lunes, 4 de mayo de 2015

Adriana D´Elia y Thais Oquendo, compartieron saludos durante fiesta de la Santa Cruz de Pacairigua




¡Sin complejo alguno!, estas rivales políticas se saludaron e intercambiaron presentes, causando grata sensación entre los guatireños

Una demostración de respeto y tolerancia experimentaron los feligreses de Guatire este 3 de mayo, durante las fiestas en honor a la Santa Cruz de Pacairigua, cuando la secretaria de gobierno del estado Miranda, Adriana D´Elia y la alcaldesa Thais Oquendo, se saludaron cordialmente durante la misa solemne presidida por Monseñor Gustavo García Naranjo.

Ocurrió durante el momento de la paz. D´Elia, quien también es aspirante a una curul de la Asamblea Nacional por el circuito Guarenas – Guatire - Caucaguita, se acercó a la hilera de bancos donde estaba la alcaldesa Oquendo, y le dio un abrazo de paz, tal vez un hecho cotidiano para quienes asisten con regularidad las misas; pero no para quienes la confrontación política ha alejado, incluso, en las ceremonias religiosas.


Ambas dirigentes políticas intercambiaron breves palabras de manera muy educada y cordial. Adriana también saludó al diputado Miguel Benavides y a otros diputados y concejales pesuvistas que flanqueaban, cual primer anillo, a la alcaldesa de Guatire.

Fue un momento de mucha expectativa, porque ocurrió de manera inesperada. En años anteriores, algunos allegados al gobierno central intentaron agredir al Gobernador Henrique Capriles Radonski durante una de estas celebraciones en Guatire. En esta ocasión, Adriana asistió en nombre del gobernador, y tras percibir que era un momento ideal para acercarse a la mandataria local, actuó en consecuencia.

Luego del abrazo Thais Oquendo retribuyó el gesto de Adriana D´Elia, obsequiándole un presente. Además, ocurrió algo impensable: las dirigentes políticas posaron sonrientes para las cámaras, dejando una buena sensación en el ambiente.

Pero como si las sorpresas nunca terminarían, más tarde, cada una de estas damas se apostó al lado de la mesa que portaba la Santa Cruz y la llevaron sobre sus hombros por el pasillo central de la Iglesia parroquial, a la vista de los feligreses. Sin dudas, una demostración de que los venezolanos sí pueden hacer muchas cosas juntos.



Es hora de que los dirigentes políticos encuentren maneras de hablar e intercambiar propuestas de trabajo por el bienestar de todos los ciudadanos, sin mezquindades de color político.  


Bastaría un saludo de paz como lo hizo Adriana D´Elia, y una grata disponibilidad, como lo entendió la alcaldesa Thais Oquendo, para encontrar esos caminos que por muchos años parecen perdidos.



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.