Santos’ como lo llamó San Juan Pablo II, y nuestra intención como iglesia es llamar a la solidaridad al compartir, a la fraternidad, a vivir la caridad en estos días en que estamos en una crisis profunda, humanitaria y alimentaria y de falta de medicamentos en Venezuela”, expresó el padre José Gregorio.

“La iglesia católica se hace eco para que todos, de alguna manera, abramos el corazón y pongamos un granito de arena, especialmente con el tema de las ‘ollas comunitarias’ que vamos a realizar todos los domingos, comenzando desde el primer Domingo de Pascua", expresó Salazar Monroy. 

"Para nosotros es importante tocar el corazón de cada uno de los cristianos para que se abran a la solidaridad con cada uno de sus hermanos”, destacó el sacerdote convencido de los cambios que genera la Semana Santa cuando la población vive a plenitud la pasión muerte y resurrección de Jesucristo.
  
 Los Ángeles del Tokuko

Desde el Centro Misionero "Los Ángeles del Tokuko" en la Sierra de Perijá, estado Zulia, Fray Nelson Sandoval, misionero capuchino, también remitió lo que fue parte de las actividades del Domingo de Ramos de este año, en esa zona perteneciente a la Arquidiócesis de Maracaibo....