sábado, 7 de septiembre de 2013

Cardenal Urosa clamó por la paz de Siria y Venezuela


Jornada Mundial de Ayuno y Oración por la Paz
“El seguimiento de Jesucristo contiene la obligación de amar a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos. (…) la guerra llama a la guerra, la violencia llama a la violencia”, dijo el Arzobispo de Caracas, durante la eucaristía que presidió en la Basílica Santa Teresa.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Caracas, 07 de septiembre de 2013.- “El que ama a Dios está necesariamente llamado a amar a sus hermanos, es decir, a buscar siempre el bien con los demás, evitar ofender y dañar a cualquier persona, eliminar la violencia, desterrar el odio, y rechazar absolutamente la guerra. Dicho de otra manera: los cristianos están llamados siempre a procurar la paz”.

De esta manera se expresó el Cardenal Jorge Urosa Savino, durante una eucaristía que presidió este sábado 7, en la Basílica “Santa Teresa” de Caracas, como parte de la jornada mundial de ayuno y oración para pedir por la paz en Siria, convocada por el Papa Francisco el pasado primero de septiembre.

Durante la celebración, el Arzobispo de Caracas estuvo acompañado por el recién nombrado Secretario de Estado del Vaticano, Monseñor Pietro Parolín, quien cumple sus días como Nuncio Apostólico en Venezuela, además del párroco Monseñor Adán Ramírez Ortiz y otros sacerdotes.

Destacó que la Iglesia Católica en Venezuela siempre está a favor de la paz. “Los obispos de Caracas y de toda Venezuela exhortamos a los fieles ofrecer los sacrificios y plegarias por la paz de Siria, así como nuestras realizar plegarias por la paz de  Venezuela entristecida de tantas muertes violentas, y del mundo entero”, dijo.


Urosa recordó las motivaciones de Francisco para este llamado a la paz, al que se sumaron los feligreses cristianos y musulmanes y otras confesiones. “La guerra llama a la guerra, la violencia llama a la violencia”, dijo.  

También expresó que “el Santo Padre rechaza absolutamente el uso de armas químicas en cualquier situación,  pero también rechaza el ataque armado para solucionar el conflicto y cree en el dialogo para poner fin a esta situación en Siria”.

Iglesia es promotora de paz en Venezuela

Durante su conversación con los periodistas el Cardenal Urosa fue enfático en señalar que el llamado a la paz también involucra a la realidad que viven los venezolanos. “Los que detentan el poder tienen un mayor compromiso de trabajar por la paz en Venezuela”, dijo, y en tal sentido pidió se detuviera "la violencia contra los niños, contra los indigentes, contra la mujer, contra ciudadanos de cualquier tipo, incluso funcionarios de seguridad del Estado".

También mencionó el caso de Víctor Manuel García, “que dio declaraciones el 12 de abril, lo vienen a imputar cuando ya una Ley de Amnistía había cubierto esos delitos, o en todo caso debería ser juzgado en libertad”.

Denunció además el caso del periodista Leocenis García que “está siendo juzgado y ahora el expediente está en reserva y los abogados no saben de qué lo están acusando”, expresó.

“Eso es violencia política, esa agresividad (...) la que se practica por el mal uso de las leyes contra las personas a las que no se le somete a un debido proceso”, denunció.

Trabajo en favor del desarme

El Purpurado habló del desarme de la población civil en todo el país y manifestó su repudio contra los asesinatos de indigentes en la avenida Baralt y el cometido por  una madre en contra de su hijo en fechas recientes.

“En la Iglesia estamos colaborando con el tema del desarme de la población civil y ya se han hecho varias reuniones, pero tienen que darse pasos y acciones concretas. Nosotros como sacerdotes simplemente somos promotores y facilitadores del desarme; no se trata que vamos a recibir armas sino que eso lo harán las autoridades o quienes ellos designen y nosotros estamos motivando que esto ocurra”.

Durante la eucaristía el Cardenal felicitó al nuevo Secretario de Estado del Vaticano, Monseñor Pietro Parolín; y al mismo tiempo, agradeció a Dios en sus oraciones por el movimiento de apostolado seglar la Legión de María que en esta fecha arribó a 62 años de trabajo en Venezuela. 



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.