miércoles, 8 de julio de 2015

¡Noticias de la Diócesis de Cabimas! - Horacio Martínez recibe ordenación diaconal


“El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres”, dijo el nuevo diácono. En el marco de los 50 años de fundada la Diócesis de Cabimas, el Señor sigue bendiciendo a esta Iglesia particular con vocaciones sacerdotales, dijo el obispo, monseñor William Delgado

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Texto y Fotos: Magdy Zara / Diócesis de Cabimas


Cabimas, 07 de julio de 2015.- Recientemente el seminarista Horacio Martínez, fue ordenado diácono, mediante la imposición de manos de Monseñor William Delgado, obispo de la Diócesis de Cabimas. La ceremonia se llevó a cabo en la Iglesia Catedral "Nuestra Señora del Rosario" de Cabimas, la cual se encontraba repleta de amigos y familiares, que quisieron acompañar a Martínez en este momento especial.
El ritual se inició como de costumbre con la presentación del elegido, de quien se afirmó es apto para recibir este ministerio; luego se hicieron las promesas de celibato, se cantaron las letanías, se prosiguió a la imposición de manos y oración consecratoria por parte del obispo Diocesano. Sus padres le ayudaron a colocar la  dalmática y la estola, y posteriormente, Monseñor Delgado le hizo entrega del Evangelio y le dieron el abrazo de la paz.


Durante la homilía Monseñor William Delgado, recordó que esta celebración se efectúa en el marco del 50 aniversario de la fundación de la Diócesis de Cabimas, dijo que esta eucaristía es una ocasión propia para dar gracias a Dios porque sigue bendiciendo esta Diócesis con vocaciones sacerdotales.
“El ministerio del diaconado se manifiesta en tres servicios: liturgia, palabra y caridad, así que participa  como  todos los ministros ordenados del triple ministerio de Cristo”, agregó el obispo.

Por su parte Martínez, una vez finalizada la eucaristía dio las gracias a Dios, por haberlo elegido, comentando que la ordenación está entre los sacramentos de la madurez cristiana para el servicio a la comunidad. Luego dijo: “el Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres”.
*********************

Seminaristas de Cabimas realizarán jornada misionera 2015
 Se llevará a cabo del 16 al 26 de julio, inspirada en la frase de Monseñor Óscar Arnulfo Romero: “Que los pobres me ayuden a vivir el Evangelio
Un grupo de seminaristas de la Diócesis de Cabimas, estará misionando en la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, de los Laureles en Cabimas, del 16 al 26 de julio del año en curso. Así lo informó el seminarista Roberto Segovia, quien cursa estudios en el seminario Santo Tomás de Aquino en Maracaibo, quien agregó que el lema de este año será “Que los pobres me ayuden a vivir el Evangelio” de Monseñor Romero.
Explicó que las misiones “son un tiempo de gracia que Dios nos regala para llevar la Buena Noticia a tantas personas en el mundo (cfr. Mc 6, 7-12). Estas Misiones se desarrollan en una parte específica. Se pueden dar en lugares donde ya se conoce el Evangelio como donde todavía no se ha oído hablar de él. Dios es el centro de la misión; no nos predicamos a nosotros mismos (cfr. 2Cor 4,5) Esta experiencia es muy enriquecedora; ya que, damos de lo que hemos recibido”.
Agregó que “todos los bautizados tenemos la obligación de misionar, evangelizar; no es trabajo sólo de sacerdotes o monjas. El misionero no puede trabajar sólo; tiene que estar unido a Cristo como los sarmientos a la vid (cfr. Jn 15, 5) el Espíritu Santo nos da la valentía  para anunciar a Cristo. Debemos por tanto, orar siempre (cfr. Lc 22,14) para poder hacer efectivamente nuestra labor”, indicó.
“Es una tarea muy noble ya que, representamos a la Iglesia; vamos en salida para fermentar el mundo con el Evangelio”, acotó.
Al finalizar, Roberto Segovia recordó que hay una persona que supo vivir a plenitud esta vocación, que con su vida dio un ejemplo de una entrega total al Señor y que esta mujer, es María Santísima, fue la primera evangelizadora.
Luego citó palabras de San Agustín “para María es más importante su condición de Discípula de Cristo que la de Madre de Cristo, es más dichosa por ser Discípula de Cristo que por ser Madre de Cristo”. María es también llamada “Estrella de la Evangelización”.  Hacia Ella debemos ir para que nos enseñe a ser vida el Evangelio de su Hijo. Si Dios necesitó de Ella ¿cuánto más nosotros? Su único y extraordinario sermón es “hagan lo que Él les diga” (cfr. Jn 2, 5).


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.