martes, 26 de mayo de 2015

Cardenal Urosa pidió a los feligreses: “No sucumbir ante el Becerro de Oro”



¡Arquidiócesis de Caracas Celebró Pentecostés 2015!
La Iglesia venezolana también renovó la fe en Jesucristo con celebraciones en todas las arquidiócesis y diócesis del país
Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Fotos Cortesía de María Elena Barrios
Caracas, 26 de mayo de 2015.- “Hay un mal que es gravísimo en el mundo moderno que es la idolatría de lo material: la adoración del Becerro de Oro. El mundo occidental se inclina muchísimo hacia esto (…) necesitamos que el Señor nos envíe el Espíritu Santo para que nos libre de esa tentación del dinero, del vil metal”.
Fueron las palabras del Cardenal Jorge Urosa Savino durante la eucaristía que presidió este 24 de mayo, en la parroquia “Sagrada Familia de Nazaret” y “San José María Escrivá de Balaguer”, en La Tahona, con motivo de la festividad de Pentecostés 2015.

“Hoy celebramos el envío del Espíritu Santo sobre los Apóstoles, reunidos con María Santísima en el Cenáculo. En la sagrada Liturgia, Jesucristo Nuestro Señor renueva para la Iglesia de hoy el misterio de Pentecostés. Aquella efusión del Espíritu Santo que había comunicado a sus apóstoles el domingo de Pascua, la renovó y manifestó visiblemente el Señor en la fiesta judía de Pentecostés”.

Durante la celebración estuvieron presentes el obispo auxiliar de Caracas Monseñor Fernando Castro Aguayo, Monseñor Nicolás Bermúdez, obispo emérito; el párroco del lugar, padre Noel Franceschi, y los rectores de los seminarios “Santa Rosa de Lima” y “Redemptoris Mater”, presbíteros Francisco Morales y César Hernández, respectivamente; además de José Antonio Sabino, superior de los Padres Eudistas en Venezuela, además de numerosos seminaristas y religiosas.

“El efecto fue sorprendente” - dijo - “aquellos hombres que estaban todavía encerrados en sí mismos, llenos de temor, comprendieron plenamente el mensaje de Jesús, y comenzaron de inmediato a anunciar al mundo entero las maravillas del Reino de Dios, el gozo de la salvación, el perdón de los pecados, el advenimiento de un mundo nuevo”.

Agregó que esta solemnidad de la Iglesia es celebrada en el mundo entero, y en ella, “el Señor renueva para nosotros la acción del Espíritu Santo para que vivamos según el Espíritu de Dios, que es el espíritu del amor, de la luz, de la paz, de la salvación y de la felicidad”. Igualmente recordó que en Venezuela, la iglesia celebra Pentecostés conjuntamente con el “Día del Seminario”, para fortalecer los espacios donde reciben formación los futuros sacerdotes, indicó el arzobispo.

Hostilidad al cristianismo y a la Iglesia católica


“El Espíritu Santo es el que anima la vida en la Iglesia, y no cabe dudas que en los tiempos difíciles que vivimos en el mundo entero, necesitamos de la acción intensa del Espíritu de Dios sobre toda la Iglesia”, indicó Urosa.

Denunció que “nuestra época es de gran hostilidad al cristianismo, no solamente en los países del Medio Oriente donde los islamistas radicales arremeten y quieren asesinar a los cristianos”, sino también en Europa y en Norteamérica. “Hay una hostilidad cada vez mayor al cristianismo y en particular  a la Iglesia católica”, acentuó el arzobispo.

Tenemos que vivir según el Espíritu, que es vivir a plenitud la vida de Jesucristo”, dijo a los seminaristas presentes, mensaje con alcance al resto de la feligresía. Finalmente expresó que “la Iglesia en Venezuela necesita sacerdotes santos, semejantes al Obispo de San Salvador”, Monseñor  Oscar Arnulfo Romero, quien fue beatificado el 23 de mayo, siendo propuesto como modelo para toda la Iglesia en América latina y el mundo, dijo.

Seminaristas admitidos a las Sagradas Órdenes


Durante esta ceremonia el Arzobispo de Caracas autorizó la admisión de dos seminaristas: Ángel Boscán Corona y Esneiro José Reverón González, como candidatos a las órdenes sagradas, en la que se comprometieron a vivir en línea de lo que pide el Evangelio.

VIGILIA EN EL SEMINARIO. La noche del sábado una vigilia fue organizada en las instalaciones del Seminario “Santa Rosa de Lima”, de El Hatillo, al que asistió casi un millar de personas para orar, cantar y celebrar la “Venida del Espíritu Santo” sobre la Iglesia.

A esta actividad asistieron sacerdotes, seminaristas y feligreses, repasando con alegría y mucha fe, el momento en que se encontraban orando los apóstoles junto a la Virgen María y recibieron la infusión del Espíritu Santo. El capítulo 2 del libro Hechos de los Apóstoles narra este importante episodio de la naciente iglesia.

“Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en el mismo lugar. De pronto, vino del cielo un ruido, semejante a una fuerte ráfaga de viento, que resonó en toda la casa donde se encontraban. Entonces vieron aparecer unas lenguas como de fuego, que descendieron por separado sobre cada uno de ellos. Todos quedaron llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en distintas lenguas, según el Espíritu les permitía expresarse”.

