viernes, 11 de diciembre de 2015

Venezuela celebra inicio del Año de la Misericordia





El Año Jubilar de la Misericordia convocado por el papa Francisco y que inició el pasado 8 de noviembre con la apertura de la Puerta Santa en el Vaticano, tendrá su réplica en la iglesia de Venezuela donde fue recibida “con mucha alegría la convocatoria”. El Episcopado indicó en un comunicado que “la misericordia viene de Dios y es siempre fuente de perdón, serenidad, paz y esperanza”.

Resalta que la misericordia es la vía que une a Dios y al hombre, porque abre el corazón a la esperanza de ser amados para siempre no obstante el límite de nuestro pecado, y “Jesucristo es el rostro de la ternura y compasión del Padre, que nos revela un misterio de amor y salvación. Por tanto, el año jubilar que concluirá el 20 de noviembre de 2016, será para la iglesia “un tiempo extraordinario de gracia”.

Cada diócesis venezolana como estímulo para la conversión y de acuerdo a la Bula El Rostro de la Misericordia, programó varias iniciativas: peregrinaciones, celebraciones del perdón para experimentar la compasión de Dios en el sacramento de la Reconciliación, compromisos sobre las obras de misericordia corporales y espirituales a favor de los más pobres e iniciativas de oración como las “24 horas para el Señor”.

Imitando las iniciativas de Francisco


El domingo 10 de julio de 2016, la Conferencia Episcopal celebrará el sacramento de la reconciliación en 40 parroquias populares de Caracas. Los obispos “iremos en grupos a algunas cárceles, hospitales y ancianatos para acercar la misericordia sacramental (eucaristía, reconciliación y unción de los enfermos) a estos hermanos nuestros”.

También realizarán “una eucaristía y un almuerzo fraterno con un grupo de hermanos nuestros más pobres en la sede de Conferencia Episcopal”, gestos que se parecen mucho a los realizados por el papa Francisco durante su pontificado.

Campaña Compartir para llevar la esperanza


Otra actividad importante que cumplirá la Iglesia de Venezuela a lo largo del Año Jubilar de la Misericordia, está vinculada a la XXXVI Campaña Compartir 2016. El comunicado de la CEV explica que ésta “ofrecerá una ocasión privilegiada para concretar compromisos de misericordia visibles hacia los más pobres, que nos permitan vencer la cultura de la indiferencia y promover el encuentro”. 

Los arzobispos y obispos de Venezuela “como compromiso social queremos insistir en el acompañamiento a las víctimas de la violencia, a los enfermos y a los privados de libertad, creando grupos de Alientos, Solidaridad y Acompañamiento, con el lema; “Alienta la Vida: Donde haya desesperación, que yo lleve Esperanza”.

Jubileo en la Iglesia primada de Caracas

José Trinidad Fernández, obispo auxiliar y presidente de la comisión organizadora del Año Jubilar en la arquidiócesis de Caracas, informó que el cardenal Jorge Urosa Savino abrirá la Puerta Santa en la catedral metropolitana de esta ciudad, a partir de las doce del mediodía del venidero domingo 13 de diciembre.

