viernes, 5 de julio de 2013

MONS. ADÁN RAMÍREZ: “La Humildad es la Puerta de la Fe”





La Ruta de la Fe en el Corazón de Caracas 

Contempló una Hora Santa en la Catedral Metropolitana que dirigió el presbítero Juan Carlos Silva; luego caminaron hasta el templo San Francisco donde el padre Numa Molina dirigió una catequesis basada en los testimonios de la Madre San José, Madre Candelaria y José Gregorio Hernández, entre otros cristianos.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Monseñor Adán Ramírez Ortíz -
Párroco de la Basilica Santa Teresa
Caracas
Caracas, 05 de julio de 2013.- “La humildad y la sencillez es la puerta de la fe y la sabiduría. En el Evangelio encontramos un pasaje que nos dice que Jesús no pudo realizar signos entre los suyos porque les faltaba la fe. Por eso, también nosotros necesitamos pedir con humildad, como los apóstoles: Señor, auméntanos la Fe”.

Con estas palabras, el párroco de la Basílica Santa Teresa, Monseñor Adán Ramírez Ortíz, centró sus enseñanzas durante la celebración eucarística que presidió en este templo el pasado 29 de junio, como parte de una peregrinación organizada por el Arciprestazgo de Catedral denominada: “La Ruta de la Fe en el Corazón de Caracas”.

Explicó en su homilía que esta actividad se realizó en el marco del Año de la Fe que fue convocado por el Papa Emérito Benedicto XVI, en ocasión de los cincuenta años de la apertura del Concilio Vaticano II, “acontecimiento de gracia”, y que “supuso una profunda renovación de la vida de la Iglesia”, explicó a los peregrinos.

“Es la hora de la misión…”
Padre Juan Carlos Silva, exponiendo el Santísimo Sacramento en la catedral de Caracas.


El sacerdote destacó en su mensaje los propósitos de la peregrinación realizada para las comunidades parroquiales del centro de Caracas.

“El primero es releer personal y comunitariamente los textos conciliares con la madurez y la experiencia que han aportado estos cincuenta años de camino, con la seguridad de que descubriremos nuevas luces y un nuevo impulso para una perenne purificación y renovación de nuestra Iglesia, y así encontrar un nuevo ardor y un nuevo impulso para la misión que se nos ha encomendado”, dijo.

La peregrinación arrancó desde la Catedral Metropolitana de Caracas. 
Acotó que “la humildad y la sencillez es la puerta de la fe y la sabiduría”. Y en ese sentido precisó que en el Evangelio de Mateo hay un pasaje que habla de la imposibilidad de Jesús poder hacer signos entre los suyos porque les faltaba fe. “También nosotros necesitamos pedir con humildad como los apóstoles: Señor, auméntanos la fe, derríbanos de nuestros orgullos y autosuficiencias. Danos los ojos de niños y el corazón de los sencillos para poder contemplarte presente entre nosotros”.


El segundo propósito en relación al Año de la Fe es testimoniar la caridad, explicó recordando a Benedicto XVI en el documento Porta fidei. “Intensificar el servicio a todos, de modo particular a los más necesitados, a los que sufren por tantas causas, a los que no conocen a Dios, a quienes no encuentran sentido a la existencia”, dijo con una gran emoción Monseñor Adán Ramírez, siendo retribuido con aplausos por la feligresía que llenó la Basílica Santa Teresa.

Consideró que para la Iglesia es la hora de la misión. “Toda nuestra pastoral debe ser evangelizadora y misionera”, dijo de manera enfática. Citando al Papa Francisco, llamó a evitar una iglesia “autoreferencial”, es decir: “mirarse a sí misma, estar encorvada a si misma (…) una especie de narcisismo que nos conduce a la mundanidad espiritual”.

La tercera intención, apuntó, es “proclamar en las celebraciones litúrgicas esta síntesis de la fe que es el Credo y a profundizar en su contenido, en las reuniones de formación, en las familias y comunidades”. Declaró que el Credo no ha perdido su vigencia. “Para vivir, confesar, celebrar y transmitir la fe, la Iglesia se ha servido de instrumentos pedagógicos que no han perdido su validez y utilidad”.

Habló de ser testigos de Jesucristo “en el aquí y ahora de nuestra existencia”, y tuvo espacio para motivar el uso correcto de los nuevos espacios y medios para la evangelización. “Las redes sociales son como una plaza pública y abierta en las que las personas comparten ideas, informaciones, opiniones y donde además nacen nuevas relaciones y formas de comunidad pública”.

El Padre Numa Molina destaca las virtudes de José Gregorio Hernández en el Templo San Francisco de Caracas
Finalmente agradeció a todos los feligreses y sacerdotes por su participación en la peregrinación llamando ser como San Pablo y San Pedro: “testigos de lo que hemos visto y escuchado”. La Ruta de la Fe en el Corazón de Caracas, permitió que los feligreses preparados lucraran la indulgencia plenaria de este Año de la Fe.



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.