miércoles, 27 de abril de 2016

Un mapa de Venezuela dividido y una misión: reencontrarse




28 ABRIL de 2016 // @GuardianCatolic
“Desde hace años tenemos un proyecto de acción verdadera, un plan de pastoral que nos rige, y con esta XIII Caminata de la Fe, estamos viviendo una demostración masiva del compromiso que se vive en las comunidades cristianas de Petare”.
Bajo esta premisa Nicolás Bermúdez Villamizar dejó sentado que la Iglesia de Caracas siempre ha sido solidaria, trabaja y comparte de manera preferencial con los más pobres y excluidos de la sociedad venezolana.

Lo dijo durante la misa que presidió el 24 de abril en la plazoleta de Barrio Unión, en Petare, con motivo de la XIII Caminata de la Fe que organiza la arquidiócesis de Caracas en la zona.

“Estamos viviendo un acontecimiento real de expresión de vida”, dijo el obispo auxiliar emérito.

“De esta manera estamos en salida”, acotó usando palabras del papa Francisco, “cuyo dinamismo brindado a la Iglesia en todo el mundo nos impulsa a proclamar el Evangelio y acoger no solo a los cristianos organizados en comunidades, sino también a quienes no son cristianos”, apuntó.

Bermúdez recordó el lema que motivó la caminata de la fe: “Petare con Jesús Resucitado, camina y muestra su misericordia”

Explicó que en esta oportunidad estuvo inspirada en el Año de la misericordia convocado por el Papa Francisco. La caminata ha sido para comunicar a Jesús resucitado, para expresar nuestra fe y alentar un mayor compromiso con los más necesitados”, indicó.

Igualmente invitó a poner “en práctica las obras de misericordia”, porque todas están especialmente vinculadas a la vida de las personas que viven en las barriadas pobres.

Las palabras del obispo fueron refrendadas por José Luis Ramírez, un vecino que participó en esta marcha de la fe, a pesar de no estar vinculado a ningún movimiento de apostolado.

“Aquí están reunidas más de siete mil personas vinculadas a los movimientos de la Iglesia y a la feligresía en general que viven en estas barriadas pobres; pero también asistimos otros ciudadanos sensibles al mensaje del Papa”, alegó.

Mapa de la misericordia


Desde las nueve de la mañana, la caminata se inició en dos rutas: una al sur de Petare (sectores de la calle La Línea) y otra, al norte (barrio La Dolorita).

En medio de cánticos y oraciones, la peregrinación serpenteó comunidades enclavadas donde anteriormente había cerros, montañas y vaguadas naturales que cedieron ante la construcción de viviendas pobres.

Antes del mediodía, coincidieron frente a la iglesia parroquial Nuestra Señora del Carmen, que el próximo 23 de mayo cumple sesenta años de fundada, según recordó el carmelita Juan Pablo Chaparro.

Un momento especial de la jornada se vivió a la hora de lasofrendas. Cinco parroquianos presentaron un mapa de Venezuela, cortado en igual cantidad de partes.

María Elena Abad tuvo la oportunidad de murmurar mientras se realizaba el acto: “Así está nuestro país: ¡dividido! Pero todos tenemos la tarea de reencontrarnos”.


Poco a poco el mapa de Venezuela se fue armando. Cual juego de puzzle, de repente “el rompecabezas del país” tomó la forma gráfica conocida.
Al final, las cinco zonas fragmentadas quedaron compuestas “de los valores con que la Iglesia de Petare ha trabajado este Año de la misericordia”, explicó Cruz María Palma.

“Venezuela necesita urgentemente los valores del reino, y las enseñanzas del amor cristiano que promueve nuestra Iglesia, como son la “cultura del encuentro, justicia, diálogo, colaboración y respeto”, indicó esta evangelizadora y vecina de Petare.

Varios grupos juveniles de teatro parroquial, hicieron representaciones alusivas a las obras de misericordia, quedando en el ambiente un buen recuerdo y el fortalecimiento de la hermandad en medio de estas comunidades cristianas.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.