lunes, 29 de junio de 2015

¡OBISPO DEL TÁCHIRA! Monseñor Mario Moronta Celebró Bodas de Plata Episcopales



Moronta manifestó de manera eclesial el reconocimiento y afecto al Papa emérito Benedicto XVI y su adhesión y comunión con el Papa Francisco, "el papa de la nueva Evangelización"

Ramón Antonio Pérez
PrensaDSC

San Cristóbal, 29 de junio de 2015.- El sábado 27 de junio la Iglesia del Táchira celebró las Bodas de plata episcopales de monseñor Mario del Valle Moronta Rodríguez, en el Santuario Basílica de Nuestra Señora de la Consolación en Táriba, informó la Oficina de Prensa de la Diócesis de San Cristóbal.

La eucaristía tuvo una duración de dos horas y acompañaron a monseñor Moronta, seis prelados: Ubaldo Ramón Santana Sequera, arzobispo de Maracaibo; Ulises Antonio Gutiérrez Reyes, arzobispo de Ciudad Bolívar; William Enrique Delgado Silva, obispo de Cabimas; Jorge Aníbal Quintero Chacón, obispo de Barcelona; Julio  César Vidal Ortiz, obispo de Cúcuta y Ramiro Díaz Rojas Sánchez, obispo emérito de Machiques.

La nota indica que se contó además con la presencia de 98 sacerdotes, tres diáconos así como de religiosos y religiosas de diversas congregaciones que hacen vida en el territorio del estado Táchira. De igual modo las autoridades civiles y militares acompañaron al Prelado durante la celebración de la Solemne Eucaristía.

La ceremonia litúrgica estuvo a cargo del Seminario Diocesano “Santo Tomás de Aquino” y fieles de diversas parroquias del Táchira participaron y algunas presentaron sus ofrendas al homenajeado.

Al comienzo de la ceremonia se efectuó lectura de la Carta de felicitación enviada por el Papa Francisco a el Obispo Moronta. Seguidamente se realizó la renovación de las promesas episcopales, ante las preguntas efectuadas por el padre José Borelli Arellano, vicario episcopal de la Diócesis.

El Obispo Jorge Aníbal Quintero Chacón, obispo de Barcelona y nativo de Queniquea, fue el encargado de ser el predicador de la eucaristía a petición de monseñor Moronta, y destacó en la misma la amistad, agradecimiento y actitud de servidor del Obispo de San Cristóbal.

Gratitud del Obispo


Antes de finalizar la eucaristía monseñor Mario Moronta se dirigió a los presentes, con un mensaje de gratitud partiendo en la figura de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Monseñor Mario en sus palabras de acción de gracias bendijo a la Santísima Trinidad por intercesión de la Santísima Virgen María a quién él desde niño venera y ama. Bendijo a Dios por el llamado que le ha hecho, dando gracias también por el don de la vida concedido por sus padres Mariano Antonio y Francisca Teresa quienes lo ayudaron a crecer, a madurar en lo humano como espiritual, y bendijo a Dios por sus familiares y amigos.

Bendijo también a Dios por haberlo dejado ser venezolano, aún en medio de las dificultades no se arrepiente de serlo, y lo alaba por Caracas en la que nació, creció y trabajó y como obispo auxiliar.

Exaltó también a la tierra mirandina, por sus hermosos paisajes nublados, cálidas playas y sus infinitos barrios de Petare en las que pudo caminar, y encontró vida de Iglesia y aprendió lo que significa tener olor de oveja. Recordó también Moronta sus años de estudio en la ciudad de Roma.

Manifestó de manera eclesial el reconocimiento y afecto al Papa emérito Benedicto XVI y manifestó la adhesión y comunión con el Papa Francisco, el papa de la nueva evangelización e indicó el agradecimiento por la hermosa carta de felicitación enviada por el Papa con motivo de su aniversario episcopal.

Iglesia a la cual amo y por la cual entrego mi vida


Prosiguió bendiciendo al Táchira, con sus campos llenos de hortalizas y la fe de su gente. En cuanto a la Iglesia de San Cristóbal sentenció: “la amo de verdad y con la ayuda del Espíritu Santo espero seguir siendo el servidor humilde pero decidido, para ejercer en ella mi oficio de enseñar, pastorear y santificar”.

Añadió que es una Iglesia heredera de un rico pasado lleno de fe, religiosidad y obras evangelizadoras, Iglesia que gracias a los cuatro obispos anteriores, ha sabido siempre apostar al futuro en la fidelidad a Dios y vive apasionadamente su vocación evangelizadora en el hoy de Dios con un proyecto pastoral fruto del II Sínodo Diocesano”.

Enumeró Moronta que la Iglesia de San Cristóbal tiene obras al servicio de todos: el seminario, la universidad católica del Táchira, los ancianatos y colegios parroquiales, el diario católico y la radio natividad, el Codilai y ahora la Casa Sacerdotal Ars.

Una importante mención hizo Monseñor del presbiterio de San Cristóbal, próvidos cooperadores y los que definió como una de las mayores riquezas de este Táchira bonito.

Terminó diciendo que él conoce casi todos los lugares del Táchira e imploró la bendición y compañía de María del Táchira Nuestra Señora de la Consolación y de su Hijo el Cristo amoroso del rosto sereno de la Grita.

Otras celebraciones

Con motivo de las bodas de plata episcopales de monseñor Mario Moronta, en varios lugares se han venido efectuando celebraciones en honor al Obispo diocesano, pero se destaca que en el día de ayer viernes 27 de junio se realizó en el auditorio del Seminario Diocesano “Santo Tomás de Aquino” de Palmira, en las horas de la tarde, un Acto Cultural por esta ocasión.

Se contó con la presencia de los familiares de monseñor Moronta, amigos, congregaciones religiosas femeninas y masculinas, autoridades militares y gubernamentales, alcaldes, directiva de Asogata, y de parte de los obispos monseñor Ulises Gutiérrez, monseñor Ubaldo Santana.


El encuentro inició con una Cena de Gala y posteriormente se efectuó  presentación de diferentes orquestas sinfónicas y estudiantinas de Puente Real, Seminario Menor y municipio Cárdenas. Hizo también su presentación musical la Orden de los Agustinos Recoletos, los Mercedarios de la Orden de Nuestra Señora de la Merced, y el teatro a cargo de la casa de formación sacerdotal “San Juan Pablo II”. El personal de AVEC, ofreció un baile y el seminario diocesano un video para recordar aspectos de la vida de Moronta.



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.