Luego, el 27 de diciembre, dijo el prelado, se realizará el Jubileo de la Misericordia en cada una de las parroquias de la capital venezolana, según destaca en el programa difundido que contempla para 2016 actividades vinculadas a cada una de las áreas de pastoral: catequesis, juvenil, vocacional, social, salud, ancianos, enfermos, etcétera.
  • El 24 de enero, celebración ecuménica de la Misericordia, en el seminario “San José” de El Hatillo, siendo responsable el padre Ramón Vinke;
  • El 29 de enero, en cada parroquia se cumplirá el jubileo del mundo educativo, siendo responsable la directiva de AVEC;
  • El 2 de febrero, corresponde el Jubileo a la Vida Consagrada, y la celebración será en el Templo Nacional Don Bosco de Altamira, siendo responsable de su organización la Conferencia de Religiosos y Religiosas de Venezuela - CONVER;
  • El 11 de febrero, es el turno de la pastoral de la salud, pastoral social, y la Ruta de José Gregorio Hernández, en la parroquia Nuestra Señora de la Candelaria;
  • El 21 de febrero, corresponde el jubileo a la curia arzobispal y del personal de secretaría de los despachos parroquiales de la arquidiócesis, siendo la actividad central en la Catedral de Caracas bajo responsabilidad de monseñor Adán Ramírez. En esta misma fecha y bajo la responsabilidad del padre Armelín De Sousa, será el jubileo de los jóvenes, el cual se desarrollará en cada parroquia;
  • 21 y 22 de marzo de 2016. Lunes y Martes Santo: Jubileo de los ancianos y enfermos;
  • 24 de marzo de 2016. Jueves Santo: Misa Crismal Jubileo de los Sacerdotes;
  • 3 de abril de 2016. Domingo de la divina misericordia. Acto central en el  Gimnasio Cubierto Papá Carrillo;
  • 15 de mayo de 2016. Solemnidad de Pentecostés: Jubileo del Seminario y Pastoral Vocacional, en la Catedral de Caracas;
  • 11 de junio. Jubileo de los Diáconos Permanentes. En el templo San José De Chacao, a las 6 de la tarde;
  • 11 de septiembre de 2016. Jubileo Mariano. En el Santuario Ntra. Sra. de Coromoto;
  • 30 de octubre de 2016. Jubileo de los Catequistas. Iglesia San José de Chacao.

Monseñor “Trino” Fernández considera que con estos eventos la iglesia tendrá la oportunidad de consolidar la comunión fraterna y acción pastoral en las comunidades.


Nunca nos cansemos de ofrecer misericordia y seamos siempre pacientes en el confortar y perdonar. La Iglesia, en este año jubilar, se haga voz de cada hombre y mujer y repita con confianza y sin descanso: «Acuérdate, Señor, de tu misericordia y de tu amor; que son eternos» (Sal 25,6), dijo citando el comunicado de la CEV.


************************
Diócesis de Margarita se suma al Jubileo Extraordinario de la Misericordia


En Margarita se inaugurará con la apertura de la Puerta Santa en la Iglesia Catedral de Nuestra Señora de La Asunción el próximo domingo 13 de diciembre a las 4:30 pm, nos reuniremos en el Palacio Legislativo

Margarita, 10 de diciembre de 2015.- Monseñor Fernando Castro Aguayo, obispo de Margarita dice que el contexto histórico en que se inicia este Año Jubilar, es  muy especial, porque el mundo sufre de transformaciones trágicas: terrorismo, ataques a la familia, emigraciones, hambre, atropello de la dignidad de la persona humana, narcotráfico”.

No obstante, en una nota de prensa enviada a esta redacción indica: “Con gran alegría hemos recibido la noticia de la convocatoria del Jubileo Extraordinario de la Misericordia hecha por el Papa Francisco. Este es un año de gracia marcado por el misterio más profundo de Dios que en esta ocasión se muestra como la Misericordia”.

“En este Año Jubilar debemos de contemplar a Jesucristo”m dice el prelado. “Él es quien revela el rostro del Padre. Debe ser empeño de toda la Iglesia de Margarita que vivamos profundamente este “Jubileo de la Misericordia”.

Se trata por tanto de un camino de descubrimiento y de apertura al Dios de la misericordia que se debe traducir en una conversión, en un cambio de vida. Todos somos pecadores y necesitamos de la misericordia de Dios.

El Jubileo comenzó en Roma el pasado 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción y concluirá el 20 de Noviembre de 2016, Domingo de la Solemnidad de Cristo Rey del Universo. Según lo dispuesto del Santo Padre Francisco, se dará inicio, al jubileo, en cada diócesis el domingo III de Adviento; Margarita se inaugurará con la apertura de la Puerta Santa en la Iglesia Catedral de Nuestra Señora de La Asunción el próximo domingo 13 de diciembre a las 4:30 pm, nos reuniremos en el Palacio Legislativo.

De la misma forma he dispuesto una segunda Puerta Santa en la Basílica de Nuestra Señora del Valle del Espíritu Santo la que inauguraré el domingo 20 de diciembre, también a las 4:30 de la tarde, nos congregaremos en el Campo Eucarístico.

