domingo, 1 de febrero de 2015

Nuncio Apostólico llamó a “no tener miedo ni dudar de Dios”, durante visita a Mérida



Para recordar los treinta años de la Visita de San Juan Pablo II a Mérida, Monseñor Aldo Giordano compartió varios días de una labor pastoral en “la que se desbordó la fe”; pero, sectores intolerantes allegados al gobierno, atacaron algunos templos con bombas molotov y colocaron pintas con la inscripción: “Nuncio Traidor”.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Mérida, 01 de febrero de 2015.-Una vez más, los feligreses de los pueblos Andinos demuestran respeto, fe y apego a la iglesia católica, durante la visita del Nuncio Apostólico, y el Arzobispo Metropolitano de Mérida”, reportó desde la oficina de prensa de la Arquidiócesis, Yenifer Escalona; sin embargo, simultáneamente también se habían generado acciones vandálicas en contra de la Iglesia católica en la zona y del propio Nuncio ya que durante la visita pastoral, algunos templos sufrieron ataques incendiarios y aparecieron varias pintas llamándolo “Nuncio Traidor”.

LO BUENO.- La visita pastoral del Nuncio Apostólico, se realizó con éxito.


Según reportes de Yenifer Espinoza, Monseñor Aldo Giordano, siempre estuvo acompañado de su secretario Monseñor Roberto Campesi, y del arzobispo de Mérida, Monseñor Baltazar Porras, además de los integrantes del clero merideño. A la parroquia de Jají, en el municipio Campo Elías, llegó jueves 29 de enero, dice un boletín de prensa.

Los canticos, oraciones, presentes, abrazos y hasta llanto de emoción, fueron las vivencias que se lleva Monseñor Giordano en su corazón, para trasmitirlas al Papa Francisco, pues el Prelado en compañía de las autoridades eclesiásticas merideñas, visitaron más de 5 comunidades aledañas a Jají, donde las muestras de fe se hicieron sentir por todo lo alto, por parte de los feligreses, en especial los niños.

Sector Las Cruces.- La bienvenida del representante del Papa, inició desde el sector Las Cruces, donde fue recibido al son de los tambores de los integrantes de la Banda de los vasallos de San Benito de Palermo, cientos de feligreses que aplaudían y cantaban con gran emoción; para dar comienzo a un bello homenaje al visitante de honor, quien camino con los feligreses, hasta la tarima donde se dirigió a los presentes.

yo estoy aquí para demostrarle el afecto del Papa Francisco, yo tengo gran alegría y honor de representarlo, a él quien envía un saludos de paz, reconciliación, esperanza y alegría; (…) el Papa Francisco espera que los creyentes, los cristianos vivan de alegría a pesar de las lágrimas que conocemos, él no quiere que vivamos con cara de funeral, la bendición del papa Francisco, que Dios les bendiga”, fueron las palabras del Nuncio.


Sector Capáz.- "Finalizada la actividad en el sector Las Cruces, Monseñor Giordano, Monseñor Porras y Monseñor Torres, dirigieron una larga caravana por más de 5 horas para llegar a la población de Capaz, saludando y compartiendo con los feligreses que ofrecieron bellos y significativos altares a orillas de la carretera; mostrando así, las costumbres religiosas de cada sector".

Pasadas las 12 de la noche, luego de un sinfín de paradas por el camino, a cielo abierto en el sector Capaz, el representante del Papa Francisco, oficializó una hermosa Eucaristía, en honor a San Benito de Palermo y San Isidro Labrador, concelebrada por el Arzobispo de Mérida e integrantes del Clero merideño.

Monseñor Porras, al iniciar la Eucaristía, agradeció a los feligreses, quienes esperaron por 5 horas con entusiasmo la visita Pastoral, primera efectuada con tan importante figura eclesiástica.

“Esta ya es una misa de gallos, gracias a todos por esperar, Dios les siga bendiciendo, sabemos que esta espera se debe a su fe en nuestro señor Jesucristo, me llena de alegría al ver tantas familias aquí reunidas para escuchar la palabra de Dios, celebrando a dos santos tan importantes dentro de nuestra Iglesia”, indicó el Arzobispo de Mérida.

Por su parte, el Nuncio Apostólico de Venezuela, también agradeció la larga espera y paciencia, “El Papa Francisco invitó a la Iglesia a salir a visitar las periferias del mundo entero, y hoy estoy aquí trayendo su mensaje de fe, paz y esperanza, hoy pedimos por su amada Venezuela, pero también por otros países que realmente están pasando terribles momentos, el venezolano, con gran fe puede encontrar el camino hacia el entendimiento”, resaltó Monseñor Giordano.

Así mismo, insistió en la importancia de la oración en familia, la comunión, el no dudar de Jesucristo que dio la vida por el mundo entero, “Yo les invito a no tener miedo, ni mucho menos en dudar de Dios, mientras estemos con Dios no debemos tener miedo, San Benito se dejó guiar por la palabra de Dios, él descubrió el camino hacia Jesucristo a través de San Francisco de Asís y logró su liberación, él nunca dudó de Dios”.

Paradura en Capaz.- Una larga agenda tuvieron los representantes de la iglesia merideña, pues al culminar la Eucaristía, se dirigieron a participar en una paradura, en una vivienda del sector, lugar donde Monseñor Giordano, por primera vez presencia el bello momento de la parada del Niño Jesús.

