lunes, 18 de marzo de 2013

Petare con templo restaurado para la Semana Santa



 IGLESIA DULCE NOMBRE DE JESÚS
Adriana D’ Elia y alcalde Carlos Ocariz, entregaron el templo totalmente restaurado, el cual es catalogado como uno de los monumentos históricos nacionales más antiguos e ícono arquitectónico del país.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Petare, 18 de marzo de 2013.- A pocos días de la Semana Santa, el Gobierno de Miranda conjuntamente con la Alcaldía del Municipio Sucre, abrió las puertas de la Iglesia Dulce Nombre de Jesús, ubicada en el casco colonial de Petare, luego haber sido sometida por más de un año a trabajos de refracción.

La ceremonia religiosa que sirvió de marco a esta reinauguración de la Iglesia en Petare, fue presidida por el Obispo Auxiliar de Caracas, Monseñor Fernando Castro Aguayo, quien estuvo acompañado por los presbíteros Armelín de Sousa (párroco) y dos sacerdotes adscritos a la Iglesia en esta zona.

Monseñor Castro, en nombre de la Arquidiócesis de Caracas, agradeció los trabajos de restauración en este emblemático templo, lo cual facilitará que las actividades de la Semana Mayor puedan celebrarse de la mejor manera posible, según la programación establecida.

La Iglesia de Petare, como se le conoce a la Parroquia “Dulce Nombre de Jesús”, fue fundada en 1604. Durante los trabajos se encontraron restos de familiares del Cardenal Jorge Urosa Savino, y del Mariscal Antonio José de Sucre, que fueron enterrados en este tradicional templo.

La encargada del Gobierno de Miranda, Adriana D’ Elia, aseguró que el proyecto de restauración cumplió con todas las pautas establecidas por el Instituto de Patrimonio Cultural (IPC), con el fin de mantener su arquitectura original como merece esta iglesia.
“Para cumplir con esa meta, levantamos antes un estudio planimétrico que permitió diagnosticar el avanzado deterioro del templo católico. El mismo incluyó investigadores y patólogos para hacer un trabajo de restauración como corresponde”.  

Dijo que el proyecto que tuvo como fin eliminar las filtraciones y el deterioro incluyó la sustitución de tejas y drenajes del techo, rediseño y renovación del sistema eléctrico, sellados de grietas y fisuras en las paredes, pintura, limpieza de las baldosas de mármol y campanario, reforzamiento de la iluminación interna y externa y fumigación.

D’Elia señaló que esta edificación religiosa además cuenta con importantes retablos, imágenes, pinturas, murales y orfebrerías que también fueron tratados para mantenerlos en el tiempo, y que la convierten en una verdadera riqueza artística y arquitectónica de Venezuela, y detalló que para la ejecución de los trabajos, el Ejecutivo regional hizo una inversión de 10 millones de bolívares fuertes.

“Otras de las labores que ejecutamos en esta iglesia declarada Monumento Histórico Nacional en 1960, fue la rehabilitación del sanitario de la sacristía, impermeabilización del techo, restauración de las losas del piso que se encontraban en mal estado y la sustitución de los pisos exteriores”, dijo.

Por su parte, el alcalde del municipio Sucre, Carlos Ocariz, aseguró que hoy es un día de mucha alegría para todos los devotos de la Iglesia Católica, debido a que se está entregando este templo catalogado como una obra de arte y más antiguo de la Gran Caracas. Acotó que esta iglesia es una de las que recibe mayor cantidad de feligreses de la región, 400 mil personas al año.

“Esta edificación la estamos entregando antes de Semana Santa para que todos los feligreses puedan disfrutar de unos espacios totalmente renovados. Durante estas fechas estaremos realizando todas los actos religiosos como es el Domingo de Ramos,  la Procesión del Nazareno, el viacrucis y la eucaristía por Domingo de Resurrección”.





VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.