A lo largo de este Año Jubilar celebraremos Jubileos particulares con los educadores, jóvenes, familias, religiosos, ancianos, enfermos, pescadores, catequistas, sacerdotes, diáconos, seminaristas, privados de libertad, comunicadores, poderes público etc., oportunamente iremos informando las fechas de cada una de esas celebraciones.

Pido a cada Parroquia, a cada colegio, a cada gremio, a cada familia que se comprometa a una obra de misericordia en concreto, así resplandecerá mejor el rostro de Cristo en los creyentes
Quiero agradecer a la Comisión Diocesana para el Jubileo Extraordinario de la Misericordia por sus sugerencias y sus trabajos de sensibilización.

Exhorto a los margariteños para que individual y familiarmente vivan el Jubileo de la Misericordia. Pido a la Madre de Dios por todo los fieles de la diócesis de Margarita para que descubramos la ternura de Dios y nos dejemos transformar por su Misericordia.

**********************
Maracaibo abrirá la Puerta Santa después de la Coronilla
El rezo de la Coronilla de la Misericordia, a las tres de la tarde, antecede en la arquidiócesis de Maracaibo la apertura de la Puerta Santa
“Misericordiosos como el padre”, con este lema el papa Francisco ha convocado un año Jubilar Extraordinario de la Misericordia, el cual es una invitación a ser misericordiosos como Dios lo es hacia nosotros y también como celebración por conmemorarse 50 años del Concilio Ecuménico Vaticano II, con este evento inició un nuevo período la vida y misión de la Iglesia en el mundo.
Para dar inicio al año jubilar, se realiza el rito de apertura de la Puerta Santa, el cual simboliza a Cristo, quien al hablar del redil de las ovejas dijo de sí mismo «Yo soy la puerta» y con ello el Señor Jesús manifestó claramente que «nadie puede tener acceso al Padre si no a través suyo».
En el mundo, el año jubilar inició el pasado martes 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción, y por disposición del papa en el resto del mundo se iniciará el próximo 13 de diciembre.
Para dar inicio a las actividades enmarcadas en el año Jubilar de la Misericordia, este sábado 12 de diciembre, se realizarán confesiones desde las 7:00 pm en la basílica Nuestra Señora de Chiquinquira, en presencia de la reliquia del Santo Cristo Negro, venerado perennemente en la Catedral de Maracaibo y cuenta con 415 años del milagro de Gibraltar.  
Para el día domingo, se iniciará con el rezo de la Coronilla de la Misericordia, a las 3 de la tarde, en la plazoleta de la basílica, para luego salir en peregrinación desde la basílica hasta la catedral con la imagen del Cristo Negro, meditando las obras de Caridad, las cuales más que nunca, este año jubilar debemos poner en práctica.
El rito más significativo, para iniciar el año jubilar, es la apertura de la Puerta Santa, la Cual se realizara una vez llegue la peregrinación a la catedral y estará a cargo de Monseñor Ubaldo Santana Sequera, Arzobispo de Maracaibo, acompañado de su obispo auxiliar Monseñor Ángel Francisco Caraballo. Este rito, solo sucede cada 50 años y por disposición del Papa Francisco se nos ha adelantado 35 años.

**************************
Iglesia de Apure inaugura Jubileo de la Misericordia en tres lugares

Desde las 8 de la mañana, la Puerta Santa se abrirá en la Santa Iglesia Catedral de San Fernando, en la Parroquia Santuario Nacional El Nazareno de Achuaguas y en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Guasdualito

La Iglesia católica apureña se prepara para vivir el Jubileo de la Misericordia que el Papa Francisco ha inaugurado este ocho de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, con la apertura de la Puerta Santa en la Basílica de San Pedro, y que se prolongará hasta el 20 de noviembre del año 2016, dice una nota de InfodiocesisApure.

A través de una Carta Pastoral, el Obispo de San Fernando de Apure, Monseñor Víctor Manuel Pérez Rojas, indicó las líneas celebrativas la Inauguración del Jubileo de la Misericordia en la Diócesis, acontecimiento que tendrá lugar este domingo 13 de Diciembre, tal como lo ha previsto el Papa Francisco en la Bula de convocatoria.

