jueves, 10 de noviembre de 2011

Laicos de Venezuela realizan foro sobre “Humanización de la Vida”


La Red Provida que impulsa el Consejo Nacional de Laicos de Venezuela, espera que con este tipo de eventos se pueda motivar a muchos laicos católicos y de otras religiones a multiplicar los esfuerzos, a fin de lograr que el país acoja la vida en todos los ámbitos de la sociedad.
Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Caracas, 10 de noviembre de 2011.- “Las interacciones moleculares y los intercambios celulares que se establecen entre el hijo y la madre durante la gestación, crean una íntima convivencia de dos vidas, desde los primeros días de existencia del ser vivo”.

De esta manera lo expresó la doctora Teresa Gómez, durante la exposición Vínculo del apego materno – filial durante el embarazo, dictada el 5 de noviembre en el auditorio del Centro Médico de Caracas, como parte de las actividades que organizan la naciente Red Pro Vida y el Consejo Nacional de Laicos de Venezuela.

Humanización de la Vida
La charla de la doctora Gómez fue la primera de tres intervenciones en este foro denominado “Humanización de la vida”. La profesional de la medicina ilustró sobre un “intercambio celular rejuvenecedor del cuerpo materno denominado ‘Microquimerismo maternal’, según el cual, la mujer guarda en cada embarazo células madre fetales, entre 2 y 6 células por mililitro de sangre materna”.
Precisó que “existen datos de participación de esas células, por ejemplo, en la reparación del corazón de madres con cardiopatías”.

La segunda intervención fue sobre Los posibles efectos psicológicos del aborto. Estuvo a cargo de la licenciada Noiralih Cardozo Acosta, quien resaltó el impacto psico-social del aborto. Precisó que “el aborto genera desvalorización de la vida; desvalorización de la persona y utilización de la misma a conveniencia; criminalización de los niños; desesperanza colectiva y anulación del incentivo para madurar y crecer, así como mayor resentimiento”.

Durante su exposición, Cardozo Acosta, destacó las palabras de Philip C. Nay, en relación a la existencia de los “efectos ecológicos del aborto”. Indicó que en los países con un crecimiento poblacional negativo ni las leyes que restringen el aborto ni las que ofrecen incentivos económicos para los nacimientos han logrado revertir las tendencias… De igual manera, afirmó que “desde un punto de vista ecológico es como si hubiéramos debilitado un mecanismo importante de preservación de la especie y la tendencia puede no ser reversible”, dijo.

En la tercera y última intervención, el doctor Luis José Itriago, habló de las Actitudes ante la muerte, cuidados paliativos. Expresó que la vida humana es el fundamento de todos los bienes, fuente y condición indispensable de toda actividad humana y de toda convivencia social. Expresó que “somos administradores de nuestra propia vida, pero no somos sus propietarios”. Así como no podemos decidir el comienzo de nuestra propia vida, tampoco nos es lícito determinar su final (la muerte).

La dignidad  no  depende de la calidad

En la nota de prensa divulgada por el Consejo Nacional de Laicos de Venezuela, los integrantes de la Red Pro Vida exponen que “el trato de los más débiles y/o indefensos, permite entender el nivel de humanización de una sociedad”. 

Sostienen que “la dignidad del ser humano no depende de las circunstancias en que fue concebido, o en las que se encuentre durante, o al final de su ciclo vital, de su mayor o menor perfección, o del nivel de madurez y conciencia que tenga, mucho menos de algo tan subjetivo como lo que ahora se denomina calidad de vida”.

La dignidad del ser humano está en su esencia, en el mismo hecho de existir, de ser, independientemente de su condición física o psicológica. Este concepto tan básico y crucial, hasta tan obvio, está siendo cuestionado y vulnerado constantemente en la actualidad. Por ello, en el Consejo Nacional de Laicos de Venezuela ha considerado una prioridad impulsar la Red Provida de Venezuela, donde un grupo de personas, ha acogido el llamado con entusiasmo y sacrificio.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.