lunes, 4 de julio de 2016

Jorge Carrero: “El Eudista que necesita Venezuela”


El seminarista Jorge Carrero, de primer año de Teología en la Congregación de Jesús y María (Eudistas), envía un interesante artículo en el que describe el espíritu de esta congregación fundada por San Juan Eudes. RAP.

Jorge Carrero - Seminarista Eudista
I de Teología

“Ser Eudista en Venezuela es ser signo del amor misericordioso de Dios que da esperanza en medio de la tribulación, que consuela al que sufre, que acompaña al que camina, que levanta al que está caído y que guarda en su corazón las miserias de aquellos que acuden a él con la necesidad de un compañero de camino, pidiendo oración o ayuda.

Ser Eudista en Venezuela es ser sembrador de la semilla de la Palabra en esta tierra buena, que está siendo removida por el arado del sembrador, para limpiarla y prepararla a la nueva siembra y así sacar de allí nuevos frutos, infundidos por el Espíritu de Dios en un pueblo que cada vez más reconoce que no hay otro camino que volver a su Padre.


Ser Eudista en Venezuela es hacer un acto diario de consagración a nuestra Madre de Coromoto y siguiendo su ejemplo, ir al encuentro de aquellos que son rechazados y que sufren en medio de sus necesidades, para anunciar el camino a la conversión y el nuevo modelo de vida: Cristo Jesús.

Ser Eudista en Venezuela es sentirse animado por el Espíritu de Dios, para asumir los retos diarios que implican los distintos devenires sociales que enfrenta esta patria y así ser respuesta cristiana, en medio de las distintas situaciones y lugares que frecuentan los venezolanos, para convertirlos en nuevos areópagos donde se anuncie a Cristo que vive y reina en nuestro corazón y está llamando a su puerta.

Ser Eudista en Venezuela es sentirse animado por la hoguera del Corazón de Jesús, para dar todo de sí mismo, reencendiendo y animando la llama de tantos corazones que están a punto de apagarse por el desánimo, la desilusión, las preocupaciones y la desesperanza y así  seguir luchando juntos por el Reino de Dios en nuestra tierra.


Ser Eudista en Venezuela es salir al encuentro de los distintos rostros de Jesús, en los caminos, poblados y barrios de nuestro país para aprender más de Él, de su generosidad, su alegría, sus tristezas y logros y así caminar como hermanos, juntos al encuentro y construcción del Reino de los Cielos en la tierra.

Ser Eudista en Venezuela es ser Familia que se anima y apoya en todo momento, para hacer realidad los lazos fraternos que Jesús nos invitó a vivir, en medio de las virtudes y desperfectos que podamos poseer y así realizar algo bueno para Dios en medio de la realidad que nos ha regalado.



En fin, ser Eudista en Venezuela es ser hermano, misionero y apóstol junto a aquellos que necesitan de cada uno de nosotros para hacer que el Corazón de Jesús y María viva y reine en la vida de todos los hombres que habitan esta patria que nos ha visto nacer”.







VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.