viernes, 16 de mayo de 2014

Concluye Cuarto Encuentro de Comunicación para Obispos del Cono Sur



El Cuarto Seminario de Comunicación para Obispos fue organizado por el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales (PCSS). Las anteriores ediciones fueron realizadas en Cuba (una vez) y en Brasil (dos ocasiones). Próximamente habrá una edición para obispos de la región bolivariana.

Ramón Antonio Pérez
Fotos de: InterMirifica

Buenos Aires, 16 de Mayo de 2014.- “Con una fraternal puesta en común entre los participantes, concluyó este 15 de mayo, el Seminario para Obispos del Cono Sur denominado: 'La comunicación al servicio de una auténtica cultura del encuentro', desarrollado desde el lunes 12 en el Centro Loyola, en el Colegio Máximo de San Miguel de Buenos Aires”, informó el padre Ariel Beramendi miembro del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales.

El sacerdote destacó en su misiva a los medios que, como cierre de las tres intensas jornadas de trabajo, los más de 30 obispos provenientes de Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, Ecuador y Guatemala visitaron la última tarde del Seminario la Basílica de Luján, donde concelebraron la Santa Misa, presidida por Monseñor Claudio María Celli, Presidente del PCSS.

En su homilía, Monseñor Celli se refirió a la peregrinación de los Obispos ante la patrona argentina para cerrar el seminario, y repasó distintas imágenes de la Virgen María que pueden servir para la reflexión de los Obispos sobre la Comunicación.

Monseñor Celli se refirió a María como la Virgen de la Escucha, Virgen del encuentro, y también Virgen del Silencio. En ese sentido, recordó el mensaje de Benedicto XVI sobre la importancia del silencio y palabra en el camino de evangelización.

También reconoció a María “como Virgen de la comunión y Virgen misionera”. Además del reconocimiento a María como modelo con estas imágenes, Monseñor Celli recordó especialmente al Cardenal Eduardo Francisco Pironio, de quien fue amigo personal, y cuyos restos descansan en una capilla de la Basílica.
Además del intenso trabajo durante las sesiones con clases teóricas y prácticas, encabezadas por académicos y profesionales de Chile, Argentina, España, Guatemala y Ecuador, reinó entre los asistentes un fraterno clima de comunión.

El encuentro fue organizado por el CELAM y Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales tuvo lugar en el Centro Loyola del Colegio Máximo, en San Miguel, lugar en el que el Papa Francisco pasó 12 años, de 1973 a 1979 como Provincial, y de 1980 a 1986 como Rector de este lugar.

Iglesia comunicadora desde y hacia la comunión
(Reporte del Padre Ariel Beramendi)


En la tercera jornada del Seminario, el miércoles 14, Monseñor Álvaro Ramazzini, obispo de Huehuetenango, Guatemala, presentó una reflexión sobre Eclesiología de Comunión. En su exposición, planteó que la comunión no significa un sentimiento impreciso, sino una realidad orgánica que exige una forma jurídica y está animada por el amor. Se trata de comunión afectiva y efectiva.
             
Citando la carta apostólica de san Juan Pablo II Nuovo Millenio Ineunte, monseñor Ramazzini recordó que la espiritualidad de la comunión anima (da un alma) a la estructura institucional de la Iglesia. Y en este sentido afirmó que vale la pena preguntarse si ha prevalecido más bien la espiritualidad de la comunión o la estructura jurídica.

“Cada uno de nosotros tiene una forma personal de comunicarse que, a la vez, revela un modelo de Iglesia. Necesitamos hacer un discernimiento comunitario sobre la Iglesia que queremos ser”, afirmó.

Tras enumerar las principales dificultades y riesgos que esto conlleva, el obispo guatemalteco sostuvo que vivir el discipulado misionero desde una eclesiología de comunión es un desafío permanente para los obispos. Tras un diálogo en plenario sobre esta temática, los obispos profundizaron su reflexión en grupos, en torno a la eclesiología de comunión.

Posteriormente, el secretario ejecutivo del Departamento de Comunicación del Episcopado argentino, padre Jorge Oesterheld, retomó su reflexión sobre Pastoral de Comunicación. Repasando las posibles actitudes y roles de los diversos actores de la Iglesia en el escenario mediático, tecnológico y de redes, el sacerdote hizo hincapié en que el Papa nos invita a una cultura del encuentro en una sociedad donde ya se está generando, a través de una red de redes, esta misma cultura del encuentro.

