martes, 28 de octubre de 2014

Cardenal Urosa denuncia maltrato a presos políticos y pide respeto a la vida en Venezuela



El Doctor José Gregorio Hernández “fue un hombre que entregó su existencia al respeto de la vida y la salud”, dijo durante los festejos por los 150 años de su natalicio.

@GuardianCatolic
Más fotos en Facebook

Caracas, 28 de octubre de 2014.- El Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Urosa Savino, hizo un llamado a las autoridades de Venezuela para que respeten a los presos políticos de este país, mencionando entre otros al dirigente del partido Voluntad Popular Leopoldo López, a los alcaldes Enzo Scarano y Daniel Ceballos, y al comisario Salvatore Lucchese, quienes están detenidos en el recinto penitenciario de Ramo Verde en Los Teques, “acusados sin mayor fundamento, sometidos a juicios indebidos, sin el debido proceso, a maltratos en la cárcel y amenazados de traslado a quién sabe dónde”.

El llamado de Urosa se produjo este domingo 26 de octubre cuando Venezuela celebró los 150 años del natalicio del Doctor José Gregorio Hernández, a quien consideran un santo en este país, y están a la espera de un milagro para su beatificación.

En estos momentos cuando estamos ante la figura de una personalidad tan grande como el Doctor Hernández, que enaltece lo que son los valores de la humanidad, nosotros tenemos que tener también ese respeto por las personas que puedan ser adversarias políticas de alguien”, dijo. “En este caso, yo pienso en el señor Leopoldo López, en los alcaldes Enzo Scarano, Daniel Ceballos y el señor Lucchese, etcétera, que están presos allá en Ramo Verde, y ahora amenazados de traslado a quién sabe dónde”, fueron sus palabras al culminar la misa solemne que presidió en Caracas.

“Yo creo que es importante que se atienda la realidad de los hechos. Ellos están siendo acusados sin mayor fundamento (…) sometidos a juicios indebidos, sin el debido proceso; y luego, a maltratos en la cárcel. Eso no se puede permitir. De manera que yo hago un llamado a que esa situación se corrija y se busque realmente la justicia en el caso de esas personas”, agregó el Primado católico de Venezuela.



Durante su homilía titulada: “¡Sigamos el ejemplo  de José Gregorio!”, denunció la corrupción, la descomposición social y moral proponiendo como modelo para superar esa situación al ‘Médico de los pobres’ nacido en Isnotú, estado Trujillo, el 26 de octubre de 1864. “En nuestros días se ha generalizado la corrupción, fruto de la codicia, es decir la ambición por obtener dinero fácil, sin importar la ley moral, ni la justicia, ni la honradez (…) el católico no puede ser ladrón, que es la forma correcta llamar al corrupto, al que estafa a la Nación, que es como estafar al pueblo y, especialmente a los pobres; al que hace negocios sucios, al que cobra sin trabajar, al que aumenta los precios indebidamente aprovechándose de los demás”, dijo Urosa.

Alertó sobre la ola de asesinatos de ciudadanos en Venezuela, cuyas cifras para el año 2013 se ubicaron en más de 24 mil, y que en 2014 ha sumado a varias personalidades públicas, del mundo político, artístico y estudiantes universitarios. “Tampoco podemos ir por el camino de la violencia asesina, que se está  manifestando en nuestros tiempos en los últimos meses, con una crueldad nunca antes vista en Venezuela: asesinatos para robar cualquier cosa y en cualquier lugar y hora, crímenes salvajes, gente torturada, cuerpos descuartizados, ataques violentos a bebés y niños, muertes por encargo, sin importar la  vida de los demás. Todos esos son crímenes y pecados horrendos que claman al cielo, y yo como Arzobispo de Caracas, y todos mis hermanos Obispos de Venezuela, los rechazamos absolutamente”.

Más adelante agregó: “Hemos de orar intensamente por el cese de la violencia, por la conversión de los delincuentes, y también porque los Poderes del Estado nos garanticen a todos el derecho a la vida y  nuestra seguridad personal y patrimonial”. Sobre este tema expresó a los periodistas: “Eso tiene que cesar. Nosotros  tenemos que promover una cultura de la vida y del respeto a  la persona humana. El Doctor Hernández fue un hombre que entregó su existencia al respeto de la vida y la salud”.


Aunque la población considera santo al Doctor José Gregorio, para que sea reconocido oficialmente como un santo de altar, es necesaria la declaración de la Iglesia, explicó. “En 1986 San Juan Pablo II reconoció y proclamó la heroicidad, es decir, la excelencia de sus virtudes humanas y cristianas. Pero para su beatificación hace falta que se compruebe que Dios haya realizado un auténtico milagro por intercesión de José Gregorio (…) Milagro es algo que supera absolutamente las fuerzas de la naturaleza”.


Es de hacer notar que Nicolás Maduro expresó en Twitter lo siguiente: “Hoy celebramos los 150 años del Santo del Pueblo José Gregorio Hernández, envíanos tus Bendiciones de Salud y Vida”. Sin embargo, a pesar de que en La Candelaria se le agradeció al gobierno nacional por su apoyo en la reparación de algunos templos con motivo de los festejos por los 150 años del natalicio del “Médico de los pobres”, no se conoció de la asistencia oficial a las actividades de Caracas e Isnotú.





VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.