martes, 17 de abril de 2012

Arquidiócesis de Caracas festejó a Jesús de la Divina Misericordia



La estación del Metro en el antiguo Parque del Este, fue el lugar escogido para concentrar durante el sábado 14 a los integrantes de una caravana de buses que recorrió varios puntos de la ciudad; mientras que el domingo 15, el gimnasio “Papá Carrillo” albergó a la Comunidad Carismática Los Samaritanos. Pero las fiestas a esta devoción se extendieron por las parroquias de la Iglesia Católica en Caracas.  

Caracas, 17 de abril de 2012.- La Arquidiócesis de Caracas celebró en distintas parroquias y espacios públicos de la ciudad, la fiesta de Jesús de la Divina Misericordia, recordando además con diversas actividades a Santa Faustina Kowalska, promotora de esta devoción que con aval de la Iglesia Católica, desde el 15 de abril de 1978, se ha expandido por todo el mundo como uno de los ejercicios religiosos más acentuados.

El Padre Arsenio Gutiérrez bendice y envía a los asistentes a predicar la Buena Nueva.

Actividades hubo muchas. Una de las más importantes la realizó el Apostolado de la Divina Misericordia de la Arquidiócesis de Caracas. Este movimiento que tiene vida propia  en más de ochenta parroquias católicas, por sexta vez realizó una caravana que recorrió diversos sectores de la ciudad, llevando la motivación y difusión de la devoción, según explicó Gervis González, responsable arquidiocesano.
La estación del Metro en el “Parque Generalísimo Francisco de Miranda”, antiguamente conocido como Parque del Este, fue el lugar que concentró a los integrantes de la caravana luego que recorrieron varios puntos de la ciudad.
El padre Douglas Rafael Buenaño, bendijo y envió al grupo de la Divina Misericordia de la parroquia “Nuestra Señora de la Encarnación, de El Valle, como responsables del apostolado.
Los autobuses estaban repletos de fieles devotos procedentes de los cuatro puntos cardinales de Caracas; adornados con globos y pancartas alusivas a Jesús de la Divina Misericordia, también llevaban niños, jóvenes y adultos rezando y cantándole a Dios.

Al frente de la caravana estaba una camioneta roja procedente de la Parroquia “Nuestra Señora de la Encarnación”  , de El Valle, con un sonido controlado por Manuel Figueroa, que alertaba a los demás vehículos y transeúntes acerca de esta fiesta.
Lluvia providencial
Desde Parque del Este se enrumbaron por la avenida Francisco de Miranda, y tras cruzar el municipio Chacao la caravana llegó a Chacaíto. A pesar de que la lluvia había tomado lugar en el espacio acondicionado para los rezos, cantos y mensajes, las actividades se llevaron a cabo dentro del Centro Comercial Único, lo cual fue considerado providencial por parte de los asistentes.
Junto a Gervis González se encontraban los sacerdotes Camilo Pérez, de la Iglesia de Belo Campo; Arsenio Gutiérrez, de Nuestra Señora de la Chiquinquirá; y el diacono Permanente Eduardo Jiménez, proveniente de Carapita.
En el Centro Comercial el lugar se hizo propicio para que los devotos de Jesús de la Divina Misericordia entregaran volantes y compartieran momentos de oración y predicación con los visitantes y comensales de los restaurantes de comida rápida.
“La Divina Misericordia es un atributo de Dios, el más importante de todos, principalmente en la práctica para nosotros que somos pecadores. Necesitamos agarrarnos a la Divina Misericordia porque, más que una devoción e incluso un apostolado, es un atributo de Dios que se ha derramado en estos tiempos como una tabla de salvación para los hombres”, decía el padre Gutiérrez.
El religioso capuchino franciscano explicó que se en esta fecha se estaban celebrando “también Santa Faustina, una santa polaca que tuvo la revelación, y que tiene 74 años de fallecida”.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.