domingo, 24 de mayo de 2015

¡MISA EN ACCIÓN DE GRACIAS POR EL NUEVO BEATO! - Cardenal Urosa: “Monseñor Romero fue asesinado porque defendía al pueblo”



Iglesia de Venezuela festejó la beatificación del Beato y Mártir de El Salvador, y pide a Dios que su vida sea un ejemplo en la defensa de los derechos humanos entre los venezolanos

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolico

Caracas, 24 de mayo de 2015.- Tomando como ejemplo la vida del Beato Oscar Arnulfo Romero, el cardenal Jorge Urosa Urosa Savino, invitó “a pedirle a Dios que todos los venezolanos defendamos siempre los derechos humanos, y que cada uno de nosotros recuerde que no puede haber paz sin justicia, sin misericordia y sin caridad”.

Sus palabras fueron pronunciadas al culminar la misa que en acción de gracias, y simultánea a la realizada en El Salvador por la beatificación de Monseñor Romero, presidió este 23 de mayo, en la iglesia Don Bosco de Altamira, en Caracas.

“Estamos unidos a la Iglesia católica de América Latina, y sobre todo a la de El Salvador que está de fiesta por la glorificación de este gran arzobispo que fue el Beato Monseñor Oscar Romero”, dijo el arzobispo de Caracas.

La celebración contó con la presencia del Nuncio Apostólico Monseñor Aldo Giordano, quien tuvo a su cargo la homilía. Además, asistieron Monseñor Fernando Castro Aguayo, obispo auxiliar de Caracas y los obispos eméritos: Nicolás Bermúdez y Ovidio Pérez Morales quien llegó a ser amigo del beato Romero. Resaltó la presencia de los sacerdotes salesianos y parte del clero caraqueño, religiosas y seminaristas.

El cardenal Urosa describió al nuevo Beato como un ejemplo de virtud, amor a Dios y a la humanidad, y un defensor de los derechos humanos. “Fue asesinado porque con su palabra él defendía al pueblo de El Salvador que estaba siendo oprimido, y muchos habían sido asesinados vilmente por la gente que estaba en ese momento en el poder”.

“Se trata aquí de un ejemplo de la fortaleza, de la valentía, de la grandeza del corazón que tenía Monseñor Oscar Romero, y para nosotros es un ejemplo a seguir”, dijo.

Nuncio: “Hermoso regalo para la Iglesia en América Latina y el mundo”


Por su parte, Monseñor Aldo Giordano, expresó que “con gran alegría estamos unidos a la Iglesia y pueblo de El Salvador por la beatificación del querido obispo mártir, Monseñor Oscar Romero, un protagonista de nuestra historia”.

Recordó el triste episodio del 24 de marzo de 1980, cuando el arzobispo de San Salvador murió asesinado mientras celebraba la santa misa vespertina. “Fue un hombre de Dios, testigo de Cristo crucificado. Como Cristo dio la vida por sus amigos”, dijo.

Gobierno saludó a la Iglesia


La fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz y la ministra de relaciones interiores y justicia, Delcy Rodríguez, asistieron a la misa en nombre del gobierno nacional, acompañando en todo momento al embajador de El Salvador, Carlos Calles. También asistieron representantes del cuerpo diplomático acreditado en el país.


Carlos Calles destacó que la beatificación es un reconocimiento a la vida y obra de Monseñor Romero. “Estuvo dedicado a trabajar por la defensa de los desposeídos, trabajar por la instalación de la justicia y la dignidad convirtiéndose en la voz y en un mártir por amor a los pobres”, dijo el embajador salvadoreño.

Calles valoró de manera positiva el trabajo de la Iglesia venezolana para llevar a cabo esta actividad en Caracas. “Nosotros hemos estado trabajado codo a codo con el señor Cardenal Urosa y con el Nuncio Apostólico para celebrar esta ceremonia”, acotó.



Al final de la eucaristía, un grupo de niños del colegio “Monseñor Romero” de Caracas, interpretaron: “Un canto de paz a Monseñor Romero”, recibiendo un fuerte aplauso. Igualmente, miembros del gobierno nacional y embajadores, presentaron saludos a la Iglesia y compartieron palabras por la elevación a los altares del Beato Oscar Romero.




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.