Precisa el Documento del Obispo Diocesano que, debido a la extensión, en Apure la inauguración del Jubileo de la Misericordia se realizará con la apertura de la Puerta Santa en tres lugares que “han sido siempre importantes para todo nuestro acontecer eclesial, y ya hemos tenido esta misma experiencia, en el lanzamiento de la Misión Continental y en el año de la fe”.

En efecto, este domingo 13 de diciembre la Puerta Santa se abrirá a la misma hora, precedido de concentraciones en lugares públicos desde las 8:00AM, en la Santa Iglesia Catedral de San Fernando, en la Parroquia Santuario Nacional El Nazareno de Achuaguas y en la Parroquia Ntra. Sra. del Carmen de Guasdualito, agrupando zonas Pastorales para una mayor participación.

El Año Santo o Jubileo de la Misericordia es un tiempo de Gracia y de Perdón en el que la Iglesia pone de manifiesto su naturaleza de ser Signo e instrumento de la Misericordia de Dios para la humanidad.

A continuación el Texto completo de la Carta Pastoral del Excmo. Mons. Víctor Manuel Pérez Rojas, Obispo de San Fernando de Apure, con motivo del Jubileo de la Misericordia:

Gobierno Superior Eclesiástico
Curia Diocesana
OFICIAL
  
A TODOS LOS VICARIOS EPISCOPALES, ARCIPRESTES, PÁRROCOS, ADMINISTRADORES PARROQUIALES, DIÁCONOS, RELIGIOSOS, RELIGIOSAS, DIRECTIVA AVEC, DIRECTIVAS DE MOVIMIENTOS DE APOSTOLADO, ASESORES DE LAS DIVERSAS ÁREAS DE LA PASTORAL, A CADA UNA DE LAS INSTANCIAS DE COMUNIÓN Y TODOS LOS FIELES LAICOS.

Jesucristo el Señor, Misericordia del Padre les bendiga a todos Ustedes, que junto conmigo caminan en este proceso Evangelizador construyendo el Reino de Dios en medio de esta Iglesia peregrinante en Apure.

Hermanos: el Papa Francisco anunció desde el, 13 de marzo de 2015, en la Basílica de San Pedro, la celebración de un Año Santo extraordinario. Este Jubileo de la Misericordia se iniciará el presente año con la apertura de la Puerta Santa en la Basílica Vaticana el 8 de diciembre durante la solemnidad de la Inmaculada Concepción y concluirá el 20 de noviembre de 2016 con la solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo.  Año Santo convocado con la Bula Misericordiae Vultus. El Santo Padre, al inicio del año, exclamó: “Estamos viviendo el tiempo de la misericordia. Éste es el tiempo de la misericordia. Hay tanta necesidad hoy de misericordia, y es importante que los fieles laicos la vivan y la lleven a los diversos ambientes sociales. ¡Adelante!”

La apertura de este Jubileo adquiere un significado especial ya que tendrá lugar en el quincuagésimo aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II, ocurrida en 1965. Será por tanto un impulso para que la Iglesia continúe la obra iniciada con el Vaticano II. 

Quiero resaltar estas palabras del Papa Francisco cuando dirige la carta al Presidente del Consejo Pontificio para la promoción de la Nueva Evangelización con la que concede la Indulgencia a todos los fieles que celebren este jubileo de la Misericordia:

” Mi pensamiento se dirige, en primer lugar, a todos los fieles que en cada diócesis, o como peregrinos en Roma, vivirán la gracia del Jubileo. Deseo que la indulgencia jubilar llegue a cada uno como genuina experiencia de la misericordia de Dios, la cual va al encuentro de todos con el rostro del Padre que acoge y perdona, olvidando completamente el pecado cometido. Para vivir y obtener la indulgencia los fieles están llamados a realizar una breve peregrinación hacia la Puerta Santa, abierta en cada catedral o en las iglesias establecidas por el obispo diocesano, como signo del deseo profundo de auténtica conversión. Igualmente dispongo que se pueda ganar la indulgencia en los santuarios donde se abra la Puerta de la Misericordia y en las iglesias que tradicionalmente se identifican como Jubilares. Es importante que este momento esté unido, ante todo, al Sacramento de la Reconciliación y a la celebración de la santa Eucaristía con una reflexión sobre la misericordia. Será necesario acompañar estas celebraciones con la profesión de fe y con la oración por mí y por las intenciones que llevo en el corazón para el bien de la Iglesia y de todo el mundo.