***************
Iglesia merideña celebró Pentecostés con fe y alegría


Este domingo 24 de mayo la iglesia merideña estuvo de fiesta, pues feligreses, seminaristas y clero de la entidad se dieron cita en la Basílica Menor de Mérida, para celebrar el Día de Seminario y el primer aniversario de la entronización de la réplica de la imagen de “La Chinita”, todo esto, en el marco de la Solemnidad de Pentecostés.

Una nota de prensa emanada de la Arquidiócesis de Mérida, reseña que durante la celebración, Monseñor Juan de Dios Peña, quien presidió la Eucaristía expresó “El día de Pentecostés nos recuerda nuestro nacimiento en el Espíritu, el nacimiento de la Iglesia que es Santa, Católica y Apostólica y que es una sola, porque en el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en un mismo lugar en oración, una oración que hizo posible que todos se llenaran del Espíritu Santo y recibieran la Gracia de la Santidad”.



Informó Monseñor Peña, que la celebración de la llegada del Espíritu Santo y del Día del Seminario, incluyó entre otras actividades, la Vigilia de Pentecostés el sábado 23 en el Seminario San Buenaventura, y la Eucaristía del domingo que contó con la presencia de representantes del seminario menor, el seminario mayor y gran cantidad de feligreses que acompañaron todas las celebraciones.

Aniversario de entronización de La Chinita


Entre los motivos para celebrar, destacó el primer aniversario de la entronización de réplica de la sagrada imagen de la Virgen de Chiquinquirá a la Catedral de Mérida, para la que se contó con la visita desde Maracaibo, de los “Servidores de María” y el “Joyero de la Virgen”, quienes rindieron los honores a la virgen durante esta celebración e invitaron a los merideños a sumarse y ser parte de ellos para servir a “La Chinita” en Mérida.

Consagración episcopal


De igual forma, durante la eucaristía, el seminarista Andy Parra, recibió el Ministerio del Acolitado, para ser el colaborador en la Diócesis de El Vigía – San Carlos del Zulia, junto al nuevo Obispo Juan de Dios Peña, quien recibirá su Consagración Episcopal el próximo sábado 4 de Julio en la Catedral de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, acto en el que se espera contar con la compañía de toda la comunidad.

***********
Arquidiócesis de Maracaibo celebró Vigilia de Pentecostés


En la alegría de ser cristianos y llenos del espíritu santo, el pasado sábado 23 de mayo la zona pastoral 4 de la arquidiócesis de Maracaibo se reunió en la parroquia Santísimo Sacramento en Las Lomas como pueblo santo de Dios para celebrar la Vigilia de Pentecostés, acontecimiento que la iglesia católica celebra con júbilo, pues en este momento el Padre regala ese maravilloso Espíritu, que junto a los 7 dones fortalece e impulsa a seguir firmes en la fe.

En la vigilia se hicieron presentes los sacerdotes, diáconos, seminaristas y laicos de las parroquias de la Resurrección del Señor, Nuestro Señor Jesucristo Rey, Santísimo Sacramento, Jesús Buen Pastor, Nuestra Señora de la Paz, Nuestra Señora de Coromoto, Santa Mónica, Santa Inés, San Isidro Labrador y San pablo Apóstol. En un momento de silencio se recordó al Padre Ángel Leonardo Villalobos, quien siendo párroco de Santísimo Sacramento partió a la Casa del Padre y desde allí celebra las Bodas del Cordero.

Jesús de la Divina Misericordia


Siendo fieles al llamado del Señor a través de Santa Faustina y como de manera sorpresiva el papa San Juan Pablo Segundo, el 30 de abril del año 2000, en la canonización de Santa Faustina, “Apóstol de la Divina Misericordia”, instituyó oficialmente la Fiesta de la Divina Misericordia a celebrarse todos los años en esa misma fecha: Domingo siguiente a la Pascua de Resurrección.

Luego de su Homilía, el Papa anunció «En todo el mundo, el segundo Domingo de Pascua recibirá el nombre de Domingo de la Divina Misericordia. Una invitación perenne para el mundo cristiano a afrontar, con confianza en la benevolencia divina, las dificultades y las pruebas que esperan al género humano en los años venideros».


Por ello la Fundación María Camino a Jesús en Maracaibo, cada año organiza la caminata de la misericordia, la cual por tradición recorría 1.5 Kilómetros, saliendo desde la iglesia La Consolación hasta la Basílica Nuestra de Chiquinquirá. Sin embargo, este año se modificó su ruta y se amplió a 4.1 kilómetros con motivo de celebrarse 30 años de la visita de Su Santidad Juan Pablo II, quien tocó por vez primera tierras zulianas en el antiguo aeropuerto de Grano de Oro, hoy terrenos que le pertenecen a la Universidad del Zulia.

Durante el recorrido, miles de fieles del Zulia y varias regiones de Venezuela, así como de otros países se congregaron para festejar la Gran Fiesta de la Misericordia y culminar la noche con la santa eucaristía presidida por el Arzobispo de Maracaibo, Monseñor Ubaldo Santana. 


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.