viernes, 21 de agosto de 2015

¡6to Poder EN LA CALLE! - Leocenis García reconoce apoyo del Nuncio Apostólico



Luego de la huelga de hambre denuncia que el Sebin de Plaza Venezuela “está lleno”; y los “funcionarios se quejan de que no pueden atender a tanta gente detenida. La mayoría de los casos no ameritan privativa, y algunos son realmente ridículos

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic

Caracas,21 de agosto de 2015.- Tesón, constancia, coraje, humildad y mucha fe en Dios, son palabras que pudieran definir al periodista Leocenis García, a pesar de encontrarse convaleciente debido a la huelga de hambre que mantuvo por 87 días, una primera parte en los calabozos del Sebin y la otra en el Hospital Militar de Caracas, y que le pusieron al filo de la muerte.

Este 21 de agosto de 2015, a pesar de continuar recibiendo un injusto castigo, teniendo ahora casa por cárcel, sus medios de comunicación, adscritos al Grupo 6to Poder, han salido a la calle para seguir ejerciendo lo que él siempre ha hecho: un periodismo libre, independiente y objetivo. Según ha escrito en su primera columna: “Leocenis Habla Claro”, siempre ha creído en “la libertad, la democracia, la dignidad; en fin, cuanto nos inspira y mueve determina cuán resistente podemos ser ante la adversidad”.

Pero también el periodista deja claro su hondo sentido espiritual, reconociendo en Dios y en San Miguel Arcángel -de quien es fiel devoto (Ver Aquí)-, las fuentes de donde ha conseguido esa fuerza que le mantienen incólume y firme en sus luchas.

“Durante estos días, puse mi vida en manos de la Divina Providencia y de Miguel, el Arcángel, y sobre todo pensé en todos aquellos que aspiran la libertad, y son capaces de sacrificarse por ella. Es del poder, del espíritu, donde el hombre encuentra la inspiración para librar las más difíciles batallas”, escribió García.

Sus palabras también han tenido alcance para las personas que le ayudaron en esta lucha por sus derechos humanos, ciudadanos, y por el derecho al trabajo de más de noventa periodistas debido al cierre y confiscación de sus medios de comunicación.

Entre otras personalidades ha reconocido la labor desarrollada por el Nuncio Apostólico de Su Santidad en Venezuela, monseñor Aldo Giordano. “También mi agradecimiento al Nuncio Apostólico, Aldo Giordano, que siempre me tuvo presente en sus conversaciones con el Ejecutivo”, escribió en su columna.

Mencionó a su “querido amigo Gastón Guisandes, al doctor Herman Escarrá, a Marisabel Rodriguez, Alberto Ravell, Diego Arria, a Tania Díaz, que escuchó atentamente a mi hermana en el Hospital Militar”. Y aunque no citó sus nombres, agradeció el gesto de “una larga lista de ministros, diputados y gobernadores que atendieron a mi hermana, y no es el momento de nombrar. También a un querido embajador de otro país en Venezuela, que no puedo nombrar. Y como es público, también recibí apoyo de la embajada americana, la cual agradezco”.


Finalmente, Leocenis García escribió que varios presos deben ser liberados. “El Sebin está lleno, me refiero al de Plaza Venezuela. Los mismos funcionarios se quejan de que no pueden atender a tanta gente detenida. La mayoría de los casos no ameritan privativa, y algunos son realmente ridículos”. 

@GuardianCatolic


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.