miércoles, 15 de julio de 2015

PUBLICA @AleteiaES: Esperanza ante el acuerdo sobre el programa nuclear iraní



La Santa Sede espera ahora acercamientos en otros ámbitos


Un acuerdo entre Irán y 6 potencias internacionales en Viena, anunciado este martes 14 de julio, limitaría el programa nuclear iraní  a cambio de un cese de las sanciones económicas. Además, en la mesa de negociación está pendiente el levantamiento de hostilidades después de 35 años de enfrentamientos entre Washington y Teherán.

El director de la Oficina de Información de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi respondió hoy a las preguntas de los periodistas sobre el anuncio del histórico acuerdo.  

La Santa Sede considera positivo el acuerdo

"Se trata de un resultado importante de las negociaciones llevadas a cabo hasta la fecha, pero que requiere la continuación del esfuerzo y del compromiso de todos para que dé frutos. Se espera que dichos frutos no se limiten solo al ámbito del programa nuclear, sino que se extiendan a otros sectores”, declaró Lombardi.

El Estado monoteísta de los ayatolás ha tenido alzada la bandera de la capacidad de producir energía nuclear durante la última década para negociar su subsistencia en el concierto de las naciones.

Por su parte, EEUU y otras potencias militares de la OTAN han frenado el acceso de los iraníes a la bomba atómica para evitar un conflicto mundial.

En 2009, Barack Obama con su elección a presidente de EEUU, prometió mano dura contra las aspiraciones bélicas de Teherán. Y el Papa Francisco ha llamado más de una vez a la comunidad internacional a parar todas las guerras en acto, en un panorama que ha definido: “una tercera guerra mundial a pedazos”.

El contexto ha cambiado desde las primeras sanciones a Irán con el aumento del conflicto en Oriente Medio y la reorganización de los yihadistas del Estado Islámico y la guerra en Siria.

Ahora, la Unión Europea y EEUU esperan que Teherán sea un aliado en la guerra contra el terrorismo y el fundamentalismo islámico, que además atenta contra la vida de los musulmanes indistintamente de su matriz, y despierta continuos llamados por parte de la Iglesia católica a preservar la vida de las minorías étnicas y religiosas en Oriente Próximo.




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.