El presbítero de la población de Jají, Jhon Emmir Dugarte, le explicó que dicha actividad era una muestra de fe que año tras año, las familias de los andes venezolanos efectúan a fin de rememorar el nacimiento del Niño Dios. 

Recordemos que él debe nacer también en nuestros corazones, llenándonos de bendiciones, buenas acciones y renovando nuestro estilo de vida, si así lo ameritamos, el Niño Dios es sabio y nos guiara hacia el camino del Jesucristo que murió por nosotros en la cruz”, explicó el párroco.

Parroquia Jají.- El viernes, a media mañana, luego de visitar varias comunidades, con la parroquia San Miguel Arcángel de Jají, desbordada de fe y emoción los feligreses, escucharon atentos la celebración de la Eucaristía celebrada por Monseñor Giordano, en honor a San Juan Bosco.


Durante la celebración, el Nuncio agradeció una vez más tantas muestras de cariño, asegurando que el calor de la gente de los pueblos andinos visitados lo hicieron sentir un emeritense más, asegurando que cada bella vivencia se la hará saber al máximo líder de la iglesia, Papa Francisco.

Finalmente, el párroco de Jají, agradeció a Dios por la hermosa visita del representante del Papa a la tierra bendecida por Dios, indicó que presbítero que toda la comunidad en general se aboco a colaborar para organizar dicha actividad que llenó de júbilo durante dos días a estas poblaciones de fe.

“Esta visita nos llena de alegría es primera vez que recibimos estas especial visita, por eso le doy gracias a Dios y a la Virgen, Monseñor Aldo, quiero reconocer el evangelio de la alergia, lo leí del Papa Francisco y eso lo veo en ustedes, pues veo como usted y Monseñor Porras, se han bajado a recibir la caricia de los niños y el calor de la comunidad sin miedo, gracias por venir a esa tierra bendecida por Dios”.

LO MALO.- La intolerancia religiosa de parte de sectores del gobierno.


La denuncia la realizó el ex gobernador del estado Mérida y actual diputado a la Asamblea Nacional William Dávila. “No podemos permitir la intolerancia religiosa”, dijo en una nota enviada a los medios. 

Ahora bien, ¿por qué dijo esto el diputado? Porque el viernes 29 de enero, varias iglesias del estado Mérida fueron rayadas con pintas en contra del Nuncio Apostólico, Aldo Giordano, quien visitó la entidad durante la semana.

“Desde el miércoles he estado acompañando al Nuncio Aldo Giordano en los actos que ha venido a cumplir en Mérida, como por ejemplo, el realizado con motivo de los 30 años de la visita del Papa Juan Pablo II. Este es un Nuncio que le molesta al régimen, porque es sencillo y va a donde está la gente humilde. Es primera vez que una autoridad de la Iglesia de esta categoría visita la parroquia Jají del municipio Campo Elias y Las Cruces. Allí estuvo con comunidades agrícolas, compartió con la gente de una zona productora de hortalizas y leche”, precisó Dávila.

El Parlamentario expresó que, por encima de cualquier cosa, el Nuncio promueve la paz y el diálogo y eso le molesta a Maduro, “quien hace todo lo contrario”.

El propio gobernador Ramírez recibió a Aldo Giordano, por ello es inconcebible que deje pasar esta situación sin fijar posición. No podemos permitir la intolerancia religiosa y el irrespeto a la fe de la mayoría de los merideños, que es católica” El dirigente opositor aseveró que defiende a la Iglesia y a sus autoridades porque esta ha sido factor coadyuvante en el progreso en todos los aspectos de la vida merideña.

“Solo un régimen que profesa el odio, la intolerancia y la violencia puede amparar estas agresiones que deben ser rechazadas por todos, aún más cuando hace poco sucedió un acto terrorista como el practicado contra el semanario Charlie Hebdo en París y cuando se están cumpliendo 70 años del Holocausto, lo cual nos recuerda que el fundamentalismo deriva en persecución racial y religiosa”.
El Diputado finalizó afirmando que esto que sucedió en la entidad andina es muy grave y demuestra que en Venezuela “estamos sobre un barril de pólvora, pues no hay un deseo de paz, reconciliación y diálogo por parte del régimen”.

LO FEO:- Intentaron involucrar a sectores de la oposición.


Basta constatar las gráficas publicadas en la Red Social Twitter para constatar que los templos tenían pintas alusivas a la Liberación de Leopoldo López, un preso de conciencia del gobierno de Nicolás Maduro, pero con los mismos tipos de letra y color, también defenestraban del Embajador de El Vaticano en Venezuela.

Aunque todavía no se puede precisar quien hizo ambas pintas en los templos, es evidente que quien las hizo, quiso involucrar a los oponentes del gobierno para achacarles la culpa.


De modo que una investigación por parte de las autoridades es importante para que esto se aclare, según lo pide Dávila. “Yo le exijo al Gobernador una investigación y que además las autoridades correspondientes apliquen la Ley a los que lanzaron molotovs y pintaron iglesias como la del Llano o Milla, que amanecieron en la mañana de hoy (viernes) rayadas y con vestigios de artefactos explosivos que les lanzaron”.

Durante todo el recorrido de un lugar a otro, se podían apreciar bellos altares, en honor al enviado del Papa, como muestra de fe y afecto. 
Fotos Cortesía de Ramón Pico.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.