jueves, 14 de diciembre de 2017

Fernando Albán, un creyente preocupado por la calidad de vida en Caracas


Es concejal de Caracas y apoya las “Ollas solidarias” que atienden a los más necesitados, pero también denuncia a la Alcaldía Libertador por no recoger la basura y dejar de brindarle seguridad a los ciudadanos

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
NdP y Fotos: Lisbeth Guillén

El concejal de Caracas, Fernando Albán, es un consecuente trabajador social que vive preocupado por el deterioro de la calidad de vida en la capital de Venezuela. Con frecuencia exige a las autoridades municipales la recolección de la basura y una mayor seguridad para los ciudadanos; apoya varios proyectos de “Ollas comunitarias” en las iglesias de la ciudad, y fomenta un mayor nivel de compromiso en la formación educativa como herramienta de liberación y progreso para la población.

Albán preside la comisión permanente de culto, fomento e impulso del buen vivir del Concejo Municipal de Caracas (Libertador), un ente que no tenía objetivos ni deseos de trabajo. Desde que llegó a la comisión en 2013, se propuso ponerla al servicio de la gente, traduciendo esto en una gestión más cercana a las comunidades y a sus líderes vecinales.

De allí su permanente preocupación por temas básicos como el abandono de las calles y avenidas de la ciudad, mayormente rotas y con basura acumulada, la falta de alumbrado público, entre otros problemas que competen a la Alcaldía del Municipio Libertador.

Emergencia de insalubridad

Fernando Albán declara a todas las parroquias de la ciudad “en emergencia de insalubridad”, esto como consecuencia de “las grandes cantidades de desechos que forman montañas de basura donde las moscas y el mal olor afectan a los vecinos de las distintas zonas por donde se transite”, expresó con preocupación.

En su visita a diversas zonas afectadas compartió las inquietudes de los vecinos, quienes le indicaron que el aseo urbano no tiene un cronograma de trabajo fijo ni pasa frecuentemente para recoger la basura. “Como consecuencia”, expone Albán, “las personas que viven en las calles y familias en compañía de sus hijos buscan en los desechos sólidos comida, lo que produce un colapso en las aceras y calles”.

“El desbordamiento de las bolsas de basura, ayuda a la propagación de insectos y roedores y hasta les puede ocasionar serias enfermedades a las personas en situación de calle, especialmente cuando los servicios médicos y los medicamentos son escasos”.

En tal sentido, el Edil de Caracas exhorta a la nueva alcaldesa del municipio Libertador, Erika Farías, “a que se aboque a esta situación y de respuestas a los caraqueños, que se ven afectados por las enfermedades que produce la alta contaminación”.

Colabora y fomenta las Ollas Solidarias



Pero el concejal no se queda en la sola exigencia de una mayor calidad de vida para los caraqueños. Como creyente, acompaña varias iniciativas en algunas iglesias parroquiales que buscan mitigar el hambre entre los más necesitados de esos lugares

Este trabajo lo ha venido realizando cada quince días en la Parroquia Universitaria de la UCV, “Epifanía del Señor”, donde acompaña a los padres jesuitas que las llevan a cabo.

Recientemente, con motivo de la festividad de la Inmaculada Concepción, fecha en la que la Iglesia da inicio a las celebraciones navideñas, también acompañó a los sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús (Dehonianos) Wilfredo Corniel, Carlos Luis Suarez, Alberto Galíndez y al religioso Emidio Godoy, de la parroquia Santa Rosalía, para atender a los vecinos que cada viernes acuden a mitigar sus deseos de comer.

“Estos religiosos tienen más de once meses de trabajo, intentando darles de comer la gente más necesitada de la zona”, dijo Albán. “Nos hemos propuesto  seguir apoyando y llevando el programa social Olla Solidaria a nuestros sectores más desprotegidos de nuestra ciudad, donde existe el mayor índice de pobreza”, acotó.

Explicó que dicho programa cada vez más atiende a los venezolanos que día a día ven la basura como su opción para alimentarse. “En esta oportunidad nos vinimos a la Iglesia “San Miguel Arcángel”, ubicado en la zona de El Cementerio, donde se realizan todos los viernes, dos ollas que contienen 160 litros de sopa, llevado por esta comunidad de sacerdotes dehonianos que atiende a más de 300 venezolanos”.

Declaró que “ante la crisis no solo podemos quedarnos en la queja o la denuncia, también debemos actuar y apoyar iniciativas como está que nos permitan seguir ayudando a los que hoy necesitan de nosotros”.

¿Plan de Navidades Felices? Fernando Albán informó que la Cámara Municipal de Libertador aprobó incalculables sumas de dinero para la decoración navideña y el encendido de luces contempladas en el “plan navidades felices” de la ciudad, para un total de once mil quinientos cincuenta y seis millones, seiscientos sesenta y siete mil, trescientos treinta y cuatro con ochenta y tres bolívares (Bs 11.556.667.334,83).

“Todo esto fue aprobado mientras los caraqueños siguen con su nevera vacía, a expensas de la inseguridad ciudadana, y con una ciudad que se la está comiendo la basura”, acotó finalmente el concejal de Caracas.





VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.