En un interesante diálogo con los obispos y recogiendo aportes de charlas de otros expositores, el vocero de la Conferencia Episcopal argentina se refirió a la complejidad que reviste la exposición ante los medios y destacó la relevancia que en este contexto tienen la empatía y la disposición personal hacia el encuentro con otros.

Cultura RIIAL, red de comunicación y comunicación 

Durante la sesión vespertina del miércoles se reflexionó sobre la RIIAL (Red informática de la Iglesia en América Latina). El director del Centro RIIAL Nuestra Señora de Guadalupe, Daniel Cabaña, presentó esta red, promovida por el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales (PCCS) y el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) que está al servicio de toda la Iglesia en el continente. “RIIAL es la red propia de la Iglesia”, subrayó.

Recordó los pilares de la RIIAL: llegar a los últimos, con prioridad hacia los más necesitados; la mesa común, es decir el dinamismo de ofrecer y recibir; la ecuación necesidad-servicio; y traje a la medida, que implica discernimiento tecnológico y subsidiariedad. También enumeró los diversos servicios que RIIAL presta desde su origen a fines de los ’80.

Posteriormente el padre José Luis Quijano, rector del Instituto superior de Catequesis argentino (ISCA) se refirió a las experiencias comunicativas que dicha institución ha liderado. Específicamente mencionó el programa televisivo “Los Navegantes 3.0”, que Quijano conduce junto padre Juan María Gallardo. Este espacio busca ofrecer contenidos valiosos descubiertos en Internet: sitios, aplicaciones, videos, películas, presentaciones y enlaces de interés católicos.

El padre Quijano invitó a los obispos a “habitar” su espacio comunicacional, como un espacio de evangelización real en Internet. El desafío, planteó, es compartir los recursos y tejer una red solidaria para enriquecer nuestro servicio en las plataformas virtuales.

Finalmente se expuso la iniciativa Pastoral Digital, que se ha presentado a la Conferencia Episcopal Argentina para contribuir a la pastoral de la Iglesia desde la cultura digital. Entre otros servicios, ofrece una base de datos de sacramentos unificada y compartida.

Junto a la Madre del encuentro y la comunión

Posteriormente los obispos, junto a los organizadores y facilitadores del Seminario, se trasladaron hasta el santuario de Nuestra Señora de Luján, donde los obispos celebraron la eucaristía, presidida por Mons. Claudio María Celli, Presidente del PCCS.

En su homilía,  monseñor Celli afirmó que hemos de aprender de la Virgen María lo que significa comunicar en la Iglesia. “Es la Virgen de la silencio, de la escucha, del encuentro y de la comunión”, subrayó. Al concluir la eucaristía los obispos tuvieron un momento de oración junto a la cripta donde descansa el cardenal argentino Eduardo Pironio.

La jornada concluyó con una cena en el restorán L’eau de vie, en Luján, un establecimiento de cocina francesa tradicional atendido por laicas consagradas Misioneras de la Inmaculada, procedentes de África.

El día jueves, la eucaristía matutina con laudes fue presidida por Mons. Adalberto Martínez, obispo castrense de Paraguay y presidente del Departamento de Comunicación y Prensa del CELAM.

En la sesión plenaria de la mañana, y conclusiva del Seminario, Mons. Claudio María Celli agradeció a los obispos por su presencia en este encuentro y por el activo interés que han manifestado durante el Taller. Al mismo tiempo, les recomendó dar espacios a los más jóvenes en sus proyectos comunicativos diocesanos y les invitó a tener siempre presente a los últimos y a los que están lejos. “Nuestra comunicación es ir a la búsqueda, ir al encuentro”, insitió el presidente del PCCS.

Mons. Adalberto Martínez agradeció de un modo especial a la Conferencia Episcopal argentina y a quienes integran el departamento de Comunicaciones por el esfuerzo desplegado en el apoyo del Seminario.


El Seminario concluyó con testimonios de los obispos respecto de los ecos que ha tenido en cada uno de ellos el presente Seminario.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.