miércoles, 2 de septiembre de 2015

PUBLICA @AleteiaES: El Papa Francisco autoriza el perdón jubilar para mujeres arrepentidas de abortar




El pecado del aborto será absuelto por los sacerdotes durante el año Jubilar “a quienes lo han practicado y arrepentidos de corazón pidan por ello perdón”, escribió el Papa Francisco este martes 01 de septiembre.


En una carta dirigida al presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, monseñor Rino Fisichella, el Pontífice centra “la atención sobre algunos puntos debido a la cercanía del próximo Jubileo extraordinario de la Misericordia”.

El perdón, sin embargo, solamente podrá ser concedido durante el Jubileo de la Misericordia o Año Santo, entre el 8 de diciembre próximo y el 20 de noviembre de 2016.

El aborto producto de una cultura superficial 

El Papa consideró importante intervenir para facilitar que la celebración del Año Santo sea un auténtico momento de encuentro con la misericordia de Dios para todos los creyentes”, escribió.

Así señaló que “uno de los graves problemas de nuestro tiempo es, ciertamente, la modificación de la relación con la vida”. Al mismo tiempo que, “una mentalidad muy generalizada” atenta contra la “acogida de una nueva vida”.

Por ello, denunció que “algunos viven el drama del aborto con una consciencia superficial, casi sin darse cuenta del gravísimo mal que comporta un acto de ese tipo”. El Pontífice señaló que “muchos otros, en cambio”, “consideran no tener otro camino por donde ir”.

Cicatriz en el corazón 

Subrayó el drama de las “todas las mujeres que han recurrido al aborto”. “Conozco bien los condicionamientos” de las mujeres “que las condujeron a esa decisión (de abortar). Sé que es un drama existencial y moral” añadió.

En la carta indicó que ha encontrado a “muchas mujeres que llevaban en su corazón una cicatriz por esa elección sufrida y dolorosa. Lo sucedido es profundamente injusto; sin embargo, sólo el hecho de comprenderlo en su verdad puede consentir no perder la esperanza”.

Perdón de Dios al arrepentido de corazón 

Igualmente, el Papa escribió que “el perdón de Dios no se puede negar a todo el que se haya arrepentido, sobre todo cuando con corazón sincero se acerca al Sacramento de la Confesión para obtener la reconciliación con el Padre”.

También por este motivo, el Sucesor de Pedro ha decidido “conceder a todos los sacerdotes para el Año jubilar, no obstante cualquier cuestión contraria, la facultad de absolver del pecado del aborto a quienes lo han practicado y arrepentidos de corazón piden por ello perdón.

Doctrina no cambia: el aborto es un crimen 

Por su parte, el padre Federico Lombardi, portavoz del Papa, aclaró que la decisión del Pontífice no “minimiza” este crimen, sino que tiene el objetivo de hacer comprender la magnitud del grave pecado cometido. De hecho, señaló la ‘claridad de las palabras del Papa’ al instar a los sacerdotes a prepararse para “esta gran tarea”.

En este sentido, el Pontífice instruyó a los sacerdotes para que se preparen para “conjugar palabras de genuina acogida con una reflexión que ayude a comprender el pecado cometido”.

Es decir, que el perdón llegará después de que el sacerdote indique a la mujer y/o  la personas pecadoras, un camino de arrepentimiento y de “conversión verdadera para llegar a acoger el auténtico y generoso perdón del Padre que todo lo renueva con su presencia”.

Aborto atenta contra quinto mandamiento 

Según la doctrina de la Iglesia, el aborto es un pecado grave que atenta contra el quinto mandamiento, equivalente al homicidio directo y voluntario. Los médicos y otras personas involucradas en este crimen son ‘cooperadores’ de un asesinato que se traduce en la excomunión.

El Catecismo de la Iglesia católica en el punto 470, explica que el aborto directo, es un pecado grave porque “el ser humano hasta su concebimiento, debe ser respetado y protegido” en su integridad.

Por otro lado, el Papa Francisco en la misma misiva, ha aclarado otros tres puntos:

La misericordia con las personas privadas de su libertad o en la cárcel
El Pontífice explicó que el Jubileo es como “un gran amnistía” para los arrepentidos de sus crímenes.

De esta manera, “en las capillas de las cárceles podrán ganar la indulgencia”, y cada vez que “atraviesen la puerta de su celda, dirigiendo su pensamiento y la oración al Padre, pueda este gesto ser para ellos el paso de la Puerta Santa, porque la misericordia de Dios, capaz de convertir los corazones, es también capaz de convertir las rejas en experiencia de libertad”.

Fraternidad de San Pío X

El Papa “se dirige a los fieles que por diversos motivos frecuentan las iglesias donde celebran los sacerdotes de la Fraternidad de San Pío X”.

En el mensaje aclara que “este Año jubilar de la Misericordia no excluye a nadie”. “Confío que en el futuro próximo se puedan encontrar soluciones para recuperar la plena comunión con los sacerdotes y los superiores de la Fraternidad”.

Jubileo 

La bula del Jubileo es un documento fundamental para conocer el espíritu con el que ha sido convocado el año santo, las intenciones y los frutos esperados por el Papa Francisco.

La apertura del próximo Jubileo tendrá lugar en el 50º aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II, ocurrida en 1965.

El rito inicial del jubileo es la apertura de la Puerta Santa. Se trata de una puerta que se abre solamente durante el Año Santo, mientas el resto de años permanece sellada. Tienen una Puerta Santa las cuatro basílicas mayores de Roma: San Pedro, San Juan de Letrán, San Pablo Extramuros y Santa María Mayor.




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.