Pienso, además, en quienes por diversos motivos se verán imposibilitados de llegar a la Puerta Santa, en primer lugar los enfermos y las personas ancianas y solas, a menudo en condiciones de no poder salir de casa. Para ellos será de gran ayuda vivir la enfermedad y el sufrimiento como experiencia de cercanía al Señor que en el misterio de su pasión, muerte y resurrección indica la vía maestra para dar sentido al dolor y a la soledad. Vivir con fe y gozosa esperanza este momento de prueba, recibiendo la comunión o participando en la santa misa y en la oración comunitaria, también a través de los diversos medios de comunicación, será para ellos el modo de obtener la indulgencia jubilar.

Mi pensamiento se dirige también a los presos, que experimentan la limitación de su libertad. El Jubileo siempre ha sido la ocasión de una gran amnistía, destinada a hacer partícipes a muchas personas que, incluso mereciendo una pena, sin embargo han tomado conciencia de la injusticia cometida y desean sinceramente integrarse de nuevo en la sociedad dando su contribución honesta. Que a todos ellos llegue realmente la misericordia del Padre que quiere estar cerca de quien más necesita de su perdón. En las capillas de las cárceles podrán ganar la indulgencia, y cada vez que atraviesen la puerta de su celda, dirigiendo su pensamiento y la oración al Padre, pueda este gesto ser para ellos el paso de la Puerta Santa, porque la misericordia de Dios, capaz de convertir los corazones, es también capaz de convertir las rejas en experiencia de libertad.

He pedido que la Iglesia redescubra en este tiempo jubilar la riqueza contenida en las obras de misericordia corporales y espirituales. La experiencia de la misericordia, en efecto, se hace visible en el testimonio de signos concretos como Jesús mismo nos enseñó. Cada vez que un fiel viva personalmente una o más de estas obras obtendrá ciertamente la indulgencia jubilar. De aquí el compromiso a vivir de la misericordia para obtener la gracia del perdón completo y total por el poder del amor del Padre que no excluye a nadie. Será, por lo tanto, una indulgencia jubilar plena, fruto del acontecimiento mismo que se celebra y se vive con fe, esperanza y caridad.

La indulgencia jubilar, por último, se puede ganar también para los difuntos. A ellos estamos unidos por el testimonio de fe y caridad que nos dejaron. De igual modo que los recordamos en la celebración eucarística, también podemos, en el gran misterio de la comunión de los santos, rezar por ellos para que el rostro misericordioso del Padre los libere de todo residuo de culpa y pueda abrazarlos en la bienaventuranza que no tiene fin”.

Siendo este el fin del Año de la Misericordia, el papa ha establecido en su Bula Misericordiae Vultus en el N. 3, que el III Domingo de Adviento en las Iglesias Particulares, en la catedral que es la Iglesia Madre para todos los fieles, en los Santuarios o en una Iglesia de significado especial se abra por todo el Año Santo una idéntica Puerta de la Misericordia.

Es por eso. Hermanos todos en el Señor, que los invito a animar y preparar desde ya todas las zonas pastorales, comunidades parroquiales, colegios, caréceles, instituciones públicas y privadas donde exista la presencia de capellanes a vivir en comunión con toda la Iglesia este acontecimiento de gracia y salvación que Dios nos está ofreciendo en estos últimos tiempos, para que podamos experimentar su Misericordia manifestada en el rostro de su amado hijo Jesucristo.

Como Pastor de esta porción de  Iglesia y debido a su extensión, he querido concentrar este acontecimiento en tres lugares: la Iglesia catedral San Fernando Rey, zona I,II y III presidiendo Mons. Víctor Manuel Pérez Rojas, el Santuario Nacional del Nazareno en Achaguas, zona pastoral IV y V presidiendo P. Antonio Pérez y finalmente en la Parroquia Ntra. Sra. del Carmen en Guasdualito, zona pastoral VI y VII presidiendo P. Hector Herrera;  lugares que han sido siempre importantes para todo nuestro acontecer eclesial, y ya hemos tenido esta misma experiencia, en el lanzamiento de la Misión Continental y en el año de la fe.  Por tanto, les pido a los  señores arciprestes organizar dicha celebración de inauguración y todo el acontecer del jubileo durante el año en los siguientes lineamentos: 
1.       Etapa previa a la inauguración:

