lunes, 1 de febrero de 2016

Cruz del Nazareno de San Pablo recorrerá iglesias de Vargas durante cuarenta días


En el marco del Año de la Misericordia, la Cruz del Nazareno de San Pablo visita nuevamente al estado Vargas, siendo la primera actividad una misa en la Plaza Mayor de Catia la Mar, el próximo miércoles de Ceniza

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Nota de Prensa / Laura Beatriz De Stefano Troncone

Catia La Mar, 01 de febrero de 2016.- Durante un espacio de cuarenta días, la Cruz del Nazareno de San Pablo podrá ser venerada por los devotos y feligreses de la Diócesis de La Guaira que acudan a las iglesias de las nueve parroquias eclesiásticas del sector oeste del estado Vargas, según revela en una nota informativa el coordinador de la Zona Pastoral de Catia la Mar, presbítero Antonio Rella.

“Los sacerdotes de la Zona Pastoral de Catia la Mar, en ocasión de la Cuaresma, hemos decidido realizar una actividad que reúna todo el significado que nos pide el Santo Padre. Gracias a la disposición de monseñor Henry Padilla, párroco de la Basílica de Santa Teresa, el 10 de febrero, Miércoles de Cenizas, la cruz del Nazareno de San Pablo será recibida en la santa misa que se celebrará a las 4:30 pm en la Plaza Mayor,” puntualizó.

A partir de ese momento iniciará un recorrido por las parroquias eclesiásticas San Miguel Arcángel de Vista al Mar, María Auxiliadora de Las Tunitas, San José Obrero de Mamo, Nuestra Señora del Carmen de la Soublette, Sagrado Corazón de Jesús de la Páez, Nuestra Señora de Coromoto de Guaracarumbo, Nuestra Señora de Las Misericordia de Playa Grande, Beata María de San José de Mirabal y Virgen del Valle de Zamora.

JORNADAS DE RECONCILIACIÓN.- Indicó que desde el 10 de febrero hasta el 18 de marzo habrá jornadas de reconciliación con el Señor, donde los sacerdotes administrarán el sacramento de la confesión. Para Pascua, en el día de la Divina Misericordia, se celebrará una misa de avivamiento de fe y sanación, y la Bendición del Mar el Domingo de Resurrección en el Paseo la Marina. Todo esto en el marco del Año Santo de la Misericordia, decretado por el Papa Francisco.

El padre Alfredo Bustamante, párroco de San José Obrero de Mamo, destacó que la cruz peregrina es la misma que usó la imagen del Nazareno de San Pablo cuando visitó al estado Vargas el sábado 15 de abril del 2000, en el Año Jubilar. En esa oportunidad estuvo acompañada por el entonces arzobispo de Caracas, cardenal José Ignacio Velasco.

Comentó que el viernes pasado, junto a la comisión de laicos y los cofrades de la Sociedad del Nazareno, acudieron a la Basílica de Santa Teresa de la Arquidiócesis de Caracas para verificar la logística de traslado de la cruz. Allí fueron recibidos personalmente por monseñor Henry Padilla, quien les hizo algunas sugerencias para el transporte de la cruz.


SÍMBOLO DE FE CRISTIANA.- Explicó el padre Rella que desde los inicios de la Iglesia, la cruz ha sido el símbolo de la fe cristiana, principalmente porque en ella Jesucristo nos salvó con el sacrificio de su vida, máxima prueba de su amor misericordioso por nosotros. 

“También la Iglesia ha sido un símbolo que nos recuerda el doble mandamiento del amor: Amor a Dios (trazo vertical) y amor a los hermanos (trazo horizontal)”.

Este año, indicó, es especial para la Iglesia Católica porque Su Santidad ha dispuesto que sea un Año Santo dedicado a la Misericordia. Toda la Iglesia ha recibido la invitación a experimentar en la propia vida la doble dimensión de la misericordia, la cual es sentir y vivir el amor de Dios que se manifiesta de manera excelsa en el perdón que el Señor nos ofrece, y vivir el amor al prójimo, en especial los más necesitados.

La imagen más venerada

Muchos son los milagros hechos por el Nazareno de San Pablo de la Basílica de Santa Teresa, entre ella la sanación de los enfermos afectados por una epidemia de fiebre amarilla o vómito negro que azotó a Caracas en 1697. 

Cuentan que mientras era llevado en procesión la corona de espina se enredó en un limonero, del cual se desprendieron sus frutos que los devotos recogieron y dieron a los afectados por la enfermedad.

El Nazareno también ha estado envuelto en muchas leyendas. Una de ellas es que después de la tragedia de Vargas en 1999, se difundió la historia de que el Nazareno de San Pablo cada vez se inclina más debido a las catástrofes naturales y a los males que aquejan al mundo, así como a los problemas o sufrimientos de sus fieles.



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.