·         Catequizar cada una de las parroquias y colegios en el sentido del Año Jubilar de la Misericordia, teniendo en cuenta la Bula Papal Misericordiae Vultus. 
·         Animar a todos los fieles a salir a las calles a dar apertura a este año santo. (los arciprestes de cada lugar de apertura organizaran lo mejor que puedan de acuerdo a la realidad en  la animación y la identificación, etc.)
·         Catequizar a cerca de lo que significa las indulgencias que el papa ofrece a lo largo del año y aquellos que las pueden obtener de acuerdo a su situación de vida (fieles todos, enfermos, presos, misericordiosos, difuntos, etc).
·         Ofrecerles la oración de la misericordia del papa Francisco
·         Resaltar en cada parroquia los signos del año de la misericordia: el logo con su significado, el himno, etc.
·         Escoger una puerta en cada uno de los Templos escogidos para la apertura de la puerta santa, decorarla resaltando los signos que identifican este año santo.
·         Organizar celebraciones penitenciales ya sea a nivel zonal o parroquial, acompañadas de un esquema para el examen de conciencia. 
2.      Etapa celebrativa e inaugural:
·         Convocar al pueblo de Dios en un lugar de concentración que no sea frente al Templo donde se vaya abrir la puerta Santa.
·         Que las parroquias vayan acompañados de sus estandartes y aquellos signos que enriquezcan esta procesión.
·         Dar inicio con la Oración por el año de la misericordia del papa Francisco y luego la procesión con la imagen de la Divina Misericordia hacia el Templo para abrir la Puerta Santa.  El ritmo de la procesión que sea acompañados con cantos, oraciones, lemas de la misericordia y el rezo de la coronilla de la Divina Misericordia.
·         Llegado al Templo se realizara el rito de la apertura de la puerta Santa y seguidamente la Solemne Misa del ritual de este día.
·         Recomendar que la Eucaristía de apertura al año santo es el primer momento de ganar indulgencia plenaria teniendo en cuenta las recomendaciones del Papa. 
3.      Etapa post celebrativa:
·         Mantener los signos a modo externo en el templo parroquial y colegios
·         Que cada parroquia organice la Pastoral de la Misericordia, de tal manera que sea la instancia inmediata para promocionar el años de la misericordia durante todo el año.
·         Que cada parroquia mantenga en su escuela parroquial la formación de los Discípulos de la Misericordia y en el tiempo de la Cuaresma sean enviados por medio de un rito celebrativo a las comunidades a evangelizar llevando y testimoniando la Misericordia del padre.
·         Que a nivel de zonas pastorales y parroquiales se intensifiquen celebraciones litúrgicas, de formación, de misión, etc. durante este año jubilar.
·         Los Capellanes de los colegios católicos junto con los coordinadores de la pastoral puedan organizar a nivel interno eventos, celebraciones y otras actividades que promuevan el año de la misericordia.
4.      Etapa de Clausura:
·         Se realizara el 20 de noviembre tal como lo señala el Papa en la Bula Misericordiae Vultus, teniendo en cuenta los mismos tres puntos celebrativos. (a medida del transcurso del año, se darán las indicaciones del modo como daremos clausura al año jubilar)

Nuestra Iglesia de San Fernando de Apure está necesitada en estos momentos de la Misericordia del padre, pues somos pecadores y este tiempo de gracia nos ayudara a acercarnos a este gran misterio de Dios que ama, perdona, reconcilia y nos hace nuevos hijos suyos.  Pongamos también este año jubilar  en manos de nuestra Madre de la Misericordia, que nos ha ofrecido el rostro del Padre, su Hijo Jesús, para que con su intercesión nos lleve a celebrar este camino penitencial y podamos alcanzar las indulgencias que nos ofrece este año santo.

Con el deseo de que todos tengamos sentimientos de misericordia como nuestro Padre es misericordioso, se despide de ustedes.

   
Mons. Víctor Manuel Pérez Rojas
Obispo de San Fernando de